web analytics
Lunes , 27 Marzo 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Selecta Playera se instala en Bahamas
Selecta Playera se instala en Bahamas
Tomás Hernández y compañía en el último entreno antes de viajar a Bahamas, donde buscarán clasificar al quinto mundial de la modalidad para una selección salvadoreña. Foto Diario Co Latino/ David Martínez

Selecta Playera se instala en Bahamas

Diego Guzmán
@Diegoolguzman

La selección salvadoreña de fútbol playa ya se encuentra en Bahamas para participar en el Premundial de la CONCACAF, que se disputa del 20 al 26 de febrero, y que otorgará dos boletos al Mundial de la modalidad que tendrá como sede territorio bahameño.

Antes de viajar a suelo caribeño, la selecta no descuidó ningún detalle en su preparación para encarar la competencia de la mejor manera y regresar al país con el boleto al Mundial.

Por ello, Rudis Gallo, entrenador de la azul playera, enfocó su trabajo en la última semana en aspectos tácticos, con el propósito de evitar sorpresas en el certamen y lograr mayor contundencia frente a sus rivales.

De igual forma, el estratega playero y sus pupilos observaron videos de los rivales a enfrentar en la fase de grupos (Turcas y Caicos, Panamá y Costa Rica) y de Estados Unidos, posible rival en las instancias finales.

Previo al viaje a territorio caribeño, Agustín “Tín” Ruiz, referente de la azul playera, dijo que llega fortalecido al certamen a pesar del recién fallecimiento de su hermano, ya que ha recibido apoyo de sus compañeros y del entrenador Gallo, quien vivió una experiencia similar antes de los Juegos Bolivarianos del año pasado.

Agustín Ruiz afina la puntería para buscar el boleto a un mundial en el premundial de Bahamas 2017. Foto Diario Co Latino/ David Martínez.

“Fue un golpe muy duro para nuestra familia, pero el profesor (Rudis Gallo) perdió a su madre antes de viajar a los Juegos Bolivarianos de Chile y hoy me tocó a mí vivir esta situación. No obstante, Dios y mis compañeros me han dado fuerzas y espero que en Bahamas consigamos la clasificación para el mundial que se realizará ahí mismo”, expresó “Tín”.

Por su parte, Rubén Batres dijo que llegan a Bahamas con el objetivo de reivindicarse con la afición, tras haber fallado en su intento por clasificar al mundial en el año 2015.

“Estamos conscientes de que queremos la quinta clasificación y llegamos con un mal sabor, pero esperamos borrar ese mal recuerdo y darle una nueva alegría al pueblo salvadoreño”, manifestó Batres.

Los doce guerreros con los que Gallo hará frente al Premundial son: los guardametas Eliodoro Portillo y Herbert Ramos; los ala Roberto Membreño, Tomás Hernández, Melvin Segovia, Elmer Robles, Darwin Ramírez; los cierre Douglas Zavala, Ever Ramos; y los pivotes Rafael Rizo, Rubén Batres y Agustín Ruiz.

El Salvador debuta mañana en el certamen enfrentando a Islas Turcas y Caicos; luego, el 22 de febrero, jugará contra Panamá y cerrará la fase de grupos enfrentando Costa Rica, el 23 de febrero.

Los seleccionados dijeron estar listos para enfrentar la eliminatoria y ser protagonistas en Bahamas. Foto Diario Co Latino/ David Martínez.

Por el quinto mundial

En Bahamas, El Salvador participará por séptima ocasión en un Premundial de la CONCACAF y tratará de clasificar por quinta vez a un Mundial de Fútbol Playa.

El debut de la selecta salvadoreña en los premundiales de la CONCACAF se remonta al año 2007. En ese año, bajo el mando del entrenador Israel Cruz, la azul de playa, que contaba en sus filas con jugadores como Wilber Zavala, Walter Torres, Tomás Hernández, Roberto Membreño, Elías Ramírez y el portero Luis Rodas; participó en el Premundial con miras al Mundial Copa Cabana (Brasil).

No obstante, la experiencia fue amarga ya que la armada cuscatleca no consiguió el boleto al Mundial al terminar en el último lugar del clasificatorio.

Un año más tarde (2008), la selecta playera, ya dirigida por Rudis Gallo, tuvo su revancha y clasificó al Mundial de Marsella (Francia) tras concluir en el segundo lugar del Premundial disputado Puerto Vallarta, México.

La clasificación causó furor en todo el país ya que, tras una sequía de alegrías por parte de la selección mayor, un puñado de desconocidos consiguió avanzar a un mundial y poner a soñar a toda una nación.

Ya en el Mundial de Marsella, la selecta pagó el derecho de piso y se despidió en las primeras de cambio al perder sus tres partidos en la fase de grupos ante Islas Salomón, Portugal e Italia, que terminaron en el segundo y tercer puesto del mundial, respectivamente.

Luego, en el año 2009, la selecta playera dio el salto de calidad al coronarse monarca del Premundial de la CONCACAF tras vencer a Costa Rica en la final, lo que les permitió conseguir la segunda clasificación a un Copa del Mundo de Fútbol Playa.

La segunda cita mundialista para la azul playera fue Dubái (Emiratos Árabes Unidos), en donde tampoco pudieron pasar de la primera fase al perder frente a Costa de Marfil, España y Japón.

No obstante, lo mejor estaba por venir para los pupilos de Rudis Gallo, todo era cuestión de tiempo y de tenerle paciencia a un proceso que comenzaba a mostrar un mejor rostro.

En el 2010, El Salvador no pudo retener el reinado de la CONCACAF, ya que perdió en la final del Premundial ante México, anfitrión del certamen, pero consiguió clasificar al Mundial Ravena (Italia) 2011.

Y fue sobre la arena italiana que la selecta playera hizo historia, ya que en la fase de grupos vino de menos a más: perdió en su debut ante Portugal, pero luego consiguió derrotar a Omán y Argentina para clasificar a cuartos de final.

En cuartos de final, los cuscatlecos vencieron agónicamente 6-5 a Italia con un gol “in extremis” de Frank Velásquez.

Ya en semifinales, El Salvador, que era más coraje y entrega, cayó 3-7 ante una Rusia con mejor oficio y experiencia sobre la arena, por lo que la ilusión salvadoreña de disputar la final no paso de eso: una ilusión. Sin posibilidades de pelear por el título, la selecta playera se volvió a enfrentar a Portugal en la disputa del tercer lugar; sin embargo, los portugueses reafirmaron su paternidad sobre la azul y, por ello, El Salvador acabó en un histórico cuarto lugar.

Tras el histórico logro, la selecta playera llegó al Premundial de Bahamas 2013 con la etiqueta de favorita al título, pero se quedaron con las manos vacías ya que cayeron en la final ante Estados Unidos.

No obstante, los salvadoreños cumplieron con el objetivo de clasificar  a su cuarto mundial consecutivo y la cita fue en Tahití (Polinesia Francesa).

La participación de los “guerreros de playa” fue discreta en Tahití, ya que fueron eliminados en Cuartos de Final ante España, en un duelo muy cerrado.

Ante el buen desempeño a nivel internacional, la CONCACAF le concedió a El Salvador ser el anfitrión del Premundial del año 2015, el cual tuvo como sede el estadio de fútbol playa en la Costa del Sol.

No obstante, a pesar de que la selecta dejó todo sobre la arena salvadoreña, no consiguió el boleto al Mundial de Portugal, tras perder en semifinales con Costa Rica.

Es por ello que la selecta tratará, en el Premundial Bahamas 2017, conseguir la clasificación a su quinto mundial y redimirse ante su afición, que les sigue apoyando incondicionalmente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: