web analytics
lunes , 25 septiembre 2017
Inicio » Internacionales » Un soldado de EE.UU. es liberado a cambio de cinco afganos prisioneros en Guantánamo

Un soldado de EE.UU. es liberado a cambio de cinco afganos prisioneros en Guantánamo

Washington/AFP

Estados Unidos anunció el sábado la liberación de un soldado estadounidense retenido en Afganistán en manos de los talibanes desde hace cinco años, sales a cambio de cinco afganos de Guantánamo trasladados a Catar, find que ha fungido de intermediario.

“Hoy, prescription el pueblo estadounidense está feliz de poder recibir en casa al sargento Bowe Bergdahl, detenido durante casi cinco años” por los talibanes en Afganistán, dijo en un comunicado el presidente Barack Obama.

“En nombre del pueblo de Estados Unidos, tuve el honor de llamar a los familiares (del soldado) para manifestarles nuestra alegría respecto a que pueden contar con su regreso con toda seguridad”, declaró el presidente Obama.

Poco después del anuncio, fuentes oficiales de la defensa estadounidense dijeron a la AFP que el sargento Bergdahl estaba “bien” y que “puede caminar solo”. Además, informaron que será trasladado a un centro médico militar norteamericano en Landstuhl, Alemania, para continuar la atención de su salud.

En Alemania “comenzará un proceso de readaptación, tendrá tiempo para contar su historia, relajarse y volver a establecer lazos con su familia”, precisaron.

Los familiares de Bergdahl se declararon por su parte “en éxtasis”, en un comunicado difundido por la cadena de noticias CNN, agregando “ya no poder esperar para apretar en (sus) brazos a su único hijo”, quien fue el primer prisionero estadounidense en Afganistán durante la invasión liderada por Estados Unidos a finales de 2001.

Poco después del anuncio de Obama, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, informó del traslado de cinco prisioneros de Guantánamo.

El jefe del Pentágono dijo haber “informado al Congreso de la decisión de trasladar cinco detenidos de Guantánamo hacia Catar”.

Hagel no estableció formalmente un vínculo directo entre la liberación del sargento Bergdahl y la de estos cinco prisioneros de Guantánamo.

No obstante, un alto funcionario estadounidense dijo que “en relación con el regreso del sargento Bergdahl, Estados Unidos transfirió a Catar a cinco afganos detenidos en Guantánamo”.

Estos cinco exprisioneros se encuentran ya bajo responsabilidad de Catar y sus “movimientos y actividades estarán limitados”, según la misma fuente.

Desde Afganistán, los talibanes anunciaron en un comunicado que esta liberación es una “gran satisfacción” y “un inmenso placer”.

Rol central de Catar

El emirato de Catar y su emir, Tamim Ben Hamad al Thani, tuvieron un papel central en este caso.

Catar está comprometido desde hace años con los esfuerzos de reconciliación entre los talibanes y el gobierno de Kabul, una iniciativa apoyada por Estados Unidos y dentro de la cual se inscriben las negociaciones para la liberación del soldado Bergdahl.

“Expreso mi mayor reconocimiento al emir de Catar por haber ayudado a garantizar el regreso de nuestro soldado”, dijo Obama, quien saludó “el compromiso personal del emir (como) una muestra de la asociación entre nuestros dos países”.

Obama igualmente agradeció al gobierno afgano del presidente Hamid Karzai.

Por su parte, el secretario de Estado, John Kerry, agradeció en un comunicado “al gobierno de Catar y, especialmente, al emir Tamim Ben Hamad al Thani por haber jugado un importante rol para el regreso a casa del sargento Bergdahl”.

Kerry precisó que habló con Karzai sobre este último “proceso para discutir anuncios de esta semana por el presidente Obama”.

El mandatario estadounidense prometió el martes mantener 9.800 soldados después de 2014, en lugar de los 32.000 que hay en la actualidad, que dejarán el país progresivamente hasta finales de 2016, a condición de que el futuro presidente afgano firme el Tratado bilateral de seguridad (BSA, en inglés).

El sargento Bergdahl fue capturado el 30 de junio de 2009 en Afganistán, tras desaparecer de una base en la provincia de Paktika (sureste), y los talibanes habían difundido varios videos que demostraban que estaba vivo. El último fue en enero.

En septiembre de 2013, Chuck Hagel prometió que Estados Unidos continuaría disponiendo de sus “medios militares, diplomáticos y de inteligencia” para lograr la liberación del sargento Bowe Bergahl.

El molá Omar saluda una “gran victoria”

El intercambio ocurrió gracias a contactos subterráneos llevados a cabo en el último año, según una fuente talibán, y a la intervención de Catar, comprometida desde hace años en los esfuerzos de reconciliación entre los rebeldes y el gobierno de Kabul.

Calificando su liberación de “gran victoria”, el molá Omar, jefe supremo de los talibanes afganos, envió sus agradecimientos a las autoridades cataríes “por su mediación”.

Los talibanes no se han referido sin embargo a una reanudación de las negociaciones de paz, signo del camino que falta por recorrer.

El intercambio “no fue hecho en la óptica del proceso de paz”, declaró el portavoz de los insurgentes, Zabihula Muyahid.

“Se trata solo de un intercambio de presos de guerra, eso nada tiene de político”, añadió.

Una fuente de los talibanes subrayó que el proyecto del presidente Obama de mantener tropas estadounidenses en el país hasta fines de 2016 podría conducir a un “statu quo”, o a la continuación de un conflicto que ha matado cerca de 3.000 civiles en 2013, según cifras de la ONU.

Los cinco jefes talibanes llegaron el domingo a Catar, donde se encontraron con sus familias y se quedarán allí un año, indicó una fuente cercana al ministerio catarí de Relaciones Exteriores, en respuesta a una pregunta sobre las garantías dadas a los talibanes por el intercambio con el soldado estadounidense.

A %d blogueros les gusta esto: