web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Suspensión de la autonomía planea sobre elecciones en Irlanda del Norte

Suspensión de la autonomía planea sobre elecciones en Irlanda del Norte

Por Maureen Cofflard/Douglas Dalby

Belfast/AFP

Irlanda del Norte vota este jueves por segunda vez en 10 meses por culpa del estallido del gobierno de coalición, con pocas perspectivas de salir del atolladero y muchas de que Londres suspenda la autonomía.

Los colegios electorales recibirán votantes hasta las 22H00 GMT para renovar la asamblea legislativa de esta región semiautónoma de 1,9 millones de habitantes, en el extremo norte de la isla de Irlanda. El recuento de los votos empezará el viernes y los resultados no se conocerán por lo menos hasta el sábado.

“Estoy harta de corrupción, quiero renovación”, dijo a la AFP Catherine Aouad, en un colegio electoral de Belfast.

Un escándalo de corrupción se sumó al mal ambiente creado por el Brexit para dinamitar el gobierno de unidad entre protestantes pro-británicos y católicos pro-irlandeses, una obligación bajo los Acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998 que pusieron fin a décadas de violencia sectaria.

El Partido Unionista Demócratico (DUP), partidario de mantenerse en el Reino Unido, y el Sinn Féin republicano, de la reunificación con Irlanda, integraban esta coalición.

Pero en enero, el viceprimer ministro regional y figura de los segundos, Martin McGuinness, del Sinn Féin, abandonó el gobierno asegurando que no podía seguir trabajando con la primera ministra Arlene Foster, del DUP.

McGuinness renunció por las sospechas de corrupción en torno a un programa para promover la calefacción no contaminante que tuvo un sobrecoste de cientos de millones de libras y que había sido creado por Foster cuando era ministra de Economía regional.

“La gente no soporta la arrogancia, la falta de respeto y el desprecio”, lanzó Michelle O’Neill, que remplazó a McGuinness al frente del Sinn Féin, en un debate televisado el martes.

La reconciliación parece remota. “No entraremos en un gobierno de coalición con Arlene Foster”, sentenció en una entrevista con la AFP O’Neill, de 40 años, cuya irrupción en el panorama político supuso una novedad porque su carrera había transcurrido enteramente en tiempos de paz.

Zizaña por el Brexit

Si el Sinn Fein mantiene su rechazo a Foster, que no piensa dimitir, “nos encaminaríamos a un periodo mínimo de seis meses o más sin gobierno”, estimó Jonathan Tonge, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Liverpool.

En ese caso, el ministro británico para Irlanda del Norte, James Brokenshire, suspendería la autonomía y administraría la provincia desde Londres, como durante los “troubles”, los “desórdenes”, como se conocen a las tres décadas de plomo que concluyeron con los acuerdos de paz.

Sería la quinta vez que Londres suspende la Asamblea desde 1998.

En las precedentes elecciones, en mayo de 2016, el DUP ganó con 38 escaños, por delante del Sinn Féin (28) y el UUP (Partido Unionista del Úlster, 16).

Los analistas y los sondeos pronostican una nueva victoria del DUP, pese a que muchos norirlandeses confiesan su cansancio con los escándalos.

Además, está el Brexit. El 55% de los electores norirlandeses apoyaron la permanencia en la Unión Europea, pero su voto quedó diluido en el panorama nacional, donde el Brexit triunfó con el 52% a favor.

El DUP apoyó la salida del Reino Unido de la Unión Europea, mientras que el Sinn Féin quería permanecer en el bloque. Los nacionalistas norirlandeses, como los escoceses, siempre vieron la UE como un contrapunto a Londres.

“Derechos como el de residencia o el de tener la doble nacionalidad británica e irlandesa están amenazados” por la salida de la UE, lamentó O’Neill.

Planea además el temor a que la reinstauración de los controles fronterizos entre Irlanda e Irlanda del Norte -la única frontera terrestre británica con la UE, si no se tiene en cuenta a Gibraltar y su estatuto especial de territorio de ultramar- empobrezca a la región, aísle a los católicos y favorezca de algún modo el regreso de la violencia.

Un elector de un barrio unionista de Belfast, el funcionario Neal Wilson, de 34 años, descartó la posibilidad.

“Se habla mucho del regreso de la violencia porque no estaremos en la UE. Es algo muy insultante para la gente de aquí. El Brexit irá bien”, sentenció.

A %d blogueros les gusta esto: