web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Deportes » Rodillo azul
Rodillo azul
Rubén Batres festeja tras anotar un gol en el abultado triunfo de El Salvador 9-2 ante Islas Turcas y Caicos. Foto Diario Co Latino/CONCACAF.

Rodillo azul

Santiago Leiva
@Santileij

Los guerreros de playa se sirvieron con cuchara grande al marcar un debut arrollador en el Premundial de Fútbol Playa Bahamas 2017.

Los pupilos de Rudis Gallo le propinaron una paliza de 9-2 a la Isla Turcas y Caicos.

Necesitaron un poco más de tres minutos los “pescadores” cuscatlecos para imponer condiciones y 36 minutos para mostrar sus credenciales de favorito al título.

La lata la abrió Ever Ramos con un disparo cruzado poco después de los tres minutos de juego, y luego Agustín Ruiz aprovechó un disparo de Darwin Ramírez para desviar de cabeza y enviar la pelota al fondo de la red.

Habían pasado solo cuatro minutos y Fedeno Brooks ya había visto tumbada su cabaña en dos oportunidades. Tendría trabajo más adelante, pero al menos en la recta final del primer periodo se la pasó más tranquilo porque la Azul bajó revoluciones.

En la puerta de enfrente, su colega Eliodoro Portillo se la pasó más “relax”, ya que tuvo tiempo para las selfies, pues la ofensiva de Turcas y Caicos presentó un fútbol bastante rudimentario y no lo exigieron más que una sola vez en 12 minutos.

A la vuelta de las duchas, la fragilidad del rival invitó a los pupilos a Gallo a guardar oxígeno para el partido de hoy ante Panamá, y eso pasó por administrar la pelota y pasearla para dejar que el cronómetro se devorara el tiempo.

Se animó Darwin Ramírez con un potente derechazo que solo alcanzó a morder el horizontal y luego, en un despiste, a falta de poco más de tres minutos para cerrar el segundo acto Makenson Kaded puso el 2-1.

El tanto de los caribeños sirvió nada más para “torear” el panal. En adelante, los guerreros azules (ayer de blanco) pisaron el acelerador y en menos de dos minutos convirtieron cuatro goles.

Roberto Membreño puso el 3-1 después de robar un balón, luego sacó su látigo Rubén Batres y firmó dos dianas más a la cuenta. También Eliodoro Portillo se hizo presente en el marcador con un gol desde su propia meta. Así, el segundo periodo acabó 6-1 favorable a los cuscatlecos.

En el periodo de cierre, la primera ocasión para aumentar la cuenta la tuvo Darwin, pero remató mal y perdonó.

El tiempo, sin embargo, le permitió reivindicarse y fue el encargado de colocar el 7-1 faltando un poco menos de diez minutos.

Ever Ramos volvió a estampar su firma en las arenas caribeñas y lo hizo con un gol de buena factura. El cierre nacional se lanzó en chilena y logró batir nuevamente al cancerbero de Turcas y Caicos, fue el 8-1 ya lapidario. Mermó las penas Billy Forbes con el 8-2.

No obstante, el calvario de los caribeños acabaría con una nueva anotación de Batres, lo que significó el 9-2 definitivo.

Empero, más que la paliza, lo destacable de El Salvador es que mostró un fútbol más solidario, más colectivo, y quedó en evidencia porque “Tín” Ruiz no se obligó a cargar con equipo y los goles se distribuyeron.

En este mismo grupo Panamá se impuso a Costa Rica en los penaltis después de que empataran 1-1 en tiempo reglamentario.

A %d blogueros les gusta esto: