web analytics
Jueves , 27 Abril 2017
Inicio » Municipalismo » Transformando 100 años de cultura e historia en El Salvador
Transformando 100 años de cultura e historia en El Salvador
Luego de concluir con los trabajos de remoción de del Teatro Nacional, será colocada iluminación arquitectónica en la fachada del inmueble. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura

Transformando 100 años de cultura e historia en El Salvador

David Martínez
Gloria Silvia Orellana
@Municipal_DCL

Imponente entre los edificios que le rodean. Así se le puede caracterizar al Teatro Nacional de San Salvador, el cual está siendo remozado como parte del programa de revitalizacion del Centro Histórico de San Salvador que realiza la comuna capitalina junto a otros actores nacionales y privados.

Arnulfo Benavides es el jefe de la cuadrilla de trabajadores que desde temprano inician sus labores en el remozado del edificio del Teatro Nacional de San Salvador, que destaca por sus líneas Renacentistas del Siglo 19, y ostenta parte del corazón del Centro Histórico de la ciudad capital, entre  el costado sur de la Plaza Morazán y la Calle Delgado.

“Estamos en la fase de trabajo de remoción de la antigua pintura de toda la fachada, que lavamos con una máquina que se llama hidro, y que suelta esta pintura vieja deteriorada por la lluvia, humo y otros elementos ambientales que son situaciones que pasan con todos los edificios en el mundo”, comentó.

Desde un proceso dinámico los trabajadores también verifican y aplican el proceso de “resanes”, que es un tipo de pasta que se adhiere donde hay mínimas grietas, para luego aplicar la primera mano de pintura hasta su secado normal y posteriormente, la segunda aplicación de mano de pintura.

Con horarios de ocho horas diarias esta tarea inició a mediados del mes recién pasado mes de diciembre, obra de remozado que esperan entregar dentro de dos semanas aproximadamente la obra concluida.

Esta semana también inició la colocación de iluminación arquitectónica, con la cual destacaran los detalles de las ventanas, arcos, portales y fachada del edificio que este año cumple su centenario.

El Teatro Nacional goza de buena salud opinó Arnulfo Benavides al reiterar que  la estructura del edificio está excelentes condiciones, desde su construcción en 1911, datos de la Secretaría de la Cultura de El Salvador (SECULTURA) dan cuenta que los planos de construcción del Teatro Nacional salieron a concurso en el año 1903, y fue inaugurado por el presidente Carlos Meléndez un 1o de marzo de 1917.

Con una fachada de 42 metros de frente por 97 de altura el  Teatro Nacional está edificado en el sistema de “Cemento Hennebique” (hormigón armado) una técnica arquitectónica desarrollada en el Siglo

19  en Europa, cuya edificación estuvo a cargo del arquitecto francés, Daniel Beylard, que le dio el  estilo Renacentista.

Fue en 1976, que se financia el primer proceso de remodelación bajo dirección del arquitecto Ricardo Jiménez Castillo, con los aportes del escenario contemporáneo de Roberto Salomón; decoración de Simón Magaña, pinturas y murales del Maestro Carlos Cañas y acabados y repujados de cobre de puertas y palcos por Margarita Álvarez de Martínez. El 16 de febrero de  1979, por decreto de la Asamblea Nacional Legislativa fue declarado Monumento Nacional.

En su interior el Teatro Nacional ostenta la Gran Sala con 550 butacas distribuidas en tres niveles, un Palco Presidencial que cubre en su capitel una cúpula elipsoidal con una pintura del Maestro Carlos Cañas.

La Pequeña Sala con un espacio de 86 butacas; la Sala de Cámara con un espacio de 90 sillas, así como  el Vestíbulo  destinado a exposiciones de artes plásticas, su Foyer (sala de descanso) y el Café Teatro.

Todo esto es parte de la revitalización que ejecuta la comuna para convertir el Centro Histórico como el mejor De Centro América,  dicho por el edil Nayib Bukele.

Pero ¿Como nace esa idea de cambiarle el rostro de la capital? Pues según las autoridades encargadas de dicho proyecto, esto se desarrolla en el marco de recuperar el tegido social, el cual comienza por la búsqueda de oportunidades para la población económicamente activa informal.

Luego estas personas que vendían en los alrededores desocupan voluntariamente las aceras y comienza el rescate de los edificios históricos que por años estuvieron escondidos tras de las champas de los comerciantes por cuenta propia.

El rescate del Centro Histórico continúa con la remoción de otros edificios como el Palacio Nacional y catedral metropolitana.

Por el momento el Teatro Nacional terminará su remoción está semana, por lo que, a dos meses de su centenario, quedará como recién inaugurado.

Nayib Bukele aseguró que fue un trabajo difícil debido a que algunas partes estaban muy dañadas y que tuvieron que repararlo, pero eso es parte del esfuerzo que hay que hacer para transformar el Centro Histórico y cambiar la cultura de la capital.

“Este edificio representa una gran parte de nuestra historia y representa no dé los iconos más importantes de nuestro país, que había sido olvidado durante décadas no le baja importancia, sino que le suma para que le rescatemos”, expresó el edil.

La comuna tiene previsto que la obra sea completada esta semana, pero inician otras en otros edificios, la edificación de dos mercados para reubicar a los comerciantes que todavía están en el Centro Histórico, la subterranizacion del cableado eléctrico, entre otras cosas para hacer de San Salvador la capital más moderna de Centro América.

A %d blogueros les gusta esto: