web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Una peregrinación para la paz de El Salvador
Una peregrinación para la paz de El Salvador

Una peregrinación para la paz de El Salvador

El próximo martes 15 de agosto se celebrará el centenario del nacimiento de nuestro Beato Oscar Arnulfo Romero, por lo que la Iglesia católica salvadoreña organizó una peregrinación que inició hoy con una misa en la Catedral Metropolitana oficiada por el cardenal Gregorio Rosa Chávez y que culminará el domingo en Ciudad Barrios, de donde era originario el Obispo mártir, y además, se ha dado conocer una iniciativa para cambiar el nombre al municipio de Ciudad Barrios, en el departamento de San Miguel a “Ciudad Romero”.
Por cierto, la iniciativa de nombrar a Ciudad Barrios como Ciudad Romero, se la escuchamos por primera vez, en una misa ofrecida en aquella ciudad al padre Juan Vicente Chopín, y qué bueno que el Cardenal Rosa Chávez la ha retomado.
Pero más importante será que los ciudadanos de Ciudad Barrios se sumen a la propuesta y acompañen a la Iglesia católica para que en la Asamblea Legislativa se apruebe el cambio de nombre.
Sin lugar a dudas, algunos sectores de la derecha se opondrán, porque, a pesar de que también ellos se autodenominan “cristianos” aún guardan rencor y odio contra el Obispo mártir.
Durante muchos años, la memoria de Monseñor Romero solo estuvo en la mente y la voz de los sectores populares, es decir, de la feligresía comprometida con la justicia, la verdad y con todos aquellos valores de la cristiandad.
La peregrinación “Caminando hacia la cuna del Profeta”, debe llamar la atención no solo de los católicos salvadoreños, sino de todo aquel cristiano salvadoreño que quiera que El Salvador alcance un día la paz, la justicia y el desarrollo.
La peregrinación debe convertirse en un llamado del Beato Romero, de la Iglesia católica salvadoreña, para que los cristianos de El Salvador y de otras denominaciones se unan para enfrentar y resolver los grandes problemas del país.
Así lo expresó el sacerdote Santos Belisario Hernández, director de la pastoral juvenil arquidiocesana, cuando dijo: “Que esta peregrinación no sea caminar por caminar, que luego de esta caminata podamos ser agentes transformadores de cambio, es un signo de esperanza de un pueblo que peregrina en la historia, buscando nuevos senderos de unidad, este esfuerzo es una muestra de construir la paz”. Que así sea.

A %d blogueros les gusta esto: