web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Una tradición religiosa que fortalece y unifica a las familias salvadoreñas
Una tradición religiosa que fortalece  y unifica a las familias salvadoreñas
La familia Aguirre llega desde la ciudad de Santa Ana, a la Parroquia de Antiguo Cuscatlán, para venerar a los Santos Inocentes en su día. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura

Una tradición religiosa que fortalece y unifica a las familias salvadoreñas

Iván Escobar
@DiarioCoLatino

La festividad religiosa y popular en honor a los Santos Niños Inocentes, que se celebra cada año en el municipio de Antiguo Cuscatlán, es un espacio que unifica a la familia salvadoreña y les fortalece en la fe para sobrellevar los diversos problemas, es la conclusión de la feligresía que este martes acudió con fervor religioso hasta el templo de la localidad para ser parte de la tradición. Cada 27 de diciembre en el marco de las fiestas patronales del municipio, las fiestas navideñas y en la víspera del Día de los Santos Niños Inocentes, que se recuerda cada 28 de diciembre, cientos de feligreses acuden al templo del populoso municipio con las imágenes de niños Dios que representan cada una de las familias, sus tradiciones, costumbres, y recuerdos para participar en las actividades previas al gran día. Con la procesión encabezada por la imagen de Santa Juana protectora de los Santos Niños Inocentes, se recorre la calle principal de la localidad hasta llegar al templo.

Uno a uno, los feligreses con niños en brazos, en coches o cestas, caminan bajo el intenso sol de la tarde.

Tito Romel Guzmán, llegó con sus familiares desde el Cantón El Cimarrón, este martes, así como ha sido en los últimos nueve años. Dice que lo hace en agradecimiento por los favores recibidos.

“Lo de nosotros es por un milagro recibido a un hermano”, comparte, mientras encamina la carretilla en la cual lleva dos imágenes del niño Dios, acompañadas de pequeñas réplicas de instrumentos musicales.

“Nosotros teníamos un grupo de musical, él cayó enfermo y a mi mamá en sueños se le presentó el niño Luis Antonio, que es uno de ellos. Entonces nació ahí la tradición, los trajimos y como nosotros también tenemos un ministerio de alabanzas, por eso ellos vienen representados como músicos. Ellos siempre vienen como músicos. Son dos niños”, precisa luego de inscribirlos y pasar al área de resguardo con las demás imágenes que la noche previa al 28 pasan en el interior del templo.

Este como todos los años, la logística en el templo de Antiguo Cuscatlán incluye el registro, una a una, de las imágenes que son llevadas a un área especial en la cual son venerados y visitados por turistas nacionales y extranjeros, así como feligreses de todas partes. Se calcula que son más de 300 imágenes que pueden alojarse, y la creatividad de cada feligrés destaca en cada representación.

El párroco Oscar López aseguró que las fiestas de navidad y fin de año son momentos de unión familiar, y la celebración de los Santos Niños Inocentes, que deriva de un hecho trágico cuando el Rey Herodes intentó asesinar al niño Jesús. Así, los niños de Belén menores de dos años fueron asesinados. Sin embargo, la tradición hoy nos permite reflexionar y unirnos en familia a favor de los necesitados.

“Estamos en tiempos de navidad, acabamos de celebrar el nacimiento de Jesucristo y esta fiesta de los santos niños inocentes, en este tiempo de navidad justamente el niño Jesús ha nacido, tratan de asesinarlo y como no lo logran, el rey Herodes manda a matar a todos los niños menores de dos años con la idea de matarlo. ¿Qué podemos hacer hoy en relación a esta fiesta? La defensa de los más pequeños, el cuido y la protección de los más pequeños, de los más vulnerables, de los niños, de los pobres, de los más sencillos que les hace mucha falta en nuestro país”, aconsejó.

Y añade que en torno a esta festividad religiosa “se une la fiesta popular y la fiesta de la iglesia, la liturgia.

Aquí se une la fiesta popular, el baile, el comercio, pero también es un espacio bonito para que la familia se una, todo eso ayuda a la integración familiar”, valoró.

El gran día de la festividad en honor a los Santos Niños Inocentes, es este 28 de diciembre, y la celebración central será a las 10 de la mañana cuando se celebra Eucaristía Solemne, la cual estará presidida por Mons. José Luis Escobar Alas. La misa tiene lugar en el parque central del municipio y a la misma asisten miles de feligreses. A las cuatro de la tarde está programada la procesión de los niños.

Muchas familias han dejado a sus niños en resguardo del templo y en retribución a la iglesia por los favores recibidos, como el caso de la familia Santana, que llegaron con entusiasmo y muy felices desde Ciudad Merliot, como lo hacen desde hace 17 años.

Afirman que la tradición la mantienen por fe, “la fe nos mantiene firmes, porque mi mamá siempre me traía a mí y traía al niño, y yo siempre lo he traído. Esto nos sirve en la fe, en la fe cristiana para pedirle a nuestro señor Jesucristo que nos libre de tanta tempestad y de tanta violencia”, comentaron.

A %d blogueros les gusta esto: