web analytics
viernes , 17 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Presidente dominicano promulga ley para dar nacionalidad a hijos de extranjeros

Presidente dominicano promulga ley para dar nacionalidad a hijos de extranjeros

Santo Domingo/AFP

El presidente dominicano, click Danilo Medina, sovaldi sale promulgó el viernes una ley que permitirá reconocer como dominicanos a los hijos de inmigrantes irregulares nacidos en el país, pharmacy una norma que beneficiará principalmente a los descendientes de haitianos.

La ley, presentada por Medina el 15 de mayo y aprobada la noche del miércoles por el Senado local, prevé que los hijos de inmigrantes ilegales que figuren en el registro civil sean “acreditados como nacionales dominicanos” por la Junta Central Electoral (JCE).

Los beneficiarios solicitarán la acreditación de sus documentos sin costo alguno, con la salvedad de sanciones para quienes hayan incurrido en falsedad de documentos.

La aplicación de la ley depende ahora de la publicación de un reglamento, aunque “básicamente la reglamentación tendría que ver con los procedimientos relacionados con la naturalización”, dijo a la prensa el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, César Pina Toribio.

En ese sentido, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos manifestó este viernes su “preocupación” por la situación de las personas que no fueron registradas cuando nacieron; aunque también expresó su “beneplácito” por la aprobación de la norma.

Controvertido fallo

Esta ley resuelve la controversia ocasionada por un fallo del Tribunal Constitucional, que el 26 de septiembre de 2013 determinó que no son dominicanos los hijos de inmigrantes indocumentados o de extranjeros en tránsito, afectando principalmente a la comunidad de haitianos.

Aún cuando figuren en el registro civil y hayan nacido en el país, unos 24.000 hijos de extranjeros, registrados desde 1929 y de los cuales 13.000 son descendientes de haitianos, habrían sido considerados irregulares por el Estado.

A pesar de que hubo debates sobre la constitucionalidad de algunos artículos de esta ley, los senadores aprobaron la pieza en dos lecturas consecutivas, mecanismo que le dio carácter de urgencia y lo liberó del estudio de una comisión, tal como había hecho cinco días antes la Cámara de Diputados.

Para lograr el apoyo a la aprobación de esta normativa, el presidente Medina se reunió dos meses antes con los líderes de los partidos políticos y de organizaciones religiosas con disimiles opiniones sobre el fallo, que además fue criticado por varios organismos internacionales.

Tras la aprobación de la ley en el Senado, el movimiento Red Nacional por la Defensa de la Soberanía presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de inconstitucionalidad contra esta ley, pero el organismo dio un plazo de cinco días para que las partes refuercen sus argumentos.

“Siendo parte de la patria común de los dominicanos, como dice el artículo 5 de la Constitución, es de nuestro interés determinar quiénes habitamos esta patria común”, justificó el abogado Juan Miguel Castillo, directivo de la entidad demandante.

Presión internacional

Medina, que llegó a reconocer la gran “presión internacional” sobre su país a raíz del fallo, se mostró abierto a buscar una solución humanitaria e inició un proceso de diálogo con Haití -con la mediación de Venezuela-, que desarrolló en medio de desacuerdos y en cuyo momento más crítico ocasionó la ruptura de nexos diplomáticas entre ambos países el 28 de noviembre pasado.

Dos días antes, 15 países de la Comunidad del Caribe (Caricom) suspendieron la solicitud de República Dominicana para adherirse hasta que el país no tome medidas para resolver el conflicto migratorio con Haití.

De su lado, el 6 de diciembre pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó de “discriminatoria” la sentencia luego de que una comisión visitara el país centroamericano. Sin embargo, el gobierno dominicano tildó de “subjetivo” el informe.

La Junta Central Electoral, que desde 2007 ya venía retirando actas de nacimiento y cédulas a hijos de haitianos indocumentados, deberá ahora reconocer estos documentos, con base en la nueva ley.

La polémica sobre este fallo se desató luego de que Juliana Deguis, de 30 años, demandara su nacionalidad dominicana luego de que se la negaran por ser hija de haitianos en condición de irregulares pese a haber nacido en la isla.

A %d blogueros les gusta esto: