web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Editorial » Tiempos para el recogimiento
Tiempos para  el recogimiento

Tiempos para el recogimiento

La población católica mundial celebra en la presente semana la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús Cristo.

Esta semana, conocida como la Semana Mayor o Semana Santa, es propicia para dedicarla a la reflexión cristiana, es tiempo para el recogimiento.

No dudamos que debido al enjambre sísmico que afecta a varias poblaciones del Gran Salvador, principalmente la zona de Antiguo Cuscatlán, que ha dejado un muerto y varios golpeados, así como daños materiales, servirá para que la población creyente opte por la oración y la penitencia, la cual, sin lugar a dudas, necesaria, no solo por el fenómeno natural que nos afecta en estos momentos, sino también, por otros grandes problemas sociales que afectan al país y que se necesita de la ayuda divina.

La religión puede ser importante en situaciones difíciles, aunque, pedir la relación con el creador debería ser permanente.

Esperemos que en esta semana los salvadoreños, mayoritariamente, se dediquen a las cosas de Dios, en la búsqueda de lograr que los salvadoreños seamos gente de bien, en la búsqueda de un mejor país, una mejor sociedad.

Otros, haya o no haya enjambre sísmico, se dedicarán a disfrutar de su tiempo de descanso, bien en playas o balnearios. Si bien, es válido el esparcimiento, es necesario que los veraneantes no abusen. Sobre todo, que respeten al otro.

Y es que no se vale que por el egoísmo o el desenfreno, como los abusos del alcohol, se lleven de encuentro a vidas inocentes.

Hasta la fecha se han reportado cerca de una treintena de víctimas mortales, la mayoría por accidentes de tránsito. Muchos de los cuales porque el conductor iba en estado de ebriedad o subido de los límites permitidos de alcohol.

O sea, pues, quienes optan por la diversión también deben hacerlo con mesura, por el bien suyo y el de los demás.

Otros harán una mezcla de ambas actividades, es decir, acudir a las actividades religiosas propias de la semana y según su religión, y también aprovecharán momentos para el esparcimientos.

Lo importante, como hemos dicho arriba, es no dañarse a sí mismo, ni mucho menos a los demás.

Por eso les deseamos a todos que pasen una Feliz Semana Santa.

A %d blogueros les gusta esto: