web analytics
martes , 21 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Trump vuelve a la carga contra México: relación debe cambiar “ya”

Trump vuelve a la carga contra México: relación debe cambiar “ya”

Washington/AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió este viernes a la carga contra México, un día después de la cancelación de una reunión con su homólogo Enrique Peña Nieto, alegando que la relación debe cambiar de inmediato.

“México se ha aprovechado de Estados Unidos por demasiado tiempo. El enorme déficit de comercio y la muy poca ayuda en una frágil frontera es algo que debe cambiar ¡YA!”, expresó el mandatario en la red Twitter, su arma favorita.

Las relaciones entre México y Estados Unidos, dos países vecinos y asociados por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), alcanzaron el jueves su punto más bajo en décadas, en una súbita escalada de tensiones que se aceleró dramáticamente desde la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Los desentendimientos se aceleraron el miércoles, día en que Trump firmó dos decretos sobre vigilancia migratoria. El primero de ellos determina el inicio “inmediato” de los pasos necesarios para construir un “muro físico” en la frontera.

Además, el mandatario estadounidense insistió en que México costeará, de una forma u otra, la faraónica obra.

Pero ante la negativa mexicana de aceptar pagar el muro, Trump sugirió este jueves en Twitter que, en ese caso, era mejor cancelar la visita programada de Peña Nieto.

El presidente mexicano confirmó posteriormente la cancelación también por Twitter.

En la noche del jueves, el canciller mexicano, Luis Videgaray, sostuvo en Washington que la posibilidad de que su país pague por el muro “no es negociable”.

Este viernes, sin embargo, una de las personas más próximas de Trump, su asesora Kellyanne Conway, dijo a una red de televisión que México debe pagar por el muro porque “obtiene mucho” de Estados Unidos.

México “no quiere pagar porque quiere continuar permitiendo que gente y asumo que también drogas -ya que no están haciendo mucho para pararlas- pasen por nuestra frontera. México debe pagar por el muro porque obtiene mucho de este país”, dijo Conway a la red de TV CBS.

Con relación a la “idea” lanzada el jueves por Sean Spicer, de un arancel de 20% a las importaciones provenientes de México, Conway añadió otra: la de actuar sobre las remesas enviadas a su país por mexicanos que viven en Estados Unidos.

“La principal fuente de ingreso a México es de mexicanos que trabajan aquí y mandan dinero. Por eso, la repatriación de fondos es una pieza importante en la visión del presidente Trump”, apuntó.

“Tenemos que parar esto de tener gente y drogas pasando por nuestra frontera. Somos una nación soberana que gasta miles de millones ayudando a otros países a proteger sus fronteras. Es momento de que hagamos lo mismo por Estados Unidos”, añadió.

La sombra de un arancel

Durante la jornada, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, empañó aún más la situación al sugerir que Estados Unidos podría financiar el muro aplicando un arancel de 20% a la importación de productos provenientes de México.

“Haciendo eso, prevemos recaudar unos 10.000 millones de dólares por año y gracias a ese mecanismo el muro se pagará fácilmente”, dijo Spicer a periodistas.

La frase provocó un terremoto político, ya que los dos países son socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC, junto a Canadá), aunque seguidamente Spicer dijo que se trataba apenas de una “idea”.

“La idea es mostrar que generar los recursos para el muro no es tan difícil como algunos sugieren. Una medida bastaría para hacerlo. No era la idea anunciar nada, sino decir que no es tan difícil hacerlo”, puntualizó el portavoz de la Casa Blanca.

Sin embargo, el daño ya había sido hecho. El influyente senador republicano Lindsey Graham reaccionó de inmediato.

“Sí a la seguridad fronteriza. No a las tarifas. México es nuestro tercer mayor socio comercial. Cualquier tarifa que podamos imponer es una tarifa que ellos pueden imponer. Es una enorme barrera al crecimiento económico”, expresó en Twitter.

Manuel Herrera, presidente de la Confederación Cámaras Industriales de México, consideró que un impuesto a las importaciones es una “noticia muy grave, verdaderamente preocupante y aberrante, no nada más para México sino para las empresas estadounidenses y un mensaje muy negativo para el mundo”.

A su vez, el mexicano Luis de la Calle, que negoció el TLC, dijo a la AFP que “si Estados Unidos impone un impuesto de este tipo, México va imponer uno igual, México impondrá una medida espejo”.

A %d blogueros les gusta esto: