web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Ucrania estrecha el cerco a los separatistas a pesar de las presiones de tregua

Ucrania estrecha el cerco a los separatistas a pesar de las presiones de tregua

Por Stéphane Orjollet
Lugansk/AFP

El ejército ucraniano aseguró este miércoles que controla los accesos a la ciudad de Donetsk, healing uno de los bastiones de los separatistas prorrusos en el este del país, ampoule pese a las presiones de los países europeos para que Kiev declare una tregua.

El presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel tenían previsto realizar una llamada múltiple para presionar al presidente ucraniano para que busque una solución diplomática al conflicto.

Sin embargo, en los últimos días, Petro Poroshenko se ha centrado en la ofensiva militar que ya ha recuperado varias ciudades que estaban en manos de los prorrusos.

La situación en Donetsk era de relativa calma, con los comercios y el transporte público funcionaban con normalidad, y no se informó de ningún movimiento de tropas de Kiev hacia las posiciones rebeldes.

En Lugansk, la otra ciudad todavía controlada por la insurgencia, las autoridades señalaron que habían muerto tres personas y otras cinco resultaron heridas en las últimas 24 horas, pero durante la noche no se produjeron bombardeos o disparos de artillería.

Los tiroteos se concentraban en los alrededores de la estación de autobuses, cerca del cuartel general de los separatistas, donde un obús alcanzó a un vehículo de transporte colectivo, dejando dos muertos.

Muchas tiendas permanecían cerradas, pero los pequeños autobuses municipales circulaban con normalidad.

El ministerio indicó que la situación era especialmente “tensa” en los alrededores de las ciudades de Donetsk, Lugansk, y Grolivka y señaló que el ejército pretendía controlar la frontera con Rusia para “aislar de forma sólida la zona de conflicto”.

En Donetsk, el líder rebelde Igor Strelkov dijo en una entrevista que la ciudad no estaba preparada para un posible ataque con tanques de Kiev y que necesitaría movilizar a unos 8.000 o 10.000 hombres para detener el avance del ejército.

También anunció que a partir de julio sus soldados comenzarían a cobrar un sueldo “relativamente bueno teniendo en cuenta las condiciones locales”, lo que debería, según él, “ayudar a decidirse a los que tienen dudas” sobre si unirse a las filas de los combatientes.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko prometió el martes que pronto se liberarían las ciudades de Donetsk y Lugansk, cuando estaba de visita en la ciudad de Slaviansk, antiguo bastión insurgente retomado recientemente.

Poroshenko iba vestido de camuflaje y estaba acompañado por varios ministros y numerosos guardaespaldas cuando apareció en la plaza central de Slaviansk. Varios centenares de vecinos, que habían acudido para buscar ayuda humanitaria, estaban ahí para recibirle, según constató un periodista de la AFP.

Cuestionado sobre la fecha en la que podría también visitar las otras dos grandes ciudades que todavía están bajo el control de los separatistas, respondió: “Creo que muy pronto”.

“Todas las carreteras hacia Donetsk y Lugansk están bloqueadas y se han establecido puestos de control de las tropas de la operación antiterrorista”, anunció el martes el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa Andri Lysenko.

El nuevo gobierno ucraniano asegura que no negociará con los rebeldes hasta que no hayan entregado las armas, dijo el ministro de Defensa, Valeri Gueletei.

Estas declaraciones implican un rechazo implícito de las propuestas de negociación de las potencias europeas que abogan por un alto el fuego. Pero el gobierno de Kiev considera que una tregua solo les serviría a los rebeldes para rearmarse.

A %d blogueros les gusta esto: