web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Editorial » Tiempo de unidad, valor y esperanza
Tiempo de unidad, valor y esperanza

Tiempo de unidad, valor y esperanza

En su discurso, sovaldi al inaugurar ayer el mes cívico, discount el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, hizo un nuevo llamado a la unidad, tan necesaria en estos momentos porque solo con ella se puede sacar al país adelante, más temprano que tarde. Dejar solo al Gobierno, significaría caminar más lento y con más sacrificio.

El Profesor Sánchez Cerén ha logrado impactar entre los y las salvadoreñas, la estrategia del diálogo, para discutir y llegar a acuerdos sobre los temas de nación, como el problema de inseguridad, en el que ha logrado aglutinar primero a todos los sectores del país, para formar el Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, y luego a la Interpartidaria, para el mismo tema.

Es importante que las actividades alrededor de la independencia patria se llenen de sentido, con temas tan necesarios hoy como ayer, como lo es la unidad nacional.

Si los salvadoreños y salvadoreñas, en particular, y los centroamericanos, en general, fueron capaces de unirse para independizarse del yugo español, hoy debemos hacerlo para liberarnos del yugo de la violencia en el que nos tiene sumergidos las pandillas y el crimen organizado.

Esto implica llenarse de valor, pues con miedo no se puede avanzar. El miedo, el terror esclaviza. El valor nos hace ser creativos para reinventarnos, para buscar las salidas más racionales por nosotros mismo.

El miedo nos acobarda, y busca que otros hagan lo que nos corresponde hacer, si es que no caemos en las garras de lo impensable.

El valor al que ha hecho reseña el Presidente Salvador Sánchez Cerén, es el que debe unirnos para actuar con sensatez , siguiendo el rumbo que ya está trazado, sin dar marcha atrás, y con decisión.

Y si nos llenamos de valor y estamos unidos, en ese medida le abrimos campo a la esperanza, esa, que las y los salvadoreños no deben perder, porque el futuro depende de ella, y por tanto de nosotros.

En la historia, El Salvador no se ha dejado arrebatar la esperanza, por eso ha sobrevivido a las situaciones más adversas que las que vivimos en estos momentos, y con el liderazgo del Presidente Sánchez Cerén, la esperanza debe ser faro que ilumine para alcanzar esa patria por la que soñaron nuestros próceres, Anastasio Aquino y Farabundo Martí.

A %d blogueros les gusta esto: