web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » SINEMUS exige destitución de personal municipal de los distritos 3 y 6
SINEMUS exige destitución de personal municipal de los distritos 3 y 6

SINEMUS exige destitución de personal municipal de los distritos 3 y 6

@RoxmeryLopez

El Sindicato de Empleadas y Empleados Municipales de San Salvador (SINEMUS), order de la Alcaldía Municipal de San Salvador, buy viagra solicitaron el respeto a sus derechos laborales y exigen la destitución de un concejal y mandos medios que pertenecen al distrito tres y seis.

Según el sindicato, existe discriminación por parte de las jefaturas de la Alcaldía Municipal de San Salvador.  Asimismo, desde el año pasado, los sindicalistas se  han estado reuniendo en las mesas de diálogo para buscar una solución que ponga paro a estos abusos laborales. “Hemos tenido mesas de negociación estériles, en las cuales no hemos recibido ninguna respuesta por lo que hemos hecho protestas, además del cierre del Distrito tres por el incumplimiento a la demanda de nuestro sindicato”, manifestó Gloria Elizabeth Alfaro, secretaria general de SINEMUS.

El acoso laboral y sindical existente se da con mayor frecuencia en el Distrito tres y seis. En el Distrito seis la inestabilidad y acoso lo genera el concejal Miguel Azucena y lo reproduce el director  del Distrito seis, Carlos Arturo Molina; además, la coordinadora del Punto de Atención Empresarial (PAE), Elsy Urbina quien les falta el respeto a diario a los trabajadores.

“Este director, el concejal y la coordinadora del PAE les dicen a los empleados que nuestro sindicato SINEMUS no representa ninguna fuerza”, indicó Ana María Lara, primera de conflicto de SINEMUS. Asimismo, las sindicalistas destacaron el despido de Juan Antonio Morales Escobar, solo por estar afiliado al SINEMUS. De tal manera, Azucena y Molina hicieron las gestiones necesarias para que no se le renovara su contrato laboral y así despedirlo sin mayor esfuerzo.

A otros empleados afiliados al SINEMUS se les ha citado para amedrentarles y decirles que si siguen en el sindicato serán despedidos con posterioridad, aseguró la dirigente sindical. “Además, Evelyn de Hernández, jefa de servicios internos del Distrito tres, acosa a los empleados por medio de toma de fotografías en momentos en los que los trabajadores están distraídos con el fin de tener evidencia para futuros despedidos”, exclamó Lara.

Las sindicalistas afirman que hasta la fecha no han recibido respuesta por parte de Norman Quijano, alcalde de San Salvador, a quien le han solicitado un sin número de veces audiencia para exponer esta situación laboral tan deplorable y denigrante, el cual dicen no se ha interesado por conocer ni mucho menos solucionar dicha pugna laboral. Los sindicalistas han presentado una denuncia ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) en donde ya se abrió un expediente que contempla todos los casos de abusos físicos y verbales, así como de acoso laboral y sexual. De tal modo, están a la espera de la respuesta de la PDDH.

Daysi Guardado de Molina, gestora de desarrollo comunitario de SINEMUS, denunció que  sufrió violencia física por parte de su compañero de trabajo, Fabián Bonilla, quien la golpeó y contraminó a una puerta de madera solo por asesorar a sus compañeros para que

denuncien dichos abusos.

“Fabián Bonilla, mi compañero, se levantó impulsivamente me pegó una pechada de mano abierta, empujándome a una puerta de madera. En vista de eso me comuniqué con Ana María Lara y llamamos a la Policía”, afirmó Guardado de Molina, de la secretaria de género del SINEMUS.

De acuerdo a las denunciantes, la Policía Nacional Civil (PNC) se hizo presente pero las sindicalistas reiteran que no tomaron las declaraciones de la víctima, Daysi Guardado, sino las del supuesto agresor Fabián Bonilla.

“Yo ya hice las denuncias pertinentes en las instituciones convenientes, y espero que las autoridades no dejen mi caso impune ya que sufrir golpes en el espacio laboral debe de ser penado por la Ley”, comentó Guardado.

En ese sentido, el SINEMUS exige a Norman Quijano y a su concejo que cese la violencia laboral y que se traslade a otra área a Miguel Azucena. Además, la destitución de Carlos Molina, Elsy Urbina y Evelyn de Hernández, quienes sometieron a agresiones a los empleados sindicalizados, irrespetando las leyes nacionales y convenios internacionales en materia de sindicación.

A %d blogueros les gusta esto: