web analytics
Jueves , 21 Septiembre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » Z for Zachariah un triángulo amoroso apocalíptico
Z for Zachariah un triángulo amoroso apocalíptico

Z for Zachariah un triángulo amoroso apocalíptico

Liliana Martínez-Scarpellini
LOS ANGELES /DPA

Del festival de cine de Sundance suelen salir títulos interesantes que las distribuidoras compran para combatir el fenómeno de las franquicias y las secuelas en cartelera: “Z for Zachariah” es uno de ellos, viagra con un interesante triángulo de actores con ínfulas existencialistas.

La cinta del director Craig Zobel está basada en la novela homónima de Robert O’Brien y cuenta la historia de un apocalipsis, aunque sin los efectos especiales ni la destrucción que tanto atrae las masas hacia los cines últimamente.

Pero todo tiene una raíz más profunda, al narrar la historia de una joven, Ann Burden (Margot Robbie) que parece haberse quedado literalmente sola en el mundo, después del desastre que acaba con la civilización, hasta que se encuentra con un científico afroamericano (Chiwetel Ejiofor), con quien entabla una relación íntima y personal.

ZLa suya pasa a ser una existencia armónica y muy rural, ambos viviendo felices en pequeño pueblo en medio de la nada, en una especie de paraíso de Adán y Eva. Hasta que aparece una tercera persona (Chris Pine), un hombre misterioso que se interpone entre ambos y que plantea un complicado triángulo amoroso.

El resultado es un intenso drama que bien podría haber ocurrido en cualquier otro ámbito pero que adquiere una dimensión especial por tratarse de un escenario postapocalíptico.

Lo interesante además es que el personaje interpretado por Pine parece ser un hombre con apariencia de bondad que en realidad esconde aviesas intenciones: las de competir la única chica que queda viva sobre la Tierra tras el holocausto nuclear.

Y entre esa delgada línea romántica y de supervivencia se mueve Zobel, con los inevitables matices del racismo y la discriminación presentes en una cinta rodada enteramente en Nueva Zelanda, pese a que la historia parece estar ambientada en Estados Unidos, lo que puede confundir al espectador.

Zobel es consciente de ser un privilegiado por haber logrado un gran reparto compuesto por talentos como Ejiofor, que estuvo a punto de lograr un Oscar por “12 Years a Slave”, y por una estrella en puertas, Robbie, que ha logrado cautivar a millones de espectadores con sus papeles en Hollywood hasta la fecha.

Su aparición en “The Wolf of Wall Street” (2013) supuso un enorme empujón para su carrera en el papel de la impresionante rubia que seduce a Leonardo DiCaprio. De hecho, antes de trabajar con Martin Scorsese, esta australiana de 25 años había trabajado en tan solo tres películas y ninguna de envergadura.  Después de eso, Hollywood se le ha echado encima con seis propuestas, incluyendo una que anda en marcha en estos momentos, “Suicide Squad”. Con esta cinta en particular, Robbie ha conseguido demostrar que es mucho más que un físico poderoso, dejando constancia de su madurez y sus tablas durante toda la película.

“Creo que todo este fenómeno es una locura”, indicó la actriz durante el festival de cine de Sundance, donde la película causó buena impresión y logró venderse para su distribución. “No sé por qué me está pasando todo esto a mí, pero voy a tratar de aprovecharlo al máximo”.

En cuanto a Ejiofor, el británico está tratado de sacarle partido a su paso por los Oscar y a los proyectos que tiene por delante. Sobre este último, asegura que se sintió atraído por el trabajo de Zobel y por la historia. “La idea de los tres solos explorando las interacciones de relaciones humanas, sin ir más lejos, me sedujo mucho”, indicó.

Y en eso parece radicar la fuerza de este largometraje, una buena historia y mucho talento delante de las cámaras para irle dando carpetazo al verano.

A %d blogueros les gusta esto: