web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Sepultan osamentas de niños desaparecidos por Ejército salvadoreño
Sepultan osamentas de niños  desaparecidos por Ejército salvadoreño
Habitantes de Arcatao, Chalatenango, participan en la misa de cuerpo presente de los niños asesinados durante el conflicto armado. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Sepultan osamentas de niños desaparecidos por Ejército salvadoreño

San Salvador/AFP

Las osamentas de seis niños que habían desaparecido hace 35 años luego de una operación del ejército de El Salvador durante la guerra civil (1980-1992), fueron sepultados el viernes en Arcatao, un poblado del norte del país.

El funeral se realizó luego de una misa celebrada por el cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez, en la iglesia de Arcatao, un poblado enclavado entre montañas, a unos 113 km al norte de San Salvador.

“Es un acto histórico”, por medio del cual se está comenzando a “reparar a las víctimas”, destacó el cardenal durante su homilía ante un poco más de 200 personas que participaron en la ceremonia.

En pequeños ataúdes color blanco, los restos de los niños fueron transportados desde la iglesia en una procesión que recorrió el centro del poblado hasta llegar a una pequeña capilla dedicada a los Mártires, donde fueron sepultados.

Antropólogos forenses de El Salvador y Argentina identificaron a los niños como José Rafael Franco (5), José Mauricio Menjívar (5) y Milagro Navarro Orellana (4) y los hermanos Norberta, Gladis y Pastor Serrano, de 11,8 y 3 años, respectivamente.

Las osamentas fueron localizadas el 15 de julio de 2015, luego de que José Franco, un sobreviviente y padre de uno de los niños, indicara a la Comisión de Búsqueda gubernamental el área donde fueron sepultados al concluir el operativo militar en 1982.

José Franco falleció meses atrás por lo que no logró dar sepultura a su hijo José Rafael.

“Luego de un largo proceso investigativo se determinó que los menores fueron asesinados por soldados y paramilitares en el cantón el Sitio, municipio de Arcatao, Chalatenango, durante el operativo militar”, consignó el viernes en un comunicado la Comisión Nacional de Búsqueda.

Los niños fueron víctimas de desaparición forzada durante el operativo militar denominado “Domínguez de Pacificación y Limpieza”, conocido popularmente como la Guinda de Mayo, perpetrada entre los meses de mayo y junio de 1982.

Tras la plena identificación genética y antropológica las osamentas fueron entregadas el jueves por el Instituto de Medicina Legal (IML) a los familiares.

La guerra civil salvadoreña, que concluyó en 1992 mediante la firma de acuerdos de paz gobierno-guerrilla, dejó más de 75.000 muertos, más de 7.000 desaparecidos y pérdidas millonarias a la economía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: