web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Deportes » Un final anunciado: Platini renuncia a la UEFA tras perder apelación
Un final anunciado: Platini renuncia a la UEFA tras perder apelación
El francés Michel Platini Foto Diario Co Latino/archivo

Un final anunciado: Platini renuncia a la UEFA tras perder apelación

Lausana/Suiza/dpa

Después de una larga agonía, clinic la era de Michel Platini como presidente de la UEFA llegó a su fin. El dirigente francés anunció hoy su renuncia al cargo después de perder el recurso contra su inhabilitación ante la Corte Arbitral del Deporte (CAS).

Platini informó sobre su dimisión en un comunicado oficial distribuido apenas unos minutos después de que se hiciera público el fallo del alto tribunal deportivo con sede en Lausana, que aunque redujo la duración del castigo de seis a cuatro años, mantuvo la sentencia de culpabilidad.

“Tomo nota de la decisión de la CAS, pero la considero una grave injusticia”, señaló Platini, que anunció también su intención de recurrir a los tribunales suizos ordinarios para continuar con el proceso.

“Tal como acordé con las federaciones nacionales de la UEFA, dejo mi cargo para poder continuar la lucha por la justicia en los tribunales suizos”, agregó el francés en un comunicado emitido por sus abogados. “La vida ya me dio lindas sorpresas, así que puedo afrontar esto”, añadió filosófico.

Platini fue suspendido a fines del año pasado por la Comisión de Ética de la FIFA junto al suizo Joseph Blatter, ex presidente de la entidad reguladora del fútbol mundial. En un principio fueron inhabilitados por ocho años, pero la Comisión de Apelación de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) redujo el castigo a seis.

El motivo de la sanción es un dudoso pago de dos millones de francos suizos (unos 2,05 millones de dólares) que Blatter autorizó para Platini en el año 2011, cuando ya era presidente de la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) y Blatter pugnaba por su reelección al frente de la FIFA.

Ambos aseguran que son inocentes y que el dinero se acordó como contraprestación de un trabajo de asesoramiento que Platini realizó para la FIFA entre 1998 y 2002.

Blatter también recurrió su sanción ante la CAS. Se espera que la decisión del alto tribunal deportivo, con sede en Lausana, se conozca a lo largo de este mes.

Además de acortar la duración de la suspensión, la corte suiza redujo también la cuantía de la multa que Platini debe pagar de 80.000 a 60.000 francos suizos.

Aunque estaba suspendido, la UEFA había decidido sostener en el cargo al francés hasta que se agotara la vía legal. El organismo europeo, donde el español Ángel María Villar, primer vicepresidente, es actualmente el hombre fuerte, tendrá que elegir ahora a un sucesor.

El primero paso se realizará el 18 de mayo en Basilea, horas antes de la final de la Liga Europa, cuando el comité ejecutivo de la UEFA se reunirá para debatir sobre el futuro del organismo. Mientras tanto, no habrá ningún sucesor interino, anunció hoy la entidad europea.

La fecha más firme que se baraja para una elección presidencial es septiembre y el lugar podría ser Atenas. El holandés Michael van Praag, ex candidato presidencial de la FIFA, asoma como uno de los principales postulantes, aunque también Villar tendría intenciones de presentarse, según el diario “As”.

Lo cierto es que la UEFA deberá afrontar probablemente la Eurocopa, su cita más importante, sin un jefe a la cabeza. El torneo continental de selecciones comienza el 10 de junio en Francia.

Platini recordó además que la sanción le impedirá presentarse a las próximas elecciones presidenciales de la FIFA, que se realizarán en mayo de 2019 para elegir al sucesor del suizo Gianni Infantino.

“Esta decisión impedirá de hecho una eventual postulación mía para las próximas elecciones presidenciales de la FIFA”, deslizó con suspicacia el francés.

Tal como se esperaba, la CAS ratificó hoy mayormente la sanción de Platini en un caso que fue juzgado por el italiano Luigi Fumagalli, presidente del panel, el francés Jan Paulsson y el belga Bernard Hanotiau.

“El panel arbitral constató la existencia de un contrato de empleo válido entre Michel Platini y la FIFA, firmado en 1999 y que incluía un salario anual de 300.000 francos suizos”, explicó el fallo.

“Es contrato fue cumplido por las partes y finalizado en 2002, cuando el señor Platini se convirtió en miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA. No fue hasta el 1 de febrero de 2011, cuatro meses antes de las elecciones presidenciales de la FIFA y en un momento en el que Sepp Blatter y Mohamed Bin Hammam eran aún candidatos a la elección, que la FIFA pagó la cantidad de dos millones de francos suizos a favor del señor Platini”, agregó el texto.

El francés de 60 años “justificó el pago como un honorario retrasado, ya que explicó que lo había acordado oralmente con el señor Blatter en 1998, cuando el futuro presidente de la FIFA estaba negociando con él un salario anual de un millón”.

“El panel, sin embargo, no estaba convencido de la legitimidad del pago de dos millones de francos suizos, que sólo era reconocido por el señor Platini y el señor Blatter, que se produjo más de ocho años después del final de sus relaciones de trabajo, que no estaba basado en ningún documento de la época de las relaciones contractuales y que no se correlaciona con el salario supuestamente no cobrado”, añadió.

Si al millón de francos supuestamente acordado oralmente se le restan los 300.000 estipulados en el contrato escrito, el salario que se le adeudaría a Platini sería de 700.000 francos por cuatro años, es decir, 2,8 millones, calcularon los juzgadores.

Por consiguiente, los árbitros de la CAS determinaron “unánimemente” que la sanción a Platini por violar el Código Ético de la FIFA tenía base jurídica, aunque consideraron “demasiado severa” la suspensión y la redujeron a cuatro años, la duración de un término presidencial.

Platini presidía la UEFA desde 2007 y hasta que el año pasado se vio salpicado por el escándalo era considerado uno de los directivos de mayor proyección internacional.

El francés anunció incluso su postulación a la presidencia de la FIFA tras la caída en desgracia de Blatter, pero debió desistir acorralado por el escándalo. Estrecho aliado de Blatter en sus orígenes y acérrimo adversario del suizo en los últimos años, Platini terminó encontrando el mismo destino que su mentor político.

A %d blogueros les gusta esto: