web analytics
Lunes , 29 Mayo 2017
Inicio » TECNOLOGÍA » TITERES DE LA TECNOLOGÍA
TITERES DE LA TECNOLOGÍA

TITERES DE LA TECNOLOGÍA

*Norma Elizabeth Tobar Canizalez

En los últimos años, malady la tecnología y el internet se han vuelto de vital importancia para la mayor parte de personas en su trabajo, treat en la escuela, en la universidad; la mayoría de empresas han adoptado esta modalidad (internet) para tener una comunicación más fácil, rápida y efectiva entre sus empleados y sus clientes. Existen muchas aplicaciones para lograr esto; una comunicación rápida, con la que te puedes comunicar en cualquier parte del mundo, a cualquier hora Facebook, twitter, whatsapp etc.

Es lamentable que los salvadoreños, y la mayor parte de la humanidad, somos manipulables, somos imitadores de lo que vemos, nos dejamos llevar por lo novedoso de la tecnología y aunque “no hay dinero para comer”, sí hay dinero para tener el teléfono que está de moda o el que tiene la tecnología de punta.

Como títeres de la tecnología y el internet se ven muchos jóvenes , presos de estas, adictos a las redes sociales y a los aparatos tecnológicos, no pueden vivir sin ellos, han confundido las redes sociales como Facebook con una red o revista de “play boy”; el que más likes tiene es el más popular, el que más amigos tiene es el mejor, sin importar que tengan que casi desnudarse en las redes para obtener sus famosos  likes. Lástima,  a la nueva  generación de jóvenes los likes le dan mucha felicidad, aunque su dignidad esté por los suelos.

A la juventud ya no le interesa visitar una biblioteca para consultar diversos libros, para hacer sus tareas y obtener mayor conocimiento, o para aprovechar su tiempo libre, y llenarse de sabiduría, y ser ricos en conocimientos. Ahora prefieren tomar su teléfono, gastar su tiempo libre revisando las redes sociales, chatear, postear lo que hacen y dejan de hacer lo que quieren o quisieron hacer. Muchos pasan casi 24 horas frente a un aparato ( teléfono, tablets, computadora) sin darse cuenta que tienen en su manos a un gran enemigo silencioso que los está alejando de sus amigos, de sus familias y compañeros.

Al parecer, un aparato llama más la atención que una persona, jóvenes títeres de la tecnología, imitadores de modas, de lo que ven en internet y diferentes redes sociales.

Muchos valores se han perdido en la familia, le prestan más atención a un teléfono que a sus padres, jóvenes desobedientes, enojados y amargados, Si sus padres les hablan mientras están frente al teléfono, simplemente porque los “interrumpe en sus conversaciones” con sus amigos, porque si se despega de las redes o del chat se perderá de mucho, ¡lástima!, así está la mayoría de jóvenes. El respeto es un valor de mucha importancia en la familia, este valor se ha perdido; ya no hay respeto a la hora de la comida, ya no hay respeto al momento en que papá o mamá hablan;  están comiendo en la mesa y tienen su teléfono en sus manos, cuando sus padres hablan, la atención y su mirada la tienen en un aparato y no en sus padres.

Las reuniones con los amigos no son como  antes, ya no hablan de lo nuevo, lo bueno y lo malo que les sucedió  durante el día o el tiempo que llevan sin verse; ahora cada persona se encierra en su mundo en su burbuja; en donde es él, su teléfono y sus redes sociales; así son las reuniones con los amigos, ya no se aprovecha el tiempo para charlar,  las largas conversaciones ya no existen, la tecnología ha anonadado a la juventud.

Las reuniones familiares ya no parecen familiares; parecen  reuniones con desconocidos  cada uno en su mundo, cada uno en su burbuja del internet y sus amigos en el chat, es más importante un “amigo de Facebook” que su propia familia.

Usar la tecnología y el internet no es malo; lo malo es darle mal uso, dejarse manipular, como dije al inicio, la tecnología y el internet son de vital importancia y es por eso que deben usarse adecuadamente.  Deberían implementar educación para el uso del internet y quizá así lo usaran adecuadamente y no llegar al grado de ser como títeres de la tecnología. El internet, el dios de muchos, la esclavitud de muchos, no pueden pasar un día, un minuto, un segundo sin un teléfono, sin internet.

Diferente sería la sociedad si los jóvenes, y no solo ellos sino las personas en general, reemplazaran una o dos horas en una biblioteca por una o dos horas en el internet revisando sus redes sociales. Si se cambiara un teléfono por un libro. Tanto las redes sociales como el internet no son  malas; lo malo es dejarse vencer por el vicio que estas generan, dejarse esclavizar y dejarse manipular, y  ser  como jóvenes títeres.

Más horas de lectura, más libros en casa y menos teléfonos o aparatos tecnológicos. Eso  necesita la sociedad para dar el primer paso y comenzar a cambiar

*Estudiante de la carrera de Periodismo de la Universidad de El Salvador

A %d blogueros les gusta esto: