web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Sin justicia no puede haber paz, estamos a un paso de la guerra: Padre Juan Hernández Pico
Sin justicia no puede haber paz, estamos a un paso de la guerra: Padre Juan Hernández Pico
Juan Hernández Picos, Sacerdote jesuita, en la eucaristía de los domingos en la Cripta de Catedral Metropolitana. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura

Sin justicia no puede haber paz, estamos a un paso de la guerra: Padre Juan Hernández Pico

@JoakinSalazar

 La Comunidad de la Cripta celebró su acostumbrada misa en la Cripta de Catedral Metropolitana, lugar donde reposan los restos del Beato Oscar Arnulfo Romero, momento en el que dedicó especialmente al 40 aniversario del martirio del Padre

Rutilio Grande, padre Jesuita,  fue asesinado el 12 de marzo de 1977, junto a Manuel Solorzano, de 72 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16, estos fueron emboscados mientras manejaba un vehículo otorgado por el arzobispado sobre la carretera que comunica el Municipio de Aguilares con el Municipio de El Paisnal.

Su muerte, como dijo el Padre Jesuita,  Juan Hernández Pico, ha quedado en la impunidad, dado que no ha sido llevado a los tribunales respectivos.

“Ese crimen no ha sido llevado a los tribunales nunca, ni en tiempo de unos, ni en tiempo de otros, como tanto otros crímenes no han sido llevados a los tribunales, eso nos debería doler, no porque pretendamos vengarnos, sino porque sin justicia no puede haber misericordia; la Paz es fruto de la justicia, si no hay justicia estamos a un paso de la guerra”, dijo durante su predicación.

El Padre jesuita recordó la obra de Grande, principalmente por el interés de defender la justicia y a las personas afectadas por la represión.  Hernández Pico recordó que el sacerdote se ganó con estas denuncias que no lo hicieran rector de Seminario, como estaba previsto.

“Lo que dijo en la homilía, durante la celebración de la Transfiguración de Cristo, no le gusto a algunos sectores religiosos, como del Gobierno, por lo que le pusieron veto”, explicó.

El sacerdote recordó las palabras de Rutilio Grande “Nuestro campesinado irá entrando en esa etapa de descristianizar, no,  nos lamentemos que perdemos gran parte de la feligresía, si les dimos una religión que no pudimos contener al primer embate, o que no les dio nada para la liberación integral de sus personas, en sus derechos que nadie se los puede quitar”.

Asimismo,   Hernández Pico afirmó que el Sacerdote Rutilio Grande desafió al alto mando de la Iglesia Salvadoreña que en ese momento no luchaba por defender al pueblo reprimido; “parece que todos estamos de acuerdo que no estamos preparados para el dialogo y somos conscientes de que este dialogo es necesario y urgente”, comentó sobre la denuncia del Padre Grande.

También, el padre Hernández Pico recordó a Rutilio Grande como uno de los hombres precursores del evangelio de los pobres, además, que su muerte significó un cambio radical en la obra del Beato salvadoreño Oscar Arnulfo Romero.

El padre instó a la feligresía a retomar la obra de Rutilio Grande, buscando la paz social a través de la verdadera justicia, dedicada principalmente a quién más lo necesite.

A %d blogueros les gusta esto: