web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Viviendo la “Misión Milagro”: herencia de Castro y Chávez
Viviendo la “Misión Milagro”: herencia de Castro y Chávez

Viviendo la “Misión Milagro”: herencia de Castro y Chávez

Carlos Girón S.

(Caracas). Hay que vivirla, cialis sale estar adentro, ask compartiendo día a día con los cientos de hombres y mujeres que se han amparado y siguen amparando bajo el manto de este noble y humanitario programa, prostate “Misión Milagro”, que lleva más de dos lustros brindando los cuidados médicos necesarios y de atención hospitalaria a esos cientos de personas para ser atendidas con cirugías de ojos con cataratas o pterigiones.

La embajadora en nuestro país de la República Bolivariana de Venezuela, Nora Uribe Trujillo, se apersona al aeropuerto a saludar y despedir en su viaje a Venezuela a las casi 100 personas que transportará un avión estatal  venezolano a ese noble país.

A la llegada a Venezuela, es el propio Vicepresidente de la República, Jorge Arriaza y su esposa, Rosa Virginia Chávez (querida hija del siempre bien recordado Comandante Hugo Chávez, y a la vez presidente de la Organización Misión Milagro), quienes dan en el aeropuerto la bienvenida a los pacientes, pues van en busca de salud visual. Arriaza pronuncia un discurso haciendo un poco de historia sobre los antecedentes de Misión Milagro que surgió por un acuerdo que suscribieron en La Habana los dos comandantes, Fidel Castro y Hugo Chávez.

Fue un 30 de octubre del año 2002, apenas año y medio después de haber triunfado la Revolución Bolivariana en Venezuela, que Castro y Chávez firmaron el Acuerdo de Cooperación Cuba-Venezuela, fruto del  interés de los dos líderes por consolidar un proyecto que permitiera integrar a ambas naciones en un frente común contra las desigualdades, la exclusión y la pobreza que reinaban en Venezuela… eso a pesar de sus grandes reservas del oro negro, gas natural y otros recursos valiosos.

Al amparo de ese acuerdo, millones de casos en salud han sido atendidos; miles los latinoamericanos que han recuperado la visión y otros miles de latinoamericanos se forman y se han formado a la fecha como médicos en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). El Salvador, como los demás países de la región, incluido el Caribe, es uno de los beneficiados tanto de la Misión Milagro como de la ELAM, de cuya escuela se encuentran trabajando en centros médicos nacionales muchos médicos graduados en la misma, en Cuba.

EN LA TUMBA DE HUGO CHÁVEZ. El grupo de salva- doreños que viajó con Misión Milagro rindió tributo  a  la memoria del recordado comandante Hugo Chávez, desfi- lando alrededor de su tumba, en Caracas. Al fondo,  la imagen del Libertador Simón Bolívar.

EN LA TUMBA DE HUGO CHÁVEZ. El grupo de salva-
doreños que viajó con Misión Milagro rindió tributo a la
memoria del recordado comandante Hugo Chávez, desfi-
lando alrededor de su tumba, en Caracas. Al fondo, la imagen del Libertador Simón Bolívar.

Generosa mano que Trasciende el Atlántico

El vicepresidente Arriaza expuso en su discurso que a esa fecha un total de más de 17 mil 500 personas de  países latinoamericanos habían sido atendidos y recuperado el sentido de la visión gracias a este programa. Agregó un dato impresionante: que desde el año 2002, cuando nació la organización al año 2014, el total de pacientes de otros países allende el Atlántico llega a los 3.5 millones. Entre esos países está Palestina.

Todo eso muestra la envergadura que ha alcanzado el programa de  Misión Milagro, pero, sobre todo, la generosidad y amor hacia la humanidad del pueblo venezolano y los gobiernos bajo Hugo Chávez y actualmente Nicolás Maduro.

Generosidad y bondad representa igualmente el envío reciente a la Franja de Gaza en Palestina, de un avión Hércules C-104, de la Aviación Militar Bolivariana,  llevando, no armas, sino casi un centenar de toneladas de ayuda humanitaria consistente en alimentos, agua potable, medicamentos, carpas y muchos otros productos.

Y bien. Retomando el hilo, a la llegada del contingente de personas que vengo describiendo, luego del discurso del Vicepresidente, un conjunto folklórico de jóvenes salvadoreñas baila al compás de música de nuestro país así como de Venezuela, dándole gran animación y alegría a los visitantes. Terminado este acto, la recepción es en otro lugar donde también hay música y cantantes y una deliciosa cena.

Esto ha sido la cálida y amable recepción para los pacientes que a continuación son llevados directamente a los hospitales, en Caracas, y Vargas (estado venezolano), donde serán atendidos con las cirugías oftalmológicas. No más llegar, los pacientes son dotados de un kit conteniendo jabón de baño, shampoo, crema dental, desodorante, rasuradora. Pronto también comienzan a ser preparados de la manera más minuciosa con los exámenes previos a la operación quirúrgica, esto además de los que ya se les han hecho en nuestro país antes de viajar.

“Amén” en los labios de los servidores en el hospital

Mientras llega el momento de las operaciones, los pacientes son objeto de increíbles atenciones tanto del personal médico y de enfermeras, como de los empleados del servicio, llevando los alimentos a las horas indicadas, sin fallar, debiendo destacarse la calidad excelente de las viandas, acompañadas de jugos naturales de las más deliciosas frutas. En el ínterin, entre comida y comida, se reparten refrigerios no menos apetitosos.

Para ajuste, el solícito cuidado de los hipertensos y diabéticos, llevándoles a la hora el respectivo medicamento para que se conserven bien. Agréguese a ello el magnífico servicio de lavandería a diario, atendido igualmente por amables muchachas y señoras, quienes siempre responden “Amén” cuando se les agradece y se les dice “que Dios se lo pague”. Uno de periodista, curioso y observador de por sí, repara en todos esos detalles, que constituyen vivencias, experiencias y aprendizajes únicos de gran valor para la vida de las personas.

Las cirugías oculares las realizan médicos, hombres y mujeres, igualmente amables y generosos que tratan con especial delicadeza a las personas, preparándolas mental y psicológicamente para que pasen sin mayor aprieto ni ansiedad el momento de la intervención. Estas operaciones se practican en salas de un hospital como el militar que es reputado como uno de los mejores de Latinoamérica por la dotación de equipos médicos de alta tecnología, pero sobre todo por la calidad del personal médico y de servicio que labora en él.

Como cierre de cada uno de estos actos de generosidad y bondad del pueblo venezolano, los grupos atendidos son llevados a un montículo en los alrededores de Caracas donde está la tumba de Hugo Chávez. En el recorrido se aprecian por doquier inscripciones en paredes y muros con lemas de reconocimiento y gratitud para el desaparecido comandante, quien emprendió la Revolución Bolivariana que ha traído grandes y numerosos beneficios a la población más desvalida y necesitada.

Hugo Chávez en el corazón del pueblo venezolano

Diversos son los programas de ayuda social que Hugo Chávez estableció para el pueblo. La gente, al hablar de él tiene frases elogiosas cuya sinceridad se advierte fácilmente. Uno se pregunta si será esta (haberse preocupado tanto por el pueblo) la causa que incita el odio y rencor de no pocos gobiernos y sectores privados extranjeros contra Venezuela, país contra el cual se mantiene una campaña de calumnias presumiendo que el pueblo está descontento de su Gobierno y que quiere botarlo. Los intereses extranjeros que se vieron y sienten afectados y dolidos por las medidas que tomó Hugo Chávez para nacionalizar las riquezas y los recursos naturales de ese rico país, son los instigadores de protestas callejeras pretendiendo crear inestabilidad en el país y el fin de estos gobiernos revolucionarios venezolanos.

Pues bien, al llegar al sitio de la tumba, soldados del ejército lanzan salvas de cañón como homenaje a la memoria del comandante desaparecido. Adentro del edificio-cuartel, otros soldados hacen guardia alrededor de la tumba. El contingente de personas visitantes desfila en torno a la tumba para saludar la memoria de aquel gran bienhechor de la humanidad, por cuya razón ha sido tan vilipendiado y sigue siéndolo.

A %d blogueros les gusta esto: