web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Salvadoreños deciden por playa, alegría y diversión en periodo vacacional
Salvadoreños deciden por playa, alegría y diversión en periodo vacacional
Mónica Saraí Martínez ofrece flotadores para los veraneantes que visitarán el Puerto de La Libertad y la costa salvadoreña. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

Salvadoreños deciden por playa, alegría y diversión en periodo vacacional

@JoakinSalazar

Sol, arena y playa con un toque de diversión es una de las opciones para la Semana Mayor, época de vacaciones para los salvadoreños. La Libertad, a 32 kilómetros de San Salvador es de los lugares más atractivos, principalmente por el comercio de mariscos y pescado seco, comida tradicional para la Semana Santa.
Desde la entrada al municipio de La Libertad, la música y cientos de flotadores dan la bienvenida a los turistas salvadoreños o extranjeros, quienes pueden adquirir los productos de tres dólares a más, a su llegada a la ciudad portuaria.
María R. de 46 años, llegó al Puerto de La Libertad con su hijo de 12 años y sus padres, entre risas disfrutó del mar. “Mi mayor alegría es ver la sonrisa de mis seres queridos, a mi hijo le encanta la playa y le había prometido traerlo”, dijo, mientras su familia permanecía sentada a la orilla de la playa.
Como ellos, decenas de familias viajaron al Puerto de La Libertad para disfrutar de la belleza de la  playa. Lugar para disfrutar, comer y comprar, hacer turismo interno y extranjero.

Comerciantes del Puerto de La Libertad ofrecen una variedad de productos en el malecón. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

En este periodo vacacional cientos de personas caminan por el muelle donde pueden comprar y disfrutar del ambiente cálido y ameno de sus residentes, quienes dedican su tiempo para atender al turista.
En La Libertad le ofrecen al visitante una serie de productos del mar, frescos y de precios razonables para la población. Corvina, boca colorada, conchas, langostas, camarones, son algunas de las opciones de las que pueden disfrutar los visitantes para consumo en el lugar o para el hogar.
El muelle recibe diariamente cargamentos de pescados y mariscos, los cuales son puestos inmediatamente en las manos del comprador, convirtiendo el lugar como uno de los principales puntos para el comercio a buen precio. Con precios entre $5 y $15 dólares son ofrecidos los pescados boca colorada, de entre cinco y diez libras.
De igual manera es un lugar para la preparación del tradicional pescado seco, donde es limpiado y puesto a reposar en sal, para luego ser colgado y que el sol haga su trabajo de forma natural.
Teresa Hernández, vendedora de pescado seco, aseguró que en los últimos días, pese a los hechos suscitados en la capital con el enjambre sísmico, muchos salvadoreños se han abocado para adquirir su tradicional pescado. Hernández explicó que “gracias a Dios hemos vendido y esperamos que siga así para los días Jueves y Viernes Santo”, los precios oscilan entre los 2.00 a 21.00 dólares para el pescado seco, lo cual varía en especie y tamaño del pescado.

Pescadores y turistas se mezclan en el muelle del Puerto de La Libertad. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

Además, se comercializan mariscos como la jaiba, langosta, almeja, concha, camarones, que van desde $3 dólares por libra hasta $15.00, de acuerdo al tamaño o tipo de producto que consuma.
Reina Salinas, comerciante de mariscos, reconoce que la venta se ha ido moviendo debido a que ha ingresado muchos turistas a comprar, situación que esperan siga mejorando lo que resta de la semana.
“La gente tiene diferentes opciones aquí en el Muelle, hay de todo para los gustos de las familias salvadoreñas. Conchas, camarones”, dijo Salinas.
En cuanto al comercio y consumo en el lugar, el Muelle de La Libertad tiene diferentes opciones para los turistas en las áreas de restaurantes y comedores para el gusto de la población visitante.
Una de las opciones es el Malecón del Puerto de La Libertad que cuenta con diferentes restaurantes, donde el plato cuesta entre siete y $15 dólares.
Asimismo, existe en las cercanías al Muelle, un área de comedores, en los que puede degustar un coctel de conchas desde dos dólares y de camarones desde tres dólares, además de platos fuertes entre cinco y diez dólares.
Es una opción, es económico y se disfruta en familia, comentó Antonio Ramírez, de 49 años, que llegó desde Soyapango al Puerto de La Libertad para disfrutar con amigos y compañeros de trabajo.
En el lugar existe una fuerte presencia policial, que resguarda las zonas comerciales y turísticas, lo que brinda tranquilidad a la población asistente al lugar. La Policía Nacional Civil (PNC) mantiene desplegados a cientos de agentes policiales y militares en las playas de La Libertad, como parte del Plan Vacaciones Seguras.

A %d blogueros les gusta esto: