web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Supervivientes de ataque a hospital de MSF en Afganistán piden justicia

Supervivientes de ataque a hospital de MSF en Afganistán piden justicia

Por Gul Rahim

Kunduz/AFP

Supervivientes del bombardeo estadounidense contra un hospital de la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) en Afganistán piden un juicio público y tachan de “insultantes” las conclusiones de la investigación militar norteamericana, que no lo considera un crimen de guerra.

La presidencia afgana expresó, por el contrario, su satisfacción por una investigación que calificó de “exhaustiva”.

El Departamento de Defensa estadounidense reveló el viernes un informe muy esperado de 3.000 páginas sobre el ataque al hospital de Kunduz que causó 42 muertos el 3 de octubre de 2015. Concluye que los 16 soldados sancionados no serán juzgados por una corte marcial.

El informe “es un insulto absoluto a las víctimas”, afirmó el doctor Esmatulá Esmat, de guardia esa noche.

“No nos sentimos seguros después de esas conclusiones, tenemos miedo de que el hospital pueda ser atacado de nuevo si volvemos a trabajar”, añadió el médico, “desmoralizado”.

“Queremos juicios públicos (…) para que otros no cometan crímenes como éstos en el futuro”, recalcó.

Cuando el AC-130 estadounidense abrió fuego contra el hospital, algunos de los pacientes murieron quemados vivos en sus camas y otros tuvieron que ser sometidos a amputaciones de miembros. Algunos testigos aseguran que el avión inclusive disparó contra los que huían del lugar.

Según el Pentágono, “la investigación determinó que el incidente se debió a una combinación de errores humanos, de errores en el proceso, de fallos técnicos y que ningún miembro del personal (militar) sabía que estaba bombardeando un hospital”.

Para evitar que los militares involucrados puedan ser juzgados algún día por una corte penal estadounidense, el Pentágono adujo que no hubo un crimen de guerra.

“El término de crimen de guerra se reserva a los actos intencionados que buscan de manera deliberada convertir en blanco de los ataques a civiles, lugares u objetos protegidos”, explica.

“Lamentamos que no reconozcan que se trata de un crimen de guerra, para nosotros es inaceptable”, declaró Hamdulá, de 27 años, que trabajaba en el hospital y cuyo tío murió esa noche en el bombardeo.

“Deben ser juzgados públicamente”, declaró por teléfono a la AFP.

‘Investigación imparcial’

“Es una broma que Estados Unidos estime que no se trata de un crimen de guerra, es inaceptable”, afirmó Zahidulá, de 24 años, que trabajaba como cocinero en el hospital y perdió a su primo en el ataque.

“Lo que vimos esa noche es difícil expresarlo con palabras”, afirmó Zahidulá, que quiere compensaciones económicas para los familiares de las víctimas y cuidados médicos para los supervivientes.

El bombardeo estadounidense obligó a MSF a cerrar su centro de traumatología, el único hospital capaz de atender heridas de guerra en esta región donde se libran combates.

También levantó una ola de indignación internacional que hizo que el presidente Barack Obama tuviera que disculparse.

Médicos sin Fronteras exigió de nuevo una investigación “independiente e imparcial” de una “comisión internacional humanitaria”, y acusó al ejército estadounidense de “violaciones” de las leyes de la guerra por haber bombardeado durante casi una hora un hospital identificado como tal.

Además la oenegé pidió garantías para poder evaluar si reanuda sus actividades en Kunduz.

El gobierno afgano, que llevó a cabo su propia investigación, quedó satisfecho con el informe estadounidense “exhaustivo”, y asegura que “se tomaron medidas para garantizar que se rindan cuentas”.

El bombardeo contra el hospital se produjo durante combates entre rebeldes talibanes y las fuerzas afganas, apoyadas por la OTAN, por el control de Kunduz.

Los insurgentes llegaron a controlar brevemente esta capital provincial estratégica del norte del país, en lo que fue su victoria más espectacular desde la caída del régimen de los talibanes en 2001.

A %d blogueros les gusta esto: