web analytics
Miércoles , 24 Mayo 2017
Inicio » Nacionales » El SITRAMSS pierde velocidad y la gente se tarda el doble tras medida de la Sala
El SITRAMSS pierde velocidad y la gente  se tarda el doble tras medida de la Sala
Los usuarios del SITRAMSS se han visto afectados por pérdida de tiempo en el traslado de este servicio, luego que la Sala de lo Constitucional autorizara afectar a 45 mil usuarios del transporte colectivo. Foto Diario Co Latino.

El SITRAMSS pierde velocidad y la gente se tarda el doble tras medida de la Sala

Mirna Jiménez
Diario Co Latino

Los usuarios del Sistema Integral del Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMSS) han visto incrementado su tiempo de traslado en ese servicio; a una semana después que cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional suspendiera el uso del carril exclusivo para la población que ahí se traslada. La medida también ha reducido la frecuencia del servicio y la seguridad, lo que también se ha visto reflejado en la reducción de unos 7 mil usuarios de este servicio.

El vicepresidente del SITRAMSS, Eduardo Villanueva, manifestó en un canal local que con la incorporación de conductores particulares a ese carril, la velocidad de las unidades se ha reducido a casi la mitad, por lo que, en promedio, los usuarios ahora se tardan el doble para llegar a su destino.

“La gente que venía de Soyapango y llegaba al Salvador del Mundo lo hacía en 23, 24 minutos… ahora nos estamos tardando el doble de lo que tradicionalmente nos tardábamos para llevar a la gente a su destino. Si se mete vehículos en el corredor, esa velocidad combinada que antes podía llegar a ser de 30 ahora es 12,14, el sistema se cayó en frecuencia y velocidad”, manifestó Villanueva en el programa.

Explicó el directivo de la empresa que luego de la implementación de la medida ordenada por la sala se están haciendo mediciones constantes para conocer “el impacto” que tiene esta nueva restricción en el carril rápido. “Porque el modelo estaba configurado para tener una velocidad promedio de 25 kilómetros por hora y en la última medición que llegamos a hacer este fin de semana, hemos tenido 12 a 14 kilómetros por hora”.

El vicepresidente de SITRAMSS recordó que la esencia del sistema que funcionaba en el carril segregado y que se conoce como BIRT (Buses de Tránsito Rápido), es mover pasajeros de una manera “segura, ágil y eficiente”, la cual ha salido golpeada por esa decisión de los magistrados Belarmino Jaime, Edward Sídney Blanco, Rodolfo González y Florentín Meléndez.

“Con la medida cautelar lo que está pasando es que al carril que antes era para esos autobuses ahora entran carros particulares, que retrasan la frecuencia y la velocidad”, explicó.

Villanueva aseguró que la medida cautelar tiene tres impactos en la operación del BRT. “El primero es que perdemos velocidad y al perder velocidad, perdemos la frecuencia. Si nuestra oferta de servicio era que en 25 minutos llevábamos a las personas del punto A al punto B, no lo vamos a poder cumplir”.

El segundo impacto que sufre el sistema es la reducción de la seguridad en el carril para los usuarios ya que existen “altísimas posibilidades de tener accidentes” debido a que este es un corredor exclusivo donde “la ciudadanía se movía de una manera segura, rápida y con una velocidad comercial razonable”.

Ahora, con automotores particulares dentro del corredor, se han podido ver ya vehículos subidos en los separadores, choques, gente atropellada dentro del carril, “porque este no es un corredor de tránsito normal, es un corredor diseñado para autobuses, con estaciones al centro”, añadió.

El tercer impacto que provoca en el SITRAMSS la decisión de los cuatro magistrados, recusados por el Gobierno por presunta parcialidad en contra de este proyecto, es un incremento de costos. “Los autobuses ahora pasan más tiempo con los motores encendidos haciendo cola y entonces tenemos un incremento de costos por tiempo en ralentí, lo que nosotros los técnicos llamamos los kilómetros en vacío, que son aquellos kilómetros donde no estamos transportando pasajeros, sino que estamos en una fila en la calle”, explicó Villanueva.

Por eso el SITRAMSS está constantemente midiendo el impacto de costos, el impacto de no cumplir con la demanda, el impacto de no tener la velocidad y la probabilidad de incremento de costos.

La evaluación también sirve para elaborar e implementar medidas por parte del Viceministerio de Transporte (VMT) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP), como la de prohibir a alguna clase de automotores circular por el carril del SITRAMSS o reubicar algunas rutas de transporte. “Están tratando de ver cómo bajan el impacto de la velocidad comercial, pero sin duda ya de entrada hemos tenido en días promedio, en los últimos dos días de la semana, una caída de unos 6 mil a 7 mil usuarios dentro del sistema”, reveló.

La pérdida de usuarios obedece a que los atractivos del sistema, como son la exclusividad, seguridad y la rapidez, se han visto golpeados por la medida de los magistrados y están buscando mecanismos para moverse, dijo.

Los graves efectos negativos al SITRAMSS, llevan consecuentemente a evaluar la posibilidad de suspender operaciones por insolvencia financiera, manifestó. “Si a usted se le caen los ingresos y, por el otro lado, se le suben los costos, automáticamente la tarifa no cierra. Es decir, ya con el ingreso que tenemos, no podemos cubrir los costos operacionales y esa es la evaluación que estamos haciendo. Una de las alternativas es parar el servicio. No podríamos dar un servicio como el que la ciudadanía está acostumbrada a recibir porque sería ya un problema económico, un problema financiero y, sobre todo, un problema de seguridad y de calidad”, lamentó Villanueva.

El vicepresidente del SITRAMSS lamentó que el proyecto haya sido atacado desde su inicio y se haya promovido entre la opinión pública como una “lucha de clases” o de derechos entre los automovilistas y la gente que usa el transporte público.

“A la ciudadanía usuaria del sistema de transporte quiero decirles que el verdadero desafío que tenemos en esta ciudad y en todas las ciudades del mundo, y el éxito de un modelo ideal de transporte, no es que el pobre tenga carro, sino que el rico ande en el sistema de transporte. Si uno va a Europa, Nueva York, a Francia, uno ve a los usuarios utilizando los servicios públicos de transporte porque son rápidos, ordenados y seguros”, dijo Villanueva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: