web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Editorial » Sánchez Cerén se reúne con Kerry
Sánchez Cerén  se reúne con Kerry

Sánchez Cerén se reúne con Kerry

En 2009, patient la derecha política, mediática y empresarial, incluidas algunas voces del partido Republicano de los Estados Unidos, afirmaban que de ganar el FMLN las elecciones, inmediatamente se romperían las relaciones diplomáticas y comerciales con la gran potencia del norte, y que los más de dos millones de salvadoreños migrantes tenían un futuro incierto.

No obstante la campaña de miedo, el FMLN ganó las elecciones, y Mauricio Funes se convirtió en el primer presidente de izquierda de El Salvador, y las relaciones con Estados Unidos no fueron afectadas para nada, todo lo contrario.

En las pasadas elecciones, las mismas voces conservadoras, incluyendo de Estados Unidos, afirmaban que de ganar las elecciones el FMLN, nuevamente, esta vez con dos ex comandantes guerrilleros como candidatos, uno de ellos ex miembro de la Comandancia General de la ex guerrilla, el peligro se reavivaba.

Hasta los aliados por la democracia, vinculados al partido ARENA, fueron a Washington a manifestar el peligro que significaba si Salvador Sáchez Cerén se covertía en el segundo presidente de izquierda en El Salvador.

Esas voces perversas y morbosas comenzaron a especular por qué el mandatario electo visitaba países de izquierda de América Latina y no Estados Unidos.

Comenzaban a especular que las relaciones con el país del norte habían comenzado su deterioro, y tras simuladas sonrisas disimulaban su regocijo.

Pero, no, nada de eso. Así quedó demostrado, el lunes, cuando el Presidente Electo, el profesor Salvador Sánchez Cerén (ex comandante Leonel González) es recibido en el despacho del secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry.

La foto en la que Sánchez Cerén y Kerry apretaban sus manos en señal de saludos, más allá del simbolismo diplomático y el formalismo, propios de esos encuentros, sirvieron además para callar esas voces maliciosas, porque ni los funcionarios de los Estados Unidos tienen miedos o reservas para saludar a un Presidente que viene de las filas de la guerrilla, ni el excomandante guerrillero teme estrechar manos amistosas del coloso del norte.

“Ha sido una visita muy corta pero substanciosa. Con el secretario Kerry hemos compartido la buena voluntad de profundizar las relaciones bilaterales. Hablamos de cooperación en varias áreas, asuntos que después de la asunción del nuevo gobierno vamos a llevar adelante”, dijo Sánchez Cerén a los periodistas en Washington, al final de la reunión.

La visita del Presidente Electo a Estados Unidos, más allá de los convenios comerciales o diplomáticos, tiene una justificación más poderosa a la base: la residencia en aquel país de más de

2,3 millones de salvadoreños, cuyas remesas familiares, siguen siendo un aspecto determinante en la economía familiar y de la nación.

Creemos, como lo expresamos en un editorial anterior, que la gira por varios países de América y el Vaticano, realizada por el Presidente Electo, no solo genera confianza para sostener buenas y mejores relaciones diplomáticas, sino que se abren espacios para posteriores actividades comerciales y de cooperación, con lo que se reafirma la visión estratégica de Salvador y Oscar sobre las relaciones con el mundo.

A %d blogueros les gusta esto: