web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Internacionales » Sudáfrica cierra sus fronteras a los países más afectados por el ébola

Sudáfrica cierra sus fronteras a los países más afectados por el ébola

Por Zoom Dosso
Monrovia/AFP

Las autoridades sudafricanas anunciaron el jueves el cierre de sus fronteras a las personas procedentes de Guinea, viagra sale recipe Liberia y Sierra Leona ante el riesgo que supone la epidemia del Ébola, seek for sale en tanto que el coordinador de la ONU para esta enfermedad iniciaba una visita a los países afectados.

Mientras varios países de África occidental luchan contra esta epidemia, buy cialis cialis sale que ya dejó 1.350 muertos, (576 en Liberia, 396 en Guinea y 374 en Sierra Leona), según el último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 18 de agosto, dos misioneros estadounidenses lograron superar la enfermedad gracias a un suero experimental nunca empleado en humanos hasta ahora.

El doctor Kent Brantly, de 33 años, y la doctora Nancy Writebol, de 60, que habían contraído la enfermedad cuando trataban a enfermos en la capital de Liberia, Monrovia, y habían sido repatriados a Estados Unidos a principios de mes, abandonaron este jueves el hospital al estar completamente recuperados, anunciaron los médicos.

“El alta médica de estos dos pacientes no plantea ninguna amenaza sanitaria”, dijo Bruce Ribner, director de la unidad de enfermedades infecciosas del hospital Emory.

El gobierno sudafricano decidió prohibir el acceso a su territorio a las personas procedentes de los países afectados por el virus del Ébola que considera de “alto riesgo”, esto es Guinea, Liberia y Sierra Leona, “salvo si el viaje es considerado absolutamente esencial”, y pidieron a sus ciudadanos aplazar cualquier viaje a estos países.

Nigeria, donde cinco personas murieron de esta fiebre hemorrágica altamente contagiosa y al que consideran de “riesgo medio”, se salva de estas medidas.

Coordinación internacional

Los países africanos afectados por la epidemia, sobrepasados por su amplitud, esperaban que la comunidad internacional se involucre en contener sus efectos.

Así, el coordinador de la ONU para el ébola, el doctor David Nabarro, llegó el jueves a Dakar desde Estados Unidos y se dirigió a continuación a Liberia para comenzar una visita que también le llevará a Sierra Leona, Guinea y Nigeria, según fuentes de la ONU.

En Liberia, donde está vigente desde el miércoles un toque de queda y dos barrios en la periferia de la capital, Monrovia, están en cuarentena, la Cruz Roja consideró necesario confiar la coordinación de la lucha contra el ébola a una organización internacional mejor que a las autoridades locales, “ante una calamidad de tal amplitud”.

La escasa capacidad del único crematorio del país, que pertenece a la comunidad india, que sigue los ritos funerarios hindúes, está desbordado por las decenas de cuerpos de muertos por el ébola que llegan cada día, destacó el secretario general de la Cruz Roja liberiana, Fayah Tamba

“Nuestro equipo pudo recoger 41 cuerpos. El domingo recogieron hasta 37. El crematorio no tenía capacidad para incinerar todos, así que tuvimos que llevar algunos” al hospital, explicó Tamba. “A la mañana siguiente tuvimos que transportarlos al crematorio y asegurarnos de que eran incinerados para poder recoger más cuerpos”.

En la vecina Sierra Leona, donde al igual que en Liberia “la transmisión sigue siendo alta”, según la OMS, sonaron desde primera hora del día los llamamientos de los muecínes en las mezquitas y las campanas de las iglesias para marcar el inicio de una jornada de oración y ayuno contra el ébola.

“Tanto cristianos como musulmanes imploran la misericordia divina y su perdón por todos los pecados”, declaró a la AFP la reverenda Christiana Sutton-Koroma.

El ministro de Asuntos Sociales, Muijeh Kaikai, confirmó que las autoridades saudíes le habían informado de que ninguno de los mil peregrinos de Sierra Leona inscritos para la gran peregrinación anual a La Meca este año recibirían un visado debido a la epidemia.

En Guinea, un centenar de médicos y voluntarios se desplegaron en 41 puestos de entrada y de control en las fronteras con Liberia y Sierra Leona, en virtud del estado de emergencia sanitaria decretado el 13 de agosto.

“Toda persona, guineana o extranjera, que viva fuera de nuestras fronteras y desee entrar en nuestro país debe ser rigurosamente examinada”, dijo el ministro de Salud, el médico coronel Rémy Lamah.

A %d blogueros les gusta esto: