web analytics
martes , 21 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Situación irregular de lluvias en lo que queda del año: MARN
Situación irregular de lluvias  en lo que queda del año: MARN
La ministra de medio ambiente Lina Pohl expresó que los meses mayo, junio y julio son los más secos registrados en 45 años. Foto Diario Co Latino / Josué Parada

Situación irregular de lluvias en lo que queda del año: MARN

@GloriaCoLatino

Hemos tenido un período de lluvias atrasado, try sobre todo en la zona Oriental, troche incluso, pills en algunos lugares la lluvia llegó hasta el mes de junio”,  informó Lina Pohl, Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), al presentar su  informe sobre la Sequía Hidrológica que se registra en el territorio nacional, a causa del fenómeno de “El Niño”.

La situación ha sido inédita comentó la funcionaria  al comparar los datos desde que se tienen registros del comportamiento de las lluvias del país, “el trimestre de mayo, junio y julio, que ha sido el más seco nunca habíamos tenido un trimestre más seco que el que tuvimos este año”, comentó.

¿Qué es el fenómeno de El Niño?, es un patrón climático o meteorológico que implica cambios en la temperatura de las aguas del Pacífico oriental y ecuatorial; que afecta directamente la estación lluviosa en las zonas tropicales como Centroamérica y otras partes del mundo.

Para la funcionaria, los primeros efectos del fenómeno de El Niño se manifestaron entre los cuatro períodos consecutivos de sequía “fuerte”  que se evidenció entre el 14 de junio al 7 de julio, que tuvo 24 días secos consecutivos en el Oriente del país y para el segundo evento fue una sequía débil entre el 10 al 17 de julio que sumaron 8 días secos consecutivos.

En cuanto al tercer período seco fuerte se registró entre el 20 de julio al 8 de agosto, que sumó  20 días consecutivos sin lluvia; y  un período seco más entre el 11 al 29 de agosto que fueron 19 días en la zona Oriental y Paracentral del país.

“Altas probabilidades que El Niño continúe hasta marzo de 2016, los modelos indican que pasarían de una intensidad mayor, a la que tuvimos en El Niño en los años 1997-98, que fue un Niño con mayor impacto; ha sido el más fuerte que hemos tenido en la historia desde que tenemos registro. Y se espera que la temperatura del Atlántico que ha estado fría, que significa menos lluvia, ya está pasando de normal a cálida”, explicó.

Sobre las perspectivas de lluvias mensual en lo que resta del período de precipitaciones, la Ministra Pohl afirmó: “seguiremos secos” y recalcó que hay una baja probabilidad de temporales. No obstante, este estudio no contempla eventos extremos puntuales y de corta duración como son los huracanes, depresiones tropicales o tormentas.

“Hay cambios significativos tanto en la distribución, como la intensidad de los patrones en la circulación atmosférica y en los patrones de los océanos; el próximo informe sobre las perspectivas de clima estará el próximo mes de noviembre que incluiría a los meses de diciembre 2015 a marzo 2016 que será muy importante, porque si bien El Niño se caracteriza por ausencia de lluvias, también impacta en la estación de verano que implica mayores vientos y nos afectaría con los incendios forestales”, argumentó.

Sobre los factores climáticos, la Ministra Pohl confirmó que El Niño es un fenómeno que se acelera con una anomalía 2.1 grados centígrados; que consideró muy fuerte y que es muy probable que amplié a finales del año 2015 y un 85% que se extienda a marzo y abril de 2016.

“Las perspectivas para Centroamérica bajo lo normal en buena parte de la costa del Pacífico, pero sobre todo Guatemala, Nicaragua y Costa Rica severamente afectados; sobre el índice de precipitaciones que mide la cantidad de lluvia que ha caído en la zona. Es relevante porque nos muestra que a pesar, que no tuvimos períodos consecutivos de sequía en Occidente ciertamente cayó menos lluvia. Y septiembre ya presenta anomalías negativas con relación a lo que ha llovido es otro mes seco”, reiteró.

Sobre los impactos potenciales, la Ministra Lina Pohl señaló que la próxima estación seca estaría influenciada por una disminución de los caudales de los ríos y manantiales relacionada a la reducción de la carga de agua subterránea  y probabilidades  de incremento de intrusión salina en los acuíferos  costeros por el descenso del nivel freático; así como la baja en los caudales  de ingreso a los embalses de las centrales hidroeléctricas.

A %d blogueros les gusta esto: