web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Proyecto Cultural Sur Vancouver » SPANGLISH CELEBRÓ EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER LA RECIÉN PASA TARDE DEL 11 DE FEBRERO

SPANGLISH CELEBRÓ EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER LA RECIÉN PASA TARDE DEL 11 DE FEBRERO

PROYECTO CULTURAL SUR VANCOUVER

Actividad que ha venido realizando durante muchos años.
La Revista Spanglish es el fruto del trabajo de María Margoth Ayala, junto a su familia y el apoyo directo de su esposo; licenciado Mario Ayala.
La actividad se efectuó con el esfuerzo del licenciado Mario Ayala, pero fue notable, un enorme vacío. La falta de su anfitriona, la mujer que siempre está al frente, la que apoya toda iniciativa que surge de la comunidad, la mujer que todos esperamos, esta mujer que se reflejó en todo, en este evento. (María Margoth Ayala) que hoy se encuentra bajo las sábanas blancas de una cama de hospital en Vancouver, luchando en contra del infortunio de haber sufrido un Ataque Cerebral?… María Margoth Ayala, todos estamos contigo, nuestro abrazo, es tuyo, confiamos en tu fortaleza, no te vamos a fallar, no nos puedes fallar, juntos superaremos esta crisis que solo es una prueba a tu valentía mujer, no es el primer reto que te hace la vida, ya has vencido muchos desafíos. Compañera de sueños, a la mujer valiente se le imita no se llora. Ese fue el ejemplo que nos mostró tu esposo que te ama, llevando a cabo el evento que tú iniciaste y encaminaste hasta la penúltima semana. María Margoth Ayala de la comunidad latinoamericana de Vancouver.
En la celebración hubo intervenciones artísticas, bailes y mensajes dirigidos a la mujer, uno del más notable fue el que nos llevó la licenciada Daysi Bonilla, cónsul de El Salvador en Vancouver. Nos presentó un breve perfil de Prudencia Ayala, primera aspirante a la Presidencia de la República Salvadoreña.
Una mujer de carácter humilde que en 1930, sin ninguna preparación académica pero consciente de sus derechos como mujer, retó al sistema social político de su tiempo al lanzarse como candidata a la Presidencia de la República en representación del Partido Unionista.
Su lanzamiento como candidata ha marcado la historia en el país, porque lo hace cuando la legislación salvadoreña no reconocía a la mujer como ciudadana, convirtiéndose así en la primera mujer en El Salvador e Hispanoamérica en optar a esa investidura.
Su plataforma estaba orientada básicamente a defender los derechos de la mujer e incluía aspectos como el apoyo a los sindicatos, la honradez en la administración pública, la limitación de la distribución y consumo del aguardiente, el respeto por la libertad de cultos y el reconocimiento de los hijos ilegítimos.
Prudencia estaba consciente de que su candidatura era imposible, luego que la Corte Suprema le negó el derecho a la postulación presidencial, aunque su gesto sentaría un precedente histórico que abriría el camino hacia la conquista de los derechos de la mujer.
No pudo concretar su inscripción como candidata a la presidencia, pero el Comité de Señoras siguió con la campaña de dignificación de la mujer y en 1938 la mujer comienza a figurar en la política nacional cuando el gobierno del Coronel Oscar Osorio, acepta un acuerdo de la Asamblea que señala que la mujer salvadoreña podía emitir su voto como ciudadana.
Los frutos de este movimiento comienzan en 1932 cuando la constitución establece el derecho a votar únicamente a las mujeres con un alto grado académico y que estuvieran casadas. Aunque esto era un paso importante, la inconformidad persistía y es hasta 1950 que la Constitución de El Salvador otorga la igualdad para ambos sexos.

Prudencia, su vida
Las fuentes apuntan que Prudencia Ayala nació entre 1885, 1890 ó 1901 por lo que no hay una fecha definida del año y el lugar de nacimiento, pero se conoce que en la zona occidental del país.
Ayala fue una mujer de lucha continua y combativa que amparada en el artículo 120 de la Constitución Liberal de 1886, pedía su reconocimiento y calificación como ciudadana. Además, se destaca como una de las principales mujeres gestoras del sufragio femenino y que abrieron el camino de la lucha por la igualdad de derechos que sigue vigente hasta hoy. Hija de Aurelia Ayala y de Vicente Chilet, Ayala de oficio costurera, logró estudiar hasta segundo grado por las limitaciones económicas de su familia.
Entre otros.

Este artículo sobre Prudencia, fue escrito por Laura Molina, en marzo del 2004
Por el Pc-surv
Lucy Ortiz

A %d blogueros les gusta esto: