web analytics
lunes , 20 noviembre 2017
Inicio » Deportes » Real Madrid vs. Barcelona, un clásico que vale (casi) una Liga
Real Madrid vs. Barcelona, un clásico que vale (casi) una Liga
Real Madrid y Barcelona se enfrentan mañana en una nueva edición del Clásico Español. Foto Diario Co Latino/Archivo

Real Madrid vs. Barcelona, un clásico que vale (casi) una Liga

Madrid/dpa

Con la resaca de la Champions League aún en la cabeza, Real Madrid y Barcelona chocarán mañana en el Santiago Bernabéu en un clásico decisivo para el desenlace de la Liga española de fútbol.

La victoria del Real Madrid colocaría la copa prácticamente en manos de los blancos y asestaría un duro golpe a la hundida moral del Barcelona. Y al equipo azulgrana no le vale otra cosa que ganar si quiere seguir con vida en la Liga y de paso evitar un cataclismo.

A falta de siete jornadas para que concluya el campeonato, el Real Madrid llega líder al clásico con 75 puntos, tres por encima del Barcelona. Además, los entrenados por Zinedine Zidane tienen un partido menos en su cuenta, el que tienen que recuperar ante el Celta de Vigo. Un as en la manga.

“Por la proximidad del final de campeonato, esta es una jornada decisiva, un clásico de los que pueden casi sentenciar la Liga o dejarla muy abierta”, afirmó el entrenador del Barcelona, Luis Enrique.

Zidane, hombre cauto donde los haya, lo ve un poco diferente. “Para nada estará ganada la Liga si ganamos mañana. Es un partido más”, señaló el francés, que tiene a su plantilla en un momento de forma excepcional.

No puede decir lo mismo su colega en el banquillo azulgrana. Luis Enrique, que ya anunció el 1 de marzo que no seguirá la próxima temporada, vive sus peores días como técnico del Barcelona. Su equipo quedó el miércoles eliminado de la Liga de Campeones ante la Juventus de Turín y está dando síntomas de agotamiento en el tramo final del curso.

“Levantarse después de una derrota así es difícil pero tenemos el mejor estímulo, visitar el campo de nuestro máximo rival, no hay mejor sitio para un culé que ir a jugar al Bernabéu”, dijo Luis Enrique tras el choque con la Juventus.

Pero ese no es su único problema, el entrenador no podrá contar para el determinante duelo de mañana con el suspendido Neymar, salvo que el enredo jurídico en el que se encuentra su recurso se resuelva a su favor. Sin el eléctrico brasileño, el mejor de los azulgrana en el último mes, toda opción del Barcelona para asaltar el Bernabéu pasa por Lionel Messi y Luis Suárez. Pero ambos andan con la pólvora mojada.

“Es evidente que cada tropiezo es una mala noticia, pero hay que aceptarlo y afrontarlo, y veo al equipo en muy buena línea”, señaló Luis Enrique, que confía en una reacción de los suyos. “Sin ninguna duda, están preparados para levantarse una y mil veces”.

La última visita del Barcelona al Bernabéu acabó con triunfo azulgrana por 4-0, un resultado que fue el principio del fin de Rafael Benítez como técnico del Real Madrid. Sin embargo, los tiempos en los que los aficionados blancos iban a su estadio con un nudo en la garganta cada vez que recibían al Barcelona parecen ya lejanos.

El Real Madrid se quitó los complejos de la época de Josep Guardiola como técnico del Barcelona y ya mira los clásicos con una sonrisa.

Pero sin confianza excesiva, matizó Zidane. “Hay mucha gente que piensa que estamos confiados, pero no”, expresó el francés, cuyo equipo tumbó esta semana al Bayern Múnich en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

La eliminatoria, que se resolvió en la prórroga, dejó una gran noticia para el Real Madrid: el Cristiano Ronaldo más letal está de regreso. El portugués, actuando prácticamente de delantero centro, marcó dos goles en la ida y otros tres en la vuelta para tumbar al gigante alemán.

Así, por primera vez en mucho tiempo, es Cristiano Ronaldo y no Messi la superestrella que llega con mejores sensaciones al clásico. El portugués podrá contar además con todos sus escuderos, pues Gareth Bale ya se recuperó de unas molestias musculares y podría jugar mañana. Los diferentes estados de ánimo de uno y otro equipo tras la semana de Champions y el momento de forma de sus cracks colocan sobre el papel al Real Madrid con una ligera ventaja. Pero los clásicos ya demostraron en el pasado que no atienden a razones.

“El Madrid no es favorito mañana. Vamos a tener que trabajar y luchar. Nosotros vamos a jugar contra un gran equipo, lo sabemos”, comentó Zidane. El Real Madrid tiene la opción de dar un golpe a la Liga y noquear a su máximo rival. El Barcelona necesita ganar para mantener viva la llama de la Liga. Un triunfo blanco desencadenaría además una tormenta de consecuencias imprevisibles en el Barcelona, que se quedaría con la final de Copa del 27 de mayo como único aliciente de la temporada.

La jornada de mañana se completará con los duelos Real Sociedad-Deportivo de la Coruña, Celta de Vigo-Betis y Las Palmas-Alavés.

La fecha 33, que arrancó el viernes, se completa el lunes con el duelo vasco entre Éibar y Athletic de Bilbao.

A %d blogueros les gusta esto: