web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » LAICIDAD » SERÁS LO QUE QUIERAS SER

SERÁS LO QUE QUIERAS SER

Miguel Ángel Dueñas Góchez*

Conocí un caso que algunas personas pensarían, como dicen, “naciste pobre y pobre morirás”. Me contaba un conocido que cuando era niño su madre se dedicaba a lavar y planchar ajeno, su padre trabajaba en la sinfónica gubernamental, pero nunca se ocupó de sus hijos e hija, pues eran tres hermanos, entre ellos una mujer. Continuó diciéndome que fue a la escuela descalzo hasta los diez años, se calzó cuando su hermano mayor pudo trabajar y comprarle un par de zapatos “burros”. Tenía un uniforme para ir a la escuela (de lavar y poner), pero en recreo casi nunca jugaba, ya que se dedicaba a leer libros que le prestaban y siempre andaba un cuaderno para todas las asignaturas porque no podían costearle más; utilizaba un trozo o pedazo de lápiz para escribir, el cual se encontraba algunas veces botado.

Cada nuevo año veía a sus similares con bonitas mochilas o bolsones, cuadernos nuevos y estuches con lápices de color. En el tercer grado, dichosamente, un compañero le obsequió muchas tarjetas coleccionables para pegar en álbumes que en ese entonces eran la moda. Con esas tarjetas comenzó a jugar (para lo cual era muy bueno) y ganó el doble de lo que le regalaron y luego vendía las que sus compañeros no tenían o eran menos comunes. Así fue como compró sus primeros cuadernos y su bolsón. Siempre ocupó los primeros lugares hasta llegar al bachillerato, por lo que le ofrecieron beca en la Universidad de El Salvador, considerándose capaz de estudiar la carrera que él quisiera cursar, por fin se graduó de ingeniero agrónomo y, por buenas calificaciones, fue recomendado para ser empleado público en su área de estudio, y sigue cultivando éxitos, siendo respetado por quienes lo conocen.

Lo anterior lo describo tal como me fue contado y en ningún momento él me dijo que con la ayuda de Dios o por su gracia había salido de la pobreza, sino que gracias a su dedicación y empeño es lo que es, tiene familia, y con su madre, que ya falleció, trató de no serle una carga y darle una buena vida al comprarle casa y llevarle lo necesario para sobrevivir.

* Lic. en Relaciones Internacionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: