web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Standard Life podría irse de Escocia si se independiza

Standard Life podría irse de Escocia si se independiza

Por Alfons Luna
Londres/AFP

La compañía de seguros Standard Life, que emplea en Escocia a 5.000 personas, avisó el jueves que trasladará parte de sus operaciones si la región se independiza en el referéndum del 18 de septiembre.

La razón es la incertidumbre en torno a la moneda del nuevo Estado, después de que los tres grandes partidos británicos -conservadores, laboristas y liberales- dijeran que no aceptarán una unión monetaria con Escocia para que siga usando la libra esterlina, y en torno a su pertenencia a la Unión Europea tras la secesión.

También la agencia de evaluación financiera Standard and Poor’s (SP) terció el jueves en el debate económico sobre la viabilidad de una Escocia independiente, coincidiendo en que la divisa crea incertidumbre pero que sus emisiones de deuda recibirían probablemente calificaciones aconsejando la inversión.

“El perfil macroeconómico de la economía escocesa, rica y abierta, se ajusta al típico perfil de la deuda soberana evaluada con categorías de grado inversor”, dijo SP.

El aviso de Standard Life, instalada en Edimburgo desde su fundación hace 189 años, coincide con la advertencia de Royal Bank of Scotland (RBS) de que la independencia tendría un “impacto significativo”.

Gerry Grimstone, presidente de Standard Life, dijo en el informe anual de la empresa que estaba “orgulloso” de haber tenido su sede en Escocia durante casi dos siglos.

“Pero si algo amenaza esta situación, tomaremos todas las medias que consideremos necesarias, incluida la de trasladar parte de nuestras operaciones fuera de Escocia, para garantizar la continuidad y proteger los intereses de nuestros accionistas”, advirtió Grimstone.

“Tenemos una vieja política de estricta neutralidad y en ningún momento vamos a aconsejar a la gente qué votar”, dijo el director ejecutivo de Standard Life, David Nish.

“De todos modos, tenemos el deber y la responsabilidad de entender las implicaciones de la independencia para nuestros cuatro millones de clientes, nuestros accionistas, nuestra gente y otros participantes en nuestros negocios y tomar cualquier medida necesaria para proteger sus intereses”, agregó.

Tras analizar los argumentos de ambas partes, “creemos que hay un número de temas que siguen siendo inciertos”, aseguró, citando, entre otros, “la divisa que usaría una Escocia independiente” y “si el acuerdo y ratificación de una Escocia independiente en la Unión Europea tendría lugar en el plazo previsto (24 de marzo de 2016)”.

“Hemos empezado a trabajar para establecer compañías registradas adicionales para operar fuera de Escocia, a las que trasladaríamos parte de nuestras operaciones si fuera necesario”, anunció Nish.

Por su parte, RBS, entidad rescatada de la quiebra por el Estado británico, que este jueves anunció unas pérdidas de 9.000 millones de libras en su informe anual, dijo que la incertidumbre sobre una Escocia independiente supone un riesgo financiero.

“Un voto a favor de la independencia escocesa tendría probablemente un impacto significativo en las cualificaciones crediticias de la empresa y también un impacto en el paisaje fiscal, monetario, legal y regulatorio al que el grupo está sujeto”, explicó.

A %d blogueros les gusta esto: