web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Víctimas del franquismo, satisfechas tras declarar ante jueza argentina en Madrid

Víctimas del franquismo, satisfechas tras declarar ante jueza argentina en Madrid

Por Gabriel Rubio-Girón
Madrid/AFP

“Contar todo lo que me ha pasado me alegra mucho”, thumb afirmó este jueves Teresa Álvarez, health tras prestar testimonio sobre las persecuciones sufridas por su familia ante una juez argentina que investiga los crímenes de la dictadura franquista, illness amnistiados en España.

“He contado todo con detalles. No tengo memoria, pero eso lo tengo grabado”, dijo Álvarez, de 93 años, que junto a Faustina Romeral, de 90, relataron sus casos ante la magistrada María Servini de Cubría, que indaga en los crímenes de la guerra civil española (1936-1939) y de la dictadura franquista(1939-1975).

Servini se encuentra desde hace dos semanas en España, donde recogió testimonios en las regiones del País Vasco (norte), Andalucía (sur) y Madrid.

Las asociaciones de víctimas calculan más de 110.000 desapariciones forzosas y hasta 300.000 bebés robados durante el periodo investigado.

La jueza se abstuvo este jueves de cualquier declaración tanto al llegar como al salir de la Audiencia Nacional (principal instancia penal española), donde tomó testimonio a Álvarez y Romeral, acompañada del juez español Fernando Andreu y del fiscal argentino Ramiro González.

“Ambas estaban muy emocionadas, celebraban que fuera la primera vez que podían declarar ante un juez”, dijo a la prensa Carlos Slepoy, uno de los abogados de las dos ancianas.

Encarcelados y desaparecidos

“Quieren que se restituya el buen nombre de estas personas que fueron condenadas en base a acusaciones falsas”, añadió Slepoy.

Romeral relató que “su abuelo fue fusilado, su padre está desaparecido lo mismo que su hermano, y que ella misma estuvo detenida varios años, lo mismo que su madre”, explicó el abogado.

Álvarez, por su parte, contó a la jueza el calvario de su familia, con un hermano desaparecido, otro enviado a un batallón de trabajadores forzados y su padre encarcelado y torturado. Le metieron “la varilla de un paraguas por los oídos y quedó sordo para siempre”, relató.

“La justicia ahora ya no podrá hacer nada porque ya han muerto los culpables”, añadió Álvarez, quien, sin embargo, se mostró convencida de que la investigación argentina servirá para conseguir una reparación “aunque yo no lo vea porque soy muy mayor ya”.

Algo está cambiando

“Esto que ha ocurrido hoy es un avance enorme”, insistió Slepoy, destacando que “los jueces españoles están prestando plena cooperación a la solicitud de auxilio judicial de Argentina”.

“Esto es una pauta de que algo está cambiando, de que nos acercamos cada vez más al momento del fin de la impunidad”, consideró.

La justicia española no ha tratado hasta ahora esas denuncias, escudada en una ley de Amnistía de 1977 que cubrió “todos los actos de intencionalidad política” anteriores a ese año, en un esfuerzo por allanar el camino hacia la democracia.

Esa traba llevó a las asociaciones de víctimas a presentar el caso en Argentina, donde Servini abrió en 2010 una investigación por “delitos de genocidio y/o lesa humanidad” en los años del franquismo y la guerra civil.

En diciembre, un grupo de querellantes viajó a Argentina para testificar ante la magistrada, quien en septiembre pidió que se abriesen los consulados de su país en todo el mundo para recibir denuncias.

También solicitó, en noviembre, la extradición de dos expolicías acusados de torturas, pero la justicia española denegó ese pedido en abril, argumentado que los tormentos que se les imputan no constituyen delitos de lesa humanidad y que prescribieron hace años.

Tras su paso por el juzgado, la magistrada, que tiene previsto abandonar España el sábado, se dirigió al Archivo Histórico Nacional español, después de dictar un exhorto pidiendo la apertura de archivos militares y eclesiásticos.

A %d blogueros les gusta esto: