web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Ser o no ser de Aristóteles y Shakespeare…
Ser o no ser de Aristóteles y Shakespeare…

Ser o no ser de Aristóteles y Shakespeare…

CaralváCaralvá

Fundador
Suplemento Tres mil

El famoso monólogo de Shakespeare es más conocido que la tesis filosófica de Aristóteles, sales pero el griego da respuesta al famoso dilema. En realidad no interesa la trama de Shakespeare sino el contenido de la propuesta, patient actuar significa en la tragedia vengar una muerte, discount cobrar la traición, no actuar es la complicidad llena de cobardía, así se enmarca aquél famoso Monólogo de Hamlet: ¡Ser o no ser, he aquí el problema! ¿Qué es más elevado para el espíritu: sufrir los golpes y dardos de la insultante Fortuna, o tomar las armas contra un piélago de calamidades y, haciéndoles frente, acabar con ellas? ¡Morir! Dormir… no más ¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne! ¡He aquí un término devotamente apetecible! ¡Morir… dormir! ¡Dormir… tal vez soñar! ¡Sí, ahí está el obstáculo! ¡Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado del torbellino de la vida! ¡He aquí la reflexión que da existencia tan larga al infortunio! Por qué… ¿Quién aguantaría los ultrajes y desdenes del mundo, la injuria del opresor, la afrenta del soberbio, las congojas del amor desairado, las tardanzas de la justicia, las insolencias del poder y las vejaciones que el paciente mérito recibe del hombre indigno; cuando uno mismo podría procurar su reposo con un simple estilete? ¿Quién querría llevar tan duras cargas, gemir y sudar bajo el peso de una vida afanosa, si no fuera por el temor de un algo, después de la muerte, esa región cuyos confines no vuelve a traspasar viajero alguno, temor que confunde nuestra voluntad y nos impulsa a soportar aquellos males que nos afligen, antes que lanzarnos a otros que desconocemos? Así la conciencia hace de todos nosotros unos cobardes; y así los primitivos matices de la resolución desmayan bajo los pálidos toques del pensamiento, y las empresas de mayores alientos e importancia, por esa consideración, tuercen su curso y dejan de tener nombre de acción…Pero ¡silencio!… ¡La hermosa Ofelia! Ninfa, en tus plegarias acuérdate de mis pecados…Shakespeare. No obstante Aristóteles ya había solucionado este dilema: Libro IX, Cap. X, (De lo verdadero y lo falso), p 206-207…“Pero el Ser propiamente dicho es sobre todo lo verdadero: el no ser, lo falso. La reunión o separación, he aquí lo que constituye la verdad o falsedad de las cosas”… “ Entonces el ser es estar reunido, ser uno; no ser es estar separado, ser muchos.” Shakesperare (1564 -1616) y Aristóteles (384 y 322 A.C) nos brindan una idea del tratamiento de estas tesis, podrá argumentarse que son temas distintos,  a pesar de todo ese dilema es la cuestión de cada humanidad. Esta situación de acción vive entre nosotros a diario,  actuar o no frente a problemas históricos: “la infantomigración hacia Estados Unidos”, “delincuencia”, “corrupción”, “seguridad”.. etc… para algunos: tiene tres componentes: realidad, imaginario y simbólico, para otros “ ser o no ser” no es la cuestión, es la respuesta trascendental.

A %d blogueros les gusta esto: