web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Proyecto Cultural Sur Vancouver » Proyecto Cultural Sur Vancouver

Proyecto Cultural Sur Vancouver

Palabra en el Mundo es una actividad de Proyecto Cultural Sur que mueve a gente de todo el mundo durante el mes de mayo.

Escritores y lectores, profesores y alumnos, músicoS, artistas, mujeres y hombres preocupados por lo que ocurre en países donde se ha perdido la paz, por quienes desean vivir en paz.

La naturaleza ofrece imágenes que son una maravilla: un amanecer, una luna llena, un río de aguas transparentes, y que también es colérica y desata tormentas, sismos, incendios.

Y la humanidad que vive tranquila, que trabaja con alegría y que corre en auxilio de quienes se ven en apuros, la humanidad que prefiere pensar que las crisis económicas son naturales y busca refugio y busca refugio y trabaja más, ayuda más, llega al punto de romper la paz y pasarse al bando de los guerreros y produce ruinas, dolor, muerte.

Convocar a la gente en un movimiento que valore la paz como exigencia cotidiana podría calar tan hondo que incluso familias en lugares prósperos discutirán sus diferencias más tarde, o nunca.

Es un error creer que es divertido ver películas de asesinos, aunque terminen derrotados, creer que eso ayuda a mantenernos en paz. Creo que más bien contribuyen a hacernos personas dominadas por el miedo, pues parece confirmar que la humanidad es naturalmente mala y que hay que mantener cerradas puertas y ventanas.

En un centro comercial, frente a una luminosa tienda de ropa, hay un cine que vende imágenes de horror como lo es un tipo que roba y mata, parece negar la importancia vivir en paz.

Pero, ¿cómo lograr la paz entre vecinos? En algunos lugares se busca la paz con un perro en el patio, con fierros atravesados en las ventanas y más cerraduras.

Hace falta pensar por qué algunos humanos son violentos y, sobre todo, cómo ayudar para que dejen de serlo.

Fue fácil pensar en tribunales y cárceles. Quizás sean las escuelas las que evitan la maldad, y quienes no fueron a la escuela, ¿serán los malos?

No lo creo. Gente que no fue a la escuela trabaja, forma una familia, muere en paz.

¿Cómo evitar a los que he llamado guerreros, que todo lo arreglan con golpes, que están incluso dentro de las escuelas, en lugares de trabajo, en las calles.

Para aumentar la paz y conservarla, ¿hacen falta más investigaciones acerca de la humanidad?

A %d blogueros les gusta esto: