web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Un reclamo oportuno
Un reclamo oportuno

Un reclamo oportuno

El Consejo Nacional del Salario Mínimo, stuff integrado por representantes de la clase trabajadora, la patronal y el Gobierno, está por concluir un periodo de discusión para aprobar un incremento al salario mínimo.

Las propuestas más sonadas han sido la del Gobierno y la de la empresa privada, la patronal. La propuesta del Gobierno es de incrementar $250 en el área rural y de $300 en el área urbana. Mientras que la empresa privada ha propuesto un incremento del 9% en tres años, es decir, el 3% cada año.

En las primeras semanas de iniciado el debate se conoció que el sector laboral en el Consejo, apoyaba la propuesta del Gobierno, pese a que era inferior a la que presentaron algunas centrales sindicales.

Sin embargo, en la última semana se ha conocido que los representantes del sector laboral estarían apoyando la respuesta empresarial. Es decir, apostaría por el incremento del 3% anual durante tres años, o sea, la propuesta menor recibida en el Consejo de Seguridad.

Tanto la ANEP como el sector laboral se unieron por primera vez en este proceso, para impedir que las discusiones finales no fueran públicas, con la intención de que el pueblo, sobre todo, la clase trabajadora del campo y la ciudad, no conocieran las posturas en el debate del sector empresarial y laboral.

Por lo anterior es que el Frente Nacional Agrario (FNA) hiciera un reclamo fuerte al Consejo. “Queremos saber si el Consejo está del lado  de los trabajadores o de la patronal”, preguntó el FNA.

El Frente Nacional Agrario, que concentró a sus afiliados (FNA) frente al Ministerio de Trabajo, respaldó la propuesta del Gobierno.

Y es que según el FNA, la propuesta de incrementar a $250 en el área rural,  cubriría algunas necesidades al sector, los salarios mínimos que se pagan actualmente son considerados “salarios de hambre”.

El Consejo Nacional del Salario Mínimo debe tener claro, como bien lo dice el Frente Nacional Agrario, que el aumento salarial para el sector rural ayudaría a mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora, y también, de la sociedad en general.

A raíz de los rumores de que la representación laboral se ha aliado con la patronal en el Consejo Nacional del Salario Mínimo, los sindicatos,  a escala nacional, deberían hacer una exhaustiva reflexión de su representación en el organismo tripartito.

Y es que no se vale que en situaciones, en coyunturas como la actual, los trabajadores, quienes pueden tener como aliado al Gobierno, que presenta posturas a favor de la clase trabajadora, se unan al sector empresarial, que presenta la propuesta más negativa para la clase trabajadora.

A %d blogueros les gusta esto: