web analytics
jueves , 23 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Santos quiere negociar rápido un “cese el fuego bilateral” con las FARC

Santos quiere negociar rápido un “cese el fuego bilateral” con las FARC

Por Mariano Andrade/Nueva York/AFP/La Habana/PL

El presidente colombiano Juan Manuel Santos afirmó el jueves en Nueva York que buscará negociar “lo más rápido posible” un “cese el fuego bilateral” con las FARC, look dando la bienvenida al anuncio de su líder de “suspender” la instrucción militar de la guerrilla.

“Creo que esa es una movida muy bienvenida, buy es una demostración de que vamos por el camino correcto, sovaldi y por eso debemos negociar lo más rápido posible el cese al fuego bilateral”, afirmó Santos luego de reunirse con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, al margen de la 70 Asamblea General de la ONU.

Santos se refería al anuncio del jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), Timoleón Jiménez o Timochenko, de ordenar “suspender” la instrucción militar para abocarse a la “formación política y cultural”, en medio de un avanzado proceso de paz para terminar medio siglo de conflicto en Colombia.

El mandatario señaló por otra parte que no habló con Kerry sobre la decisión de no extraditar a miembros de las FARC a Estados Unidos, y aseguró que las autoridades de ese país “entienden” al gobierno colombiano respecto a este punto del pacto sobre justicia acordado con la guerrilla la semana pasada en La Habana.

“No hablamos de eso. Ellos entienden que yo no voy a extraditar a los miembros de las FARC porque entonces no tendría ningún sentido que se entreguen y que entreguen sus armas”, dijo el mandatario en la puerta de la residencia del embajador colombiano de la ONU, donde se llevó a cabo el encuentro.

Santos afirmó que su paso por Estados Unidos significó una “gira muy positiva para el país”, tras el compromiso con las FARC para cerrar un acuerdo definitivo en un plazo de seis meses, antes del 23 de marzo de 2016, luego más de tres años de negociaciones en Cuba.

El gobierno de Santos y las FARC, surgidas de una insurrección campesina en 1964 y con unos 7.000 combatientes según cifras oficiales, buscan acabar con un enfrentamiento interno que desangra a Colombia desde hace más de cinco décadas.

Cambios en Plan Colombia

De su lado, Kerry felicitó a Santos por su “liderazgo” para “tratar de terminar 50 años de guerra” y aseguró que Washington seguirá colaborando con su socio por la paz.

“Quiero felicitar al Presidente Santos por su liderazgo y nos complace tener un enviado especial con ellos para tratar de terminar 50 años de guerra”, dijo.

Kerry destacó la “iniciativa” de Santos “para llevar esto a un cierre”, y aseguró que Estados Unidos está “muy involucrado en el éxito del proceso y de Colombia”.

Sobre el Plan Colombia, que cumple 15 años, el responsable estadounidense dijo que ha tenido un “impacto profundo” en la situación en el país sudamericano y explicó que el gobierno del presidente Barack Obama está trabajando para adaptarlo.

A través del Plan Colombia, Washington desembolsó más de 8.000 millones de dólares en ayuda militar contra los grupos insurgentes y narcotraficantes en el país suramericano.

Respaldo internacional a acuerdo

El jefe de la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo(FARC-EP, Iván Márquez, destacó que el acuerdo sobre Jurisdicción Especial para la Paz alcanzado con el gobierno contó con un amplio respaldo internacional.

En un comunicado divulgado en esta capital, Márquez resaltó que más de 280 organizaciones de derechos humanos y de víctimas, colombianas y extranjeras, así como las víctimas del conflicto valoraron de manera positiva el convenio firmado el pasado 23 de septiembre entre las dos partes.

También saludaron el acuerdo, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry; el Ministerio alemán de Asuntos Exteriores, el Vaticano, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Unión de Naciones Suramericanas, Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, entre otras instituciones y personalidades.

El texto completo del convenio contiene 75 principios y normas, así como una relación de sanciones, y está dividido en cuatro apartados: principios jurídicos generales; amnistía, indulto y tratamientos diferenciados para fuerzas militares; competencia y funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz; y sanciones aplicables.

En opinión de la Delegación de Paz de las FARC-EP, el acuerdo debería ser publicado a la mayor brevedad, para evitar especulaciones o tergiversaciones interesadas sobre su contenido.

El documento vela por el estricto respeto a lo establecido en el Derecho Internacional Humanitario, en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y en los tratados internacionales en general.

Este acuerdo constituye -aseguró Márquez- un precedente ineludible para futuros procesos de resolución de conflictos en el mundo, que a partir de ahora deberán poner de forma efectiva a las víctimas en el centro de cualquier acuerdo.

Las FARC-EP seguirán trabajando, sin alterar lo ya acordado, garantizando así que el Acuerdo Final de Paz se alcance a la mayor brevedad, aseguró Márquez.

Las dos partes saben que el cronómetro ha iniciado ya su cuenta regresiva, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: