web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Deportes » Real Madrid suspira por otra semifinal ante un Bayern exigido
Real Madrid suspira por otra semifinal ante un Bayern exigido
Real Madrid recibe al Bayern mañana en la vuelta de los cuartos de la Liga de Campeones. Foto Diario Co Latino/Archivo

Real Madrid suspira por otra semifinal ante un Bayern exigido

El Real Madrid intentará obtener mañana su séptima clasificación consecutiva para las semifinales de la Liga de Campeones en un partido que le medirá en el Santiago Bernabéu a un Bayern Múnich exigido y contra las cuerdas.

Pocos pensaban hace una semana que el conjunto blanco iba a tener tan favorable su eliminatoria de cuartos ante el poderoso campeón del fútbol alemán, pero en Múnich se vio al mejor Real Madrid de la temporada y el actual campeón de Europa tiene todo a su favor tras su jugoso triunfo 2-1.

Ahora quiere refrendar ante su hinchada tan valioso resultado y confirmarse como el gran dominador de la Liga de Campeones en la última década, si a ello se asocia tan repetidas presencias en semifinales. Sin embargo, nadie se fía en el Real Madrid, dada la enorme entidad de su rival.

“Tenemos que hacer un gran partido, intentar ganar. No vamos a especular, no vamos a pensar en la ida. El Bayern no cambia en casa o fuera. Lo va a poner difícil. Tenemos un partido y lo vamos a tener que jugar muy bien”, afirmó hoy el técnico blanco, Zinedine Zidane, en rueda de prensa.

El Real Madrid quiere repetir la actuación de la ida, y más concretamente la segunda parte. Para ello repetirá el mismo equipo salvo por Gareth Bale, quien causó baja por molestias en el sóleo de su pierna derecha.

A partir de aquí comienza el casting de sustitutos y Zidane maneja dos alternativas principalmente. La primera es Marco Asensio, quien sustituyó al galés en la ida y realizó una gran actuación que incluyó una asistencia.

La otra opción, la favorita de los medios, es Isco. Fue el gran protagonista del sábado en el triunfo 3-2 de su equipo ante el Sporting de Gijón gracias a una exhibición de liderazgo y dos goles, uno de ellos en el descuento. Parece una alternativa razonable, pues Isco es un centrocampista que asegura posesión de balón y, por lo tanto, defensa de un resultado favorable.

Lo que no admite dudas es la presencia de Cristiano Ronaldo en la punta junto a Karim Benzema. El portugués fue la estrella del partido de Múnich gracias a sus dos goles y parece que la dosificación de esfuerzos que hizo esta temporada está arrojando frutos.

En el Bayern Múnich todas son incógnitas. Primero, en el plano táctico, pues no se sabe si irá a por todas desde el comienzo a costa de exponerse en defensa, o si por el contrario tendrá algo de prudencia en el manejo de los 90 minutos.

Pero, más que eso, al técnico italiano Carlo Ancelotti le preocupa saber con qué jugadores contará. Es seguro que no podrá alinear al central Javi Martínez tras ser expulsado en la ida, pero además tiene con problemas físicos a los defensas Mats Hummels y Jerome Boateng, más el delantero Robert Lewandowski.

No son futbolistas cualquiera, pero si al Bayern le queda un partido para arriesgar es el de mañana. Por eso apurará todas las opciones de contar con todos ellos, y principalmente con Lewandowski, a quien tanto echó de menos en la ida.

“Todos tienen posibilidades de jugar”, dijo hoy el italiano en la rueda de prensa. Aunque el que mejores perspectivas tiene es Lewandowski, máximo goleador del Bayern en la temporada. “Ha entrenado sin problemas. Está todo bien con él”, afirmó Ancelotti sobre el delantero polaco.

El Santiago Bernabéu será una caldera en ebullición. “Nuestra afición va a ser mucho más importante de lo habitual. Siempre les necesitamos, siempre están ahí, pero queremos que estén con nosotros a tope. Es siempre un plus tener esta afición del Bernabéu, y más en partidos tan importantes como este”, afirmó Zidane.

El Real Madrid quiere mantener vivo el sueño de ser el primer equipo en revalidar el título de la Champions desde la introducción del nuevo formato, pero el Bayern Múnich todavía no dijo su última palabra. La respuesta, en pocas horas.

A %d blogueros les gusta esto: