web analytics
martes , 26 septiembre 2017
Inicio » Opiniones » Reconocimiento histórico

Reconocimiento histórico

@arpassv

La Asamblea Legislativa ratificó ayer la reforma constitucional que reconoce la existencia y protege a los pueblos originarios. “El Salvador reconoce a los pueblos indígenas y adoptará políticas que mantengan y desarrollen su identidad”, buy viagra establece el inciso agregado al artículo 63 de la Constitución de la República.

La reforma fue aprobada por mayoría simple en abril de 2012, pero debía ser ratificada por mayoría calificada. Y fue anoche, en segunda votación,  que alcanzó los 56 votos necesarios para hacer realidad esta demanda histórica de las comunidades indígenas y organizaciones sociales que impulsaron la iniciativa. El presidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes, expresó que con esta medida “se comienza a saldar una deuda de 500 años”.

La reforma fue avalada por todos los grupos parlamentarios, excepto ARENA. El partido opositor, incluso, acusó de “vendidos” a los diputados de otros partidos de derecha que sí dieron el visto bueno a la medida. Así, la derecha oligárquica ratifica su vocación anti indigenista y racista manifestada principalmente con la masacre de 1932 donde fueron asesinados unos 30 mil indígenas y campesinos en el occidente del país.

En la ejecución de este genocidio participaron personajes como el general Tomás Calderón, jefe operativo de las tropas que cometieron la masacre. El general Calderón es el abuelo del ex presidente arenero Armando Calderón Sol (1994-1999) y de la diputada Milena Calderón de Escalón, una de las más furibundas opositoras a la reforma constitucional.

Los pueblos indígenas fueron invisibilizados durante los gobiernos de ARENA. Fue la administración del ex presidente Mauricio Funes que realizó los primeros gestos de reconocimiento y reivindicación de la población originaria. Ojalá que con la reforma constitucional, el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén impulse políticas integrales de apoyo a este sector históricamente marginado y excluido de las políticas públicas.

Este espacio editorial saluda la aprobación de esta reforma y, al mismo tiempo, insta a la Asamblea Legislativa a ratificar las reformas constitucionales sobre el derecho humano al agua y la soberanía alimentaria. Ojalá que los grupos parlamentarios que juntaron sus votos para reconocer a los pueblos indígenas, también aprueben estas reformas necesarias.

Un comentario

  1. si esto parece interesante

A %d blogueros les gusta esto: