web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » TECNOLOGÍA » Una tablet con ambiciones: la nueva Surface Pro a prueba
Una tablet con ambiciones:  la nueva Surface Pro a prueba

Una tablet con ambiciones: la nueva Surface Pro a prueba

Por Benedikt Wenck (dpa)

Así se presenta por lo visto el futuro de las notebooks: una tablet a la que se puede enchufar un teclado de plástico, eventualmente un mouse o un lápiz. Microsoft define su nueva Surface Pro como una “laptop multifunción”, aunque en la jerga habitual es lo que se denomina una convertible.

La portátil, diseñada para competir con las tablets de Samsung y Apple aunque también con las notebooks, no se diferencia en nada externamente respecto de su antecesora. En la parte delantera lleva una pantalla de 12,3 pulgadas con una resolución de 2.736 x 1.824 píxeles y cuenta con puertos USB 3.0, Micro SD y Mini-DisplayPort (uno de cada), además de entrada de auriculares de 3,5 mm. Para conectar el teclado y cargar la batería, Microsoft ha colocado conectores propios, no hay ninguno USB-C.

Por dentro, en cambio, han pasado muchas cosas, sobre todo en la duración de la batería. Mientras que la Surface Pro 4 duraba entre cuatro y cinco horas con una carga, el modelo actual alcanza las siete y ocho horas con un uso normal. Microsoft asegura que se llega a las 12,5 horas de reproducción de video con una carga.

Los modelos más económicos con procesadores Intel Core m3 e i5 no llevan enfriamiento activo, lo que hace que casi no hagan ruido. Con el procesador i7, más potente, sí que se activan los ventiladores durante un trabajo intenso, pero el ruido es agradablemente suave y los altavoces además lo tapan bien.

Existen seis distintos modelos de la Surface Pro: desde la que lleva un Intel Core m3 cont 128 GB, disco SSD y 4GB de RAM por 949 euros hasta el de i7, 1 terabyte (TB) de memoria y 16 GB de RAM por 3.099 euros (en torno a 2.700 dólares en el mercado estadounidense).

Por el teclado y el lápiz electrónico hay que pagar aparte. Por este último, el Stylus, que antes venía incorporado, hay que desembolsar 110 euros. Y por el teclado, recubierto de una sustancia bautizada Alcantara, unos 180 euros. Esta cobertura, que se asemeja a cuero, tiene un olor químico muy fuerte que después de más de una semana de uso no había desaparecido.

La mayor desventaja es que el teclado no se puede reparar. Expertos de la página ifixit.com desmontaron la Surface Pro y le otorgaron solamente 1 de 10 puntos en lo que se refiere a posibilidades de reparación. La batería también viene fija y, por tanto, es casi imposible cambiarla, la pantalla solo se separa con calor y el disco duro no se puede cambiar. Así que los dueños de una Surface Pro deben cuidarla con mucho mimo.

La movilidad es, en cambio, la principal ventaja: el modelo más grande apenas pesa unos 786 gramos -con cargador, teclado y lápiz, 1.350 gramos-. Cabe muy bien, por tanto, en la mochila o el maletín. Los periféricos se conectan mediante imanes a la tablet, tanto lápiz como teclado y cargador, y se separan haciendo un poco de fuerza.

Otra ventaja es que lleva como sistema operativo un Windows 10 Pro completo, con el que se pueden instalar aplicaciones como en el iPad Pro pero también programas de computadora. Incluso funcionan algunos juegos bastante nuevos como “Overwatch”, aunque con gráficos reducidos.

Aunque puede resultar un poco grande para una mesita de avión, aquí el lápiz es una alternativa excelente, ya que reconoce incluso una letra bastante desprolija. Si una palabra no es la correcta, sencillamente se la tacha. También es muy divertido dibujar como sobre papeles en el bloc de notas, por ejemplo para editar fotos con el Stylus y ponerles comentarios o incorporar elementos a las notas.

Pese a su tamaño compacto, la Surface Pro hace pocas concesiones. El rendimiento y funcionalidad son excelentes, es un convertible silencioso y liviano cuya batería dura mucho más que sus antecesores. Microsoft ha mejorado en estos temas claramente, aunque con precios de más de 3.000 euros no es para menos. Quien no necesite algo tan pequeño o pueda trabajar sin un Windows completo tiene a su disposición muchas otras tablets similares y mucho más baratas..

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: