web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » LAICIDAD » PRUEBAS Y LIBERTAD DE CONCIENCIA

PRUEBAS Y LIBERTAD DE CONCIENCIA

Miguel Ángel Dueñas Góchez*

Entre los días 11 y 12 de octubre fueron los exámenes de la PAES (prueba de aprendizaje y aptitudes para egresados de educación media), y quienes se someterían al examen de nuevo ingreso de la Universidad de El Salvador (UES) lo harían esa misma semana (14 de octubre). Pude ver en las redes sociales muchas madres y padres, en su mayoría profesionales (doctores, doctoras, docentes y otros), pidiéndole a Dios para que sus hijos e hijas salieran bien en sus calificaciones. Mi pregunta es, si sus hijos e hijas habían estudiado conscientemente, ¿cuál era la preocupación de sus progenitores/as, esperando ayuda de Dios para que pasaran las pruebas, tanto de la PAES como de la UES, lo cual se supone es un repaso de lo estudiado en años anteriores?

En otra ocasión me inquietó la acción de un médico que, teniendo que operar a una persona que solicitó sus servicios, primero se puso a orar antes de atender a su paciente; entonces le pregunté: ¿por qué hace una oración antes de iniciar la operación?, si usted es un buen médico y conoce muy bien su especialidad, no es necesario que alguien intervenga por sus acciones. A lo cual me respondió: Es para tomar valor y con ello siento que me desempeño mejor.

Por lo tanto en un Estado laico y una comunidad laica, es permitido este tipo de reflexiones, pues cada persona es libre de creer o no creer en deidades para obtener una meta, un objetivo planteado o para lograrlo sin ninguna creencia.

De acuerdo a lo anterior, cito el artículo “Laicidad, una exigencia democrática” de César Tejedor de la Iglesia (miembro de Europa Laica), “El rasgo fundamental de un Estado democrático de derecho es la defensa de los derechos y las libertades de los individuos en condiciones de igualdad. La laicidaD del Estado, como condición jurídica que garantiza la salvaguarda de la libertad de conciencia y la igualdad de todos, independientemente de sus opciones de conciencia, género, orientación sexual o condición física, se constituye así como una condición sine qua non de toda genuina democracia”.

* Lic. en Relaciones Internacionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: