web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Sobre una curiosa entrevista al empresario Ricardo Poma

Sobre una curiosa entrevista al empresario Ricardo Poma

Rigoberto Palma

En una entrevista al periódico La Prensa Gráfica, ailment del 10 de diciembre pasado, el empresario Ricardo Poma coincidió con los economistas de derecha en el tratamiento de algunas variables económicas. Como el señor Poma pertenece a ARENA, es normal que haga política de oposición al abordar el tema económico, pero como empresario de renombre pudo cuidarse de externar algunos juicios incorrectos, y no lo hizo. Veamos solo algunas de sus equivocadas opiniones:

1. El señor Poma dijo que “la deuda del país, que era de 9,000 millones aproximadamente hace cuatro años, ahora es de 14,000 millones.” Don Poma comparó la deuda del Gobierno Central de 2009 con la Deuda Pública de hoy, lo cual es incorrecto, pues la Deuda Pública incluye la del Gobierno Central, la de las Empresas Públicas No Financieras, la del Sector Público Financiero y la del Banco Central de Reserva (BCR). La deuda Pública de 2009 no era de 9,000 millones, sino de 11,173 millones. La diferencia es tan grande que no debió confundirse.

2. El señor Poma también dijo que “el déficit fiscal ha crecido enormemente, la inversión extranjera directa es la más baja de la región, y…no se logró genera un clima de confianza que motivara a los inversionistas, tanto extranjeros como nacionales, a invertir…”

Las estadísticas lo desmienten: el déficit fiscal del año 2009 fue de 1,142 millones de dólares, equivalentes al 5.7% del PIB de ese año, y en el 2013 (hasta noviembre) fue de 706 millones, equivalentes a cerca del 3% del PIB. Cuando el gobierno otorgue el dato final, el déficit será mayor al de enero-noviembre, pero muy inferior al del año 2009. En otras palabras, el déficit no ha crecido enormemente, sino que ha disminuido.

Sobre la inversión extranjera, es cierto que es la más baja de la región, pero eso es así desde el año 2006, cuando gobernaba el partido del señor Poma. Además, dicha inversión es mayor que antes. El último balance de la CEPAL muestra en el 2009 la inversión extranjera fue de 366 millones y en los años 2011 y 2012 aumentó a 385 y 516 millones, respectivamente. La web del BCR reporta que en los primeros nueve meses de 2013 la inversión extranjera creció 5.6% con respecto al mismo período del año anterior.

Si miramos más hacia atrás veremos que en el período 2000-2006 el promedio de inversión extranjera fue de apenas 311 millones de dólares. En esos años arrancaron la dolarización y los TLC con México, Chile y Estados Unidos, que según los altos funcionarios del Gobierno de Francisco Flores resolverían todos los problemas del país. Los únicos años de elevada inversión extranjera durante los gobiernos de ARENA fueron 1998, cuando el Estado vendió las empresas de telecomunicaciones y de distribución de energía, y 2007 y 2008, cuando los empresarios nacionales vendieron los bancos, las empresas de seguros y los fondos pensiones. Y se trató de una inversión que no llegó a crear empresas y generar empleo, sino a comprar empresas existentes.

3. El señor Poma aseguró que “hay menos oportunidades de empleo”. Otra vez las estadísticas lo desmienten, pues en el 2009 se perdieron 40,000 empleos y desde entonces se han creado 110,000. Basta verificar el número de cotizantes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social. En el 2009 la tasa de desempleo era de 7.3% y en el 2012 cerró en 6.1%.

4. Don Poma aseguró que “muchas personas tienen dudas sobre que existan reglas del juego claras y definidas y que existan también los pesos y contrapesos necesarios para hacer inversiones”.

ARENA gobernó durante 20 años y se supone que dejó todas las reglas de juego que necesitaba la gran empresa para hacer inversiones: privatizó decenas de empresas públicas, les quitó los impuestos a los exportadores de café y azúcar, suprimió el impuesto al patrimonio de los ricos, redujo el impuesto sobre la renta empresarial, de 35% a 25%, liberalizó los precios de 230 productos y la tasa de interés bancaria, dolarizó la economía y firmó TLC con México, Chile, Estados Unidos y otros país. ¿Por qué, a pesar de todas esas medidas, los grandes empresarios nacionales sacaron miles de millones de dólares hacia el exterior y la inversión extranjera no llegó como se prometió? El señor Poma debería explicar las razones, pues él invierte mucho en el exterior desde que su partido gobernaba sin contrapesos, con el control casi absoluto del Estado.

La ONG “Global Financial Integrity”, estima en 8,700 millones de dólares la fuga de capitales en los años 2001-2010. La dolarizaron facilitó ese proceso, pues los colones no valen en el exterior pero los dólares sí.

En otra parte de la entrevista, el gran empresario alberga la esperanza de que su partido vuelva a gobernar y le otorgue certidumbre a sus inversiones. Su deseo político no se materializará, pero el señor Poma puede estar tranquilo, pues habrá certidumbre para sus pujantes negocios. Ojalá que él lo entienda así y detenga la sangría de divisas que le viene haciendo a la economía.

A %d blogueros les gusta esto: