web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » “Para que una ley no cambie hay que educar a la gente”: V. Pacheco
“Para que una ley no cambie hay que educar a la gente”: V. Pacheco
Vladimir Pacheco Cuevas, profesor asociado del Departamento de Cultura y Sociedad de la Universidad de Aarhus, Dinamarca. Foto Diario Co Latino/Jorge Rivera.

“Para que una ley no cambie hay que educar a la gente”: V. Pacheco

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

Vladimir Pacheco Cueva, investigador salvadoreño graduado de la Aarhus University de Dinamarca, con especialidad en Gobernanza de Recursos Naturales No Renovables, y con experiencia de trabajo en Oceanía, Sur América y Groenlandia, conversó con Diario Co Latino sobre medidas en cierres técnicos de minas y estrategias de remediación del medio ambiente.

– ¿Qué significa la gobernanza de recursos no renovables?

Es una investigación que no solo toma en cuenta el ingreso monetario que dejará un proyecto de explotación de recursos no renovables, sino también el impacto negativo que dejará la extracción, valorar los recursos financieros que dejaría esta actividad y los recursos que necesitan para manejar o gobernar esta actividad.

– ¿A quién le compete?

Porque esos recursos no se manejan por sí mismos, es el Estado quien debe manejar, controlar y regular, pero esto necesita cierta cantidad de recursos para este tipo de cosas. Porque la actividad minera deja muchas ganancias. Y es necesario ser firmes y contar con una política, porque si son recursos no renovables, estos van a desaparecer, por eso hay países que no permiten el acceso a estos bienes naturales.

– ¿Cuáles países?

El Salvador ha sido el primero en crear un marco jurídico de prohibición, pero también existen provincias como Mendoza, Argentina, que no deja que se extraiga el oro, tampoco Costa Rica y Alemania. Entonces, son ejemplos que no es necesario extraer los recursos no renovables en función de la economía.

– ¿Usted cree que pudo haber un cambio?

El Salvador abrió la brecha al prohibir toda clase de extracción de metales, esto es único, tanto así que la famosa Revista Forbes que es un termómetro empresarial mundial afirmó en un artículo que “el fin de la sociedad civilizada estaba cerca” al referir la decisión de cerrar la puerta a esta industria. Es interesante la reacción de burla del Gran Capital. En el sitio “Info Mine”, donde se puede encontrar cualquier información sobre minerías en el mundo también fueron sarcásticos, pero realmente no sé cuál es el miedo, porque El Salvador no ha tenido tradición de país minero.

– ¿Cómo puede blindarse un país?

Bueno, en realidad es difícil, y un país pequeño donde las leyes pueden cambiar, por la aritmética política entre las cúpulas políticas y de gobierno, es muy difícil. Por esto, la forma más fuerte para garantizar que una ley no cambie es educar a la gente, para que sepan cuál es el camino más seguro que la gente puede tomar. Que no es necesario para el desarrollo humano extraer recursos no renovables. Porque la presión de las compañías transnacionales es constante y su técnica es esperar el momento oportuno y cuando vean una oportunidad se van a meter.

– ¿Cree que puedan aplicarse medidas alternativas para mineros artesanales?

El tema principal es la búsqueda de medidas alternativas económicas que no incluyan la destrucción de los recursos no renovables. Tenemos dos casos: la mina de San Sebastián, en La Unión, y El Dorado, en Cabañas, aunque el proyecto de los más grandes es este último.

Hicimos dos proyecciones, una con cifras que presentó la compañía y la otra sin un proyecto minero, para evaluar las dos opciones y cuál daría más oportunidades de poder alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). Y por las cifras de empleo y sueldos que iba a generar la empresa minera al país anualmente era entre 20 a 25 millones de dólares anuales en 20 años.

No obstante, esos 25 millones de dólares, no incluían el gasto que demanda una mina de esa categoría y tamaño, que podría haber costado entre 25 a 30 millones de dólares para cerrarla. Y no incluye los gastos para rescatar al medio ambiente, o sea, al final sería alrededor de 10 millones de dólares con los que se quedan los países en un año.

– ¿Qué es un cierre técnico de mina?

Es cuando se decide cerrar un proyecto minero y restaurar el medio ambiente, a un nivel predeterminado o con una línea de base, donde decide el gobierno, la comunidad y la compañía en común acuerdo. Si teníamos 100 especies de aves y logramos conseguir que vuelvan 50, eso es tener suerte, porque nunca es completa, si un medio ambiente ha sido perturbado nunca se rehabilita al cien por ciento, quizás después de miles de años, pero es difícil recuperar un ecosistema.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: