web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » UE reunida en cumbre para encontrar solución a crisis migratoria

UE reunida en cumbre para encontrar solución a crisis migratoria

Por Patricio Arana/Bruselas/AFP

Los líderes de la Unión Europea (UE) se reúnen en cumbre este jueves en Bruselas para encontrar una solución a la crisis migratoria, levitra centrándose en Turquía, viagra actor clave de la región para frenar la llegada de refugiados sirios.

La canciller alemana Angela Merkel, ambulance que este fin de semana visitará Turquía, pidió a la UE “solidaridad” y rechazó el cierre de las fronteras para paliar la mayor crisis migratoria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

“Hace falta una Europa solidaria, cualquier otra opción está abocada al fracaso”, declaró.

La cumbre se focalizará sobre cómo involucrar a Turquía para frenar el flujo de refugiados hacia Europa. Vecino de Siria, el país recibió a unos 2,2 millones de refugiados sirios y se convirtió en “la puerta de entrada a Europa para cientes de miles de refugiados”, según el presidente de la Comision Europea, Jean-Claude Juncker.

El brazo ejecutivo de la UE esbozó un plan para profundizar la cooperación con Ankara en este tema. El plan supone “concesiones” a Turquía que “sólo tienen sentido si reduce efectivamente el flujo de migrantes”, señaló el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, viajó el miércoles a Ankara para acelerar las negociaciones. La UE está dispuesta a dar más dinero para ayudar a los refugiados que están en Turquía y cooperación para reforzar las patrullas del litoral para desalentar a los refugiados que intentan cruzar hasta Grecia.

Zona de seguridad

Ankara pide por su parte un mayor respaldo a su política con Siria, en particular con la creación de una “zona de seguridad” en el norte de ese país.

“Turquía la quiere. Rusia está abiertamente en contra”, precisó Tusk que el mes pasado visitó Turquía y Jordania.

“Es un verdadero dilema y la intervención de Rusia y de Irán (en Siria) hace que la situación sea aún más difícil”, señaló un alto funcionario europeo dudando sobre la posibilidad de crear ese “santuario”.

Ankara también espera un mayor respaldo de la UE en su lucha contra el “terrorismo”, desde el Estado Islámico a los separatistas kurdos.

Otro de los puntos en la agenda del presidente turco Recep Tayyip Erdogan es la liberalización de visados para los turcos que viajan a Europa.    Este punto, incluido en los 35 capítulos de negociación para la incorporación de un nuevo miembro a la UE, es extremadamente sensible para el bloque al punto que un alto funcionario señaló que “suscita sudores fríos en algunos Estados miembros”.

El conflicto en Siria también estará en la agenda de los mandatarios así como la intervención militar rusa en respaldo al presidente Bashar al Asad.

La UE pide que los bombardeos de Moscú sean contra el grupo Estado Islámico y no contra los rebeldes.

En las conclusiones de la cumbre, cuyo borrador fue consultado por AFP, los mandatarios vuelven a expresar su “total compromiso para hallar una solución al conflicto”.

Señalan asimismo que “no puede haber una paz duradera en Siria bajo el actual liderazgo”, pero no expresan explícitamente que Bashar Al Asad debe dejar el poder. Francia lo reclama, pero varios Estados miembros creen necesario el rol de Asad en un periodo transitorio, “lo que antes se consideraba como herético y ahora como canónico”, destacó un diplomático.

Otro de los ejes de discusión será el refuerzo de la cooperación con los países de origen para frenar la llegada de los migrantes económicos. En suma, la UE quiere que los países de origen, en su gran mayoría africanos, cooperen con el bloque para readmitir a sus ciudadanos expulsados de Europa.

El consenso entre los 28 es fomentar la política de “más por más”, para la que hay cada vez más apoyo según un diplomático. Esta supone que los países de origen podrían recibir más ayuda financiera si aceptan readmitir a sus nacionales o menos en caso contrario.

La Comisión creó para tal efecto un fondo especial con pedidos de contribución para cubrir 1.800 millones de euros.

Bruselas pedirá a los Estados miembros que anuncien sus contribuciones antes de la cumbre de La Valeta del 11 y 12 de noviembre con los países africanos.

De momento sólo tres países anunciaron una contribución de tres millones de euros cada uno: Alemania, Luxemburgo y España.

A %d blogueros les gusta esto: