web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Verdes olivos y población conviven en la celebración del Día del Militar
Verdes olivos y población conviven en la celebración del Día del Militar

Verdes olivos y población conviven en la celebración del Día del Militar

Diario  Co Latino

¿Para qué sirve esta mochila?, drugstore no es mochila, hospital es un paracaídas, los visitantes preguntaban y los soldados vestidos con su uniforme verde olivo respondían con amabilidad.

Todo esto sucedió en la exposición montada por la Fuerza Armada en un centro comercial de Soyapango, como parte de la celebración del día del militar en el marco de las ferias en honor al Divino Salvador del Mundo que concluyeron el miércoles anterior.

La exposición incluyó la exhibición de material histórico de la Fuerza Armada: Viejos fusiles de madera, radios de telecomunicación de mediados del siglo XX, uniformes, cascos utilizados por soldados hace varias décadas.

Una vieja arma de madera conocida como fusil de chispa, constituye una de las reliquias más antiguas de la exposición. Fue utilizado en el siglo XIX, luego de la formación de la república y el ejército salvadoreño.

El viaje por la historia a través de los fusiles continúa con el Mauser de principios del siglo XX,  la carabina M-30 y el G-3 alemán, entre otros utilizado en la “Guerra de las Cien Horas” con Honduras, hasta principios del conflicto armado de los años 1980, cuando fue sustituido por el más liviano M-16 americano, según explicaron.

Cientos de personas llegaron al stand que hizo la Fuerza Armada donde expusieron de diferentes instrumentos militares. Foto Diario Co Latino/Jorge Rivera.

Cientos de personas llegaron al stand que hizo la Fuerza Armada donde expusieron de diferentes instrumentos militares. Foto Diario Co Latino/Jorge Rivera.

¿Cuánto pesa esta arma? preguntó otra de las personas que recorrieron la exposición y contestó el soldado encargado de la sección Grupo de Operaciones Especiales, “sin cargador 15 libras, con cargador 22”

En un extremo de la exposición un grupo de jóvenes con uniformes de fatiga color azul cantan canciones de rock en español de bandas como Soda Estéreo, Café Tacuba, Los Enanitos Verdes o Ricardo Arjona.

“Este año me dijeron que empezara a cantar con ellos”, expresa el vocalista Edwin Cardenas, quien pertenece al grupo musical Aerobanda.

La banda musical, integrada por jóvenes  de la Escuela Técnica de Aviación, no deja de causar curiosidad entre los visitantes que se paran a escucharlos mientras saborean cualquier tipo de golosinas.

Mientras se escucha la canción “La planta” del grupo Caos, en la voz del estudiante de aviación Edwin Cárdenas, varios curiosos observan un enorme proyectil plateado en forma de papaya, con pequeños orificios circulares en la parte de adelante.

Estos equipos lanza granadas pueden ser empotrados en aviones de combate y helicópteros. Durante la guerra civil 1980-1992, fueron utilizados en zonas de combate. Cada proyectil se activa a través de un circuito eléctrico, le explicaron al público.

“La idea es dar a conocer a la población civil parte de las armas y equipo que se utiliza para entrenamiento”, manifestó el teniente de fragata Luis Hernández Quintanilla.

Josefina Torres Ulloa, de 58 años, mostró su curiosidad por los equipos de comunicaciones militares en exhibición, algunos de estos adquiridos por la Fuerza Armada a mediados de los años 1950.

“Lo de la guerra de las cien horas, yo estaba bien pequeña entonces y todavía tienen cosas de ese tiempo. Vimos una radio que es del 1951, como teléfono; ni había nacido yo todavía”, relata.

Francisco Natareno dijo que era interesante todo lo que había podido observar. “Puede ver uno la historia”, expresó tras agregar que la exposición permite conocer la evolución de la Fuerza Armada y sus tres ramas: aviación, naval y ejército. Una de las secciones con más concurridas fue la del Grupo de Fuerzas Especiales, donde se exhibían una serie de armas y equipos para el combate.

Armas rusas como el lazagranadas RPG-7 o los fusiles belgas FNC y M249 Saw 5.5 mm, además de los lanzagrandas m-16 americanos y la metralleta alemana MP5 de 9mm, estaban a la vista. Muchos terminaron fotografiarse con algunas armas, que  les llamaba la atención.

El soldado Leiva, un veterano de las fuerzas especiales con dos estadías de ocho meses cada una en Iraq, en los años 2005  y 2007, se mostraba atento a responder las frecuentes preguntas.

Otros aprovecharon para ponerse los lentes de visión nocturna aunque por la ausencia de oscuridad nocturna no cumplieron totalmente con sus expectativas.

El poderoso fusil Barret con mira telescópica, sus ocho mil metros de lance y sus 4 mil metros de efectividad despertó la admiración.

El teniente Quintanilla manifestó que a exposición es una tradición de todos los años como parte del día del militar y sirve para cultura general.

Exposiciones similares se desarrollaron en un centro comercial de San Salvador y en el Parque Cuscatlán.

A %d blogueros les gusta esto: