web analytics
martes , 26 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Vigilia Pascual: la noche en que Cristo vence a la muerte

Vigilia Pascual: la noche en que Cristo vence a la muerte

Alma Vilches

@AlmaCoLatino

La celebración de la Vigilia Pascual en la noche del sábado Santo es la más importante de todas las celebraciones cristianas, porque conmemora la resurrección de Jesucristo.

La Vigilia, que significa pasar “una noche en vela”, cobra un sentido especial en la víspera pascual porque recuerda el pasaje bíblico en el que un grupo de mujeres llegan al sepulcro para terminar de embalsamar a Jesús, pero no encuentran su cuerpo. Luego, un ángel se aparece y les dice: “¿Buscan a Jesús el Nazareno? No está aquí. Ha resucitado. Decidles a sus discípulos que vayan a Galilea y allí lo verán”.

En la Vigilia Pascual se celebra la Resurrección que está adornada por el cumplimiento de todas las profecías y la recuperación vital de la vida de Jesús para no morir jamás.

Durante la Vigilia Pascual se dan tres actos importantes que inician con la Celebración del fuego, donde el sacerdote bendice el fuego y enciende el cirio pascual.
Al iniciar la celebración, el sacerdote apaga todas las luces de la Iglesia, enciende un fuego nuevo y con él prende el cirio pascual, que representa a Jesús. Sobre el cirio marca el año y las letras griegas “Alfa” y “Omega”, que significan que Jesús es el principio y el fin del tiempo y que este año le pertenece.

El sacerdote llevará a cabo la bendición del fuego. Luego, la procesión, en la que se van encendiendo las velas y las luces de la Iglesia, en este acto se entona el Pregón Pascual que es un poema escrito alrededor del año 300 donde se proclama que Jesús es el fuego nuevo.
En él se relata brevemente la historia de la salvación desde la creación, la prueba y caída de Adán, la espera y liberación del pueblo de Israel, hasta la entrega de Jesucristo, quien murió por nuestros pecados y nos lleva a la salvación.
Se da también la liturgia de la Palabra donde se leen siete lecturas, desde la Creación hasta la Resurrección, siendo la lectura del libro del Éxodo la más importante que narra el paso de los israelitas por el Mar Rojo, cuando huían de las tropas egipcias siendo así salvados por Dios, de la misma manera recuerda que Dios, esta noche, nos salva por su Hijo.
El tercer acto es cuando la Iglesia entera renueva sus promesas bautismales renunciando a Satanás, a sus  seducciones y a sus obras, se bendice la pila bautismal o un recipiente en representación y se recita la letanía de los Santos, que nos une en oración con la Iglesia militante y triunfante.
A %d blogueros les gusta esto: