web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » San Juancito Un pequeño pueblo, grande en historia
San Juancito Un pequeño pueblo, grande en historia

San Juancito Un pequeño pueblo, grande en historia

Perla Rivera Núñez

Poeta hondureña

 

Hacía mucho tiempo que soñaba con visitar este histórico lugar de Honduras; La mina de San Juancito, cialis que se encuentra a inmediaciones de la ciudad de Tegucigalpa y el parque nacional “La Tigra”. Era viernes y el día pintaba genial. Desayuné en el camino, sale para aprovechar la mañana. A la orilla de la carretera siempre encuentras rica comida a precios módicos y salís de la rutina comiendo al aire libre.

Llegué al pueblo a las 10.00 am. Este  fue un pueblito minero durante la colonia española, nurse donde funcionó el primer consulado de los EEUU en nuestro país. La casa donde estaba ubicado todavía sigue en pie. Aquí también se colocó la primera planta de energía hidroeléctrica que generaba buena parte de electricidad a la nación debido a su potente motor.  También aquí inició la famosa Embotelladora La Reina, una de las principales compañías de bebidas que aún funciona en Honduras.

A su paso se pueden apreciar las boca minas por donde era extraído el mineral que era trasladado hacia Tegucigalpa a lomo de mulas y luego a su exportación al extranjero. Puedes recorrer el pueblo y disfrutar de la historia en las conversaciones con los vecinos del mismo. Uno de los famosos gerentes generales de esta compañía fue Joseph Weddle. Mucha gente extranjera que trabajó en la mina o parientes de éstos está sepultada en el lugar, existe un cementerio de <<gringos>> de esa época.

Esta mina fue explotada por la Internacional Compañía estadounidense “Rosario Mining Company´´ la concesión de la explotación la obtuvo siendo presidente de la nación el Doctor Marco Aurelio Soto, quien además tenía acciones dentro de la compañía y uno de sus empleados contables más famosos fue el presidente Julio Lozano Díaz, quien en 1938 publicaría “La Industria Minera protegida por el Estado de Honduras” todo esto debido a que el año anterior (1937) la empresa minera norteamericana llegara a un punto culminante de ganancias, mediante una superproducción de aproximada de 3,211296 onzas de oro registradas como plata por motivos impositivos.

La Rosario Mining Company operó desde 1879 hasta 1955 en forma ininterrumpida, previamente en 1948 se había convertido en la Rosario Resources Corporation para explotar la mina de El Mochito.

La vista desde los distintos miradores es impresionante. La amabilidad de la gente contrasta con el sol penetrante y el colorido de su floresta.

No podía alejarme de este lugar sin detenerme en el río que cruza el pueblo, son dos ramas de dos vertientes distintas que se unen en el lugar. Un muchacho me recomendó subir por una empinada calle para llegar a la poza del Gringo. Al llegar remojé mis pies en sus aguas cristalinas y en medio de rocas y agua, también me bañé de historia.

A %d blogueros les gusta esto: