web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » ¡Quietos, polluelos!
¡Quietos, polluelos!
Marlon Cornejo del Santa Tecla festeja tras anotar el primer gol ante Águila, en el Estadio Las Delicias, donde vencieron a los emplumados 2-0. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez.

¡Quietos, polluelos!

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Santa Tecla despintó al Águila. El cuadro tecleño bajó a los emplumados de las nubes en un partido que no solo ganó con autoridad, pilule si no que obligó a los migueleños a jugar mal y acabar desquiciados. Aparte de perder 2-0 y ceder el liderato en el pasto sintético de Las Delicias, los anaranjados se quedaron sin dos piezas vitales: Deris Umanzor e Irvin Valdez, quienes fueron expulsados.

Han conformado los pericos el equipo con mayor regularidad a lo largo del torneo y el sábado lo volvieron a demostrar pegándole y moviéndole la pelota a un Águila que no está acostumbrado a perder, que llegaba a este duelo en la cumbre y que soñaba con poner tierra de por medio.

La ilusión de los migueleños, sin embargo, comenzó a desdibujarse antes de la media hora de juego y parte de esa culpa la tuvo Marlon Cornejo que, a los 23 minutos, abrió el marcador y puso a gritar de alegría a la hinchada local.

En su cancha, o donde juegue, el equipo del técnico Osvaldo Escudero se ha acostumbrado a administrar la pelota, a tocarla con autoridad en la zona ancha y a acarrear problemas por los costados. Ese es el fútbol que les ha permitido un campeonato y, ante Águila, sumó un triunfo más a su imbatibilidad.

Por el cartel que traían los anaranjados, se esperaba un partido más parejo, pero, al final, terminó siendo una víctima más de los pericos que acumulan ya 16 jornadas sin ver la derrota en este certamen.

Eso sí, al igual que frente al Alianza, a los tecleños les costó bastante trabajo anotar y, prueba de ello, es que para llegar al segundo gol, tuvieron que esperar hasta el minuto 82, por medio de Gerson Mayén. Para entonces, los anaranjados estaban en inferioridad numérica tras la expulsión de Deris Umanzor. A poco del final, también fue extrañado del terreno de juego Irvin Valdez.

Después de la victoria, Santa Tecla comanda la tabla con 38 puntos, uno más que Águila y que Juventud Independiente (Firpo) que, tras derrotar a Isidro Metapán, también dio alcance a los migueleños.

Los juventinos usulutecos consiguieron el sábado una trabajada victoria de 3-2 ante Isidro Metapán, después de estar abajo en el marcador 0-2 durante el primer tiempo.

No pudo empezar peor el partido para los usulutecos. A los tres minutos, en un “yerro” defensivo, hizo que el metapanecos José Ángel Peña abriera la cuenta para los jaguares y, luego, el mismo Peña incrementó el marcador a los 20 minutos.

Eso, obviamente, disparó el festejo anticipado de los cementeros, pero el panorama cambió radicalmente en la segunda parte. Los toros, gracias a un tiro de Daniel Melgar que se desvió en la defensa, consiguieron el 1-2, al minuto 48, y, en adelante, todo fue fiesta.

Luego, Harold Alas, de cabeza al minuto 54, consiguió 2-2, y, solo un minuto después, un tiro libre de Marvin Hernández que también se desvió entre los zagueros cementeros valió para el 3-2 definitivo en favor de los locales.

Les dio agua

La crisis de resultados dio un respiro y permitió un sorbo de agua al Sonsonate, que llevaba varias fechas sin conseguir un triunfo y tenía ya la sombra del descenso muy cerca. Los cocoteros consiguieron un aflictivo triunfo de 1-2 sobre el Chalatenango.

Los sonsonatecos se pusieron arriba en el marcador con un tanto de Óscar Móvil a los 20 minutos, pero en el ´56, Christian “el Pibe” Bautista puso las cuentas parejas nuevamente.

Parecía que el partido acabaría en empate, pero ya casi al final Edgardo Mira le dio el triunfo a los cocoteros.

Mientras tanto, en el Juan Francisco Barraza de San Miguel, el Dragón aprovechó su condición de local para derrotar a la UES que, obviamente, dejó ir un chance más para sacar ventaja al Atlético Marte en la lucha por el no descenso.

Wilman Torres, al minutos 55, puso el 1-0 favorable a los mitológicos y, luego, a cinco minutos del final, Wesley John anotó en su propia puerta para el 2-0 definitivo.

A %d blogueros les gusta esto: