web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Opiniones » Telefónicas e impuesto contraterrorismo

Telefónicas e impuesto contraterrorismo

César Ramírez
@caralvasalvador

La utilidad anual de algunas empresas telefónicas supera decenas – ¡centenas!- de millones de dólares, for sale estos datos son posibles encontrarlos en las memorias anuales e informes públicos tanto en la Bolsa de Valores local o internacional. Según SIGET hasta 2014 el número capacidad instalada de líneas fijas 2, ampoule 668, salve 691; la cantidad de líneas en funcionamiento 953,773; se debe destacar que las líneas de telefonía pública es cero, al igual que los teléfonos públicos –ya no existen los teléfonos públicos-; en otros aspectos las líneas móviles en operación 9,193,342 – cifra mayor que la población nacional-con la modalidad de pos pago 878,398 y los de prepago 8,314,944; las telecomunicaciones son un espectro de servicios no únicamente las líneas telefónicas, asociados se encuentran: internet, datos, televisión digital, cable etc. pero veamos su información financiera: Total de egresos Tráfico Internacional $25,777,588.60 Activos $1,723,850,528.14; Activos fijos $764,831,644.30 etc.,  Pasivos $586,385,379.39 Patrimonio $1,005,325,531.52 Capital $1,005,325,531.52 agreguemos el tráfico en telecomunicaciones: tráfico nacional fijo 346,539,457.59 y tráfico nacional móvil 1,941,916,582.99; para realizar una breve contabilidad revisemos los cargos (tarifas) por instalación de servicio fijo, Básico residencial etc.,  veamos: cargo (tarifa) por instalación de teléfono fijo $22.28; cargo (tarifa) básico o cargo de acceso mensual residencial $5.38 y sus tarifas por minuto 0.03764; tarifas por minuto de llamadas de una línea móvil pos pago a una línea móvil de otra red $0.16022  etc… existe un catálogo de tarifas que cualquier persona interesada puede verificar, pero nos interesa objetivar la cantidad de llamadas cobradas por minuto de diversos servicios, así multiplicamos millones llamadas por las cantidades indicadas…  Debemos anotar que las empresas telefónicas son empresas público-privadas, no son absolutamente empresas privadas, puesto que existe una correspondencia con la población que demanda un servicio, similar al agua, transporte, puertos, aeropuertos, seguridad nacional etc., las telefónicas viven por una concesión del Estado para explotar el espectro de telecomunicaciones, por lo tanto existe un deber hacia la demanda pública, a pesar que el Estado posea participación mínima en esas empresas, puesto que existen en el espacio nacional y su vigencia tiene un período de tiempo, que algún día terminará.

Acá no se trata de satanizar a las empresas telefónicas, ni acusarlas de nada, se trata de una correspondencia hacia los usuarios y al pueblo salvadoreño en general; si las ganancias son extraordinarias, “retornar” un porcentaje de sus ingresos no significará un daño a sus ganancias anuales porque el destino final es la Seguridad Nacional contra el terrorismo; esa seguridad nacional que implica eliminar las señales de los centros penales,  por cierto… llamado que no se atiende a pesar del clamor popular de eliminar esas señales.  Desde los centros penales se ordena por teléfonos móviles: paros al transporte colectivo, asesinatos a policías, masacres,  e incluso la colocación de coches bombas etc.

Se trata de una correspondencia solidaria para la policía, soldados y pueblo en general,  que por cierto debería medirse como retorno a la sociedad por los bienes que explotan…En todo caso, se trata de la Seguridad Nacional contra el terrorismo, la misma que protege su inversión y utilidades en general.

www.cesarramirezcaralva.com

A %d blogueros les gusta esto: