web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Reconocer el bien y hacerlo donde esté y cómo sea

Reconocer el bien y hacerlo donde esté y cómo sea

Carlos Girón S.

Los seres que en la vida andan atentos a descubrir y hacer el bien allí donde esté y donde se pueda hacer, no requieren de mucho esfuerzo, pues saben que el bien está en todas partes y que se puede practicar de tantas maneras. Algo de esto conversábamos uno de estos días con una persona de buenos modales y sentimientos, como yo la conozco de hace muchos días.

Una ley natural dice que lo bueno atrae lo bueno y que quienes piensan en el bien igualmente lo atraen. La manera opuesta también funciona. Yo reconozco el bien y lo bueno que hay en lo que a continuación comento y lo que lo origina.

Esa persona con quien hablábamos me preguntaba si había leído una información reciente sobre la República Popular de la China continental y una fotografía alusiva, en portada, que publicó Diario CO-LATINO. Sí. Yo vi ambas cosas. Se relacionaban con la celebración del XIX Congreso del Partido Comunista de aquella potencia de gran actualidad.

Hay varias cosas que se pueden comentar acerca de ese evento en la nación asiática, pero lo que causa buena impresión son algunos de los conceptos que expresó el presidente chino Xi Jinping en su discurso, que hacen pensar que el comunismo no es lo malo como se le pinta y se le estigmatiza. Tales conceptos denotan el interés y la preocupación de este gobernante por el rumbo del mundo y de la humanidad, haciendo a la vez planteamientos y propuestas que perfectamente pueden apoyar sin pena muchos otros gobiernos, si no todos, del mundo, sin sonrojarse ni sentir que se “contaminan”.

Jinping muestra una seria preocupación, por ejemplo, por los daños que ya está causando el cambio climático con tantas manifestaciones, como los terremotos, huracanes, tifones, inundaciones, etc., que causan tremendas destrucciones y mortandad de personas en diversas partes del globo terráqueo. Entre otras cosas propone “implantar un sistema de reservas naturales, compuesto mayormente de parques nacionales”. Y sigue: “Asimismo, se compromete (el gobierno chino) a poner coto con firmeza a toda actividad que dañe el entorno ecológico, y sancionar decididamente a sus responsables”. Esas son palabras claras de quien de veras quiere hacer algo por el bien de la humanidad. Uno no acostumbra a escuchar otras declaraciones parecidas de otros gobernantes del orbe.

Más adelante expresó: “El partido (comunista) también llama a todos los países a esforzarse conjuntamente por un mundo limpio y hermoso, así como a hacer frente al cambio climático a través de la cooperación”, y a renglón seguido agrega: “Exhortamos a la gente de todos los países a que, aunando nuestras voluntades y esfuerzos, construyamos una comunidad de destino compartido para la humanidad, así como un mundo caracterizado por la paz duradera, la seguridad universal, la prosperidad de todos, la apertura y la inclusión, y la limpieza y la hermosura”. (lo resaltado es mío), Luego una frase muy certera: “No hay ningún país capaz de hacer frente por si solo a los desafíos que encara la humanidad, ni hay ningún país que pueda retirarse a una isla y encerrase en sí mismo”.

Y siguió: “Tenemos que perseverar en tratar el medio ambiente de forma amigable y hacer frente (insiste) en el cambio climático mediante la colaboración, a fin de proteger debidamente a la Tierra, el hogar del que depende la subsistencia del ser humano”…

¡Qué mensaje tan hermoso para el mundo y sus gobernantes! Pocos de estos pueden tener el alcance y la visión de Xi Jinping para reconocer los peligros que amenazan a la Tierra y la humanidad, y las acciones que es urgente emprender para evitar que caigamos todos en el precipicio de la destrucción total.

Para su propio país, el dirigente chino dice que su partido “se está esforzando por hacer de China un gran país socialista moderno, que sea próspero, fuerte, democrático, avanzado culturalmente, armonioso y hermoso”:

En todas esas citas del discurso del gobernante chino no se ve asomo de actitudes o amenazas guerreristas, o que planee invadir a otros países, ni para sojuzgarlos ni para saquearles sus recursos naturales. Él habla de paz, progreso, democracia, avance cultural, humanismo, no solo para China, sino para todos los países.

Tenía razón la persona con quien hablamos de recomendarme la lectura de esa publicación muy acertada de Diario CO-LATINO, no vista -claro está- en otras publicaciones, menos en forma destacada, sin duda por reconocer el valor del mensaje proveniente de la lejana Asia…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: