web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Tribunal ausente

Tribunal ausente

Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció la semana pasada que sancionará al diputado arenero Bonner Jiménez por difundir propaganda anticipada. El parlamentario del departamento de La Paz busca su reelección en dicho cargo.

Tal acción es positiva, pues -al fin- el TSE actúa contra un violador de la ley electoral. Sin embargo, es criticable sancionar a un diputadito irrelevante (famoso únicamente por insultar al Presidente de la República y por estar señalado de tener un “troll center” en las mismísimas instalaciones de la Asamblea Legislativa), pero dejar impune la más nociva e ilegal campaña adelantada de ARENA: el intenso proselitismo de los precandidatos presidenciales Javier Simán y Carlos Calleja.

El Tribunal sanciona a Jiménez pero permite que los empresarios Calleja y Simán sigan recorriendo el país y saturando los medios de comunicación con propaganda abierta, a un año y medio de las próximas elecciones presidenciales.

Y esto es así porque la derecha tiene el control y la correlación en el TSE, gracias a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que mantiene suspendido al magistrado Ulises Rivas para inclinar la balanza a favor de ARENA.

Es decir, los últimos responsables del fraude que significa la campaña adelantada de los presidenciables del partido oligárquico son los magistrados Belarmino Jaime, Rodolfo González, Florentín Meléndez y Sidney Blanco, quienes ponen su granito de ARENA para instalar en junio de 2019 un gobierno “de los ricos” y “para los ricos”. Y para que ese eventual gobierno “de los ricos” y “para los ricos” pueda funcionar sin transparencia y rendición de cuentas, los magistrados de la Sala también anularon la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), mediante una resolución espuria que establece nuevos criterios para denegar solicitudes de información planteadas por la ciudadanía o por la prensa.

Volviendo al TSE, este es un tribunal ausente. Sanciona a un vulgar candidato a diputado que hace pininos en motocicleta para ganar votos pero deja impune el proselitismo de los presidenciables de la mezquina y voraz oligarquía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: