web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » poeta salvadoreño obtiene premio en Guatemala
poeta salvadoreño  obtiene premio en Guatemala

poeta salvadoreño obtiene premio en Guatemala

Iván Escobar
Periodista

Mario Noel, here ha ganado el primer lugar de la edición de los IX Juegos Flores Trinacionales de Esquipulas, find Guatemala. Un festival regional, cialis al cual concurren escritores y escritoras de la región para dar a conocer sus obras, sus poemas, su aporte a la literatura Centroamericana.
Mario Noel Rodríguez, resultó ganador de esta IX edición de los Juegos Flores Trinacionales de Escquipulas. Razón por la cual el próximo 4 de julio viajará al vecino país para participar en la ceremonia de premiación de los ganadores en la rama de Prosa y Verso.
El 16 de julio fueron revelados los nombres de los ganadores. Fue en Esquipulas donde se llevó a cabo la “Apertura de Plicas”, como se conoce a la develación de los nombres de los ganadores de esta nueva edición de los Juegos Flores.
La ceremonia de revelación de los ganadores fue en el local que ocupa la Escuela Municipal de Música, en el interior del Gimnasio Municipal de Esquipulas, se ha conocido tan pronto se tomó la decisión.
Fue en presencia de los medios de comunicación, de los representantes de la Comisión Organizadora del Noveno Festival Trinacional de Arte y Cultura, la Reina Saliente de Juegos Florales: señorita Karen Gabriela Peralta Peralta, la Reina Entrante, señorita Keren Saraí Enríquez Romero y su familia, la licenciada Argentina Vidal de Morales quien será homenajeada en los Juegos Florales de este año, escritores y personalidades invitadas, un representante de la Municipalidad que se conocieron los nombres de los ganadores de la edición 2014.
En la rama de Prosa, el primer lugar, fue otorgado al poeta salvadoreño Mario Noel Rodríguez, quien presentó el cuento titulado: “El beso de Ana Frank”, “una historia que trata de una privación de libertad a una joven de 15 años”, nos comparte el escritor, luego de conocer la nominación.
El segundo lugar en esta misma rama de Prosa, lo ganó José De León Rodríguez, originario de Jocotenango-Sacatepéquez, con el cuento “El Camino Equivocado; y el tercer Lugar, fue para Pedro Francisco Granados Salazar, originario de la ciudad de Guatemala, con el cuento: “¿La Siguanaba?
En la rama de Verso, los ganadores son: primer lugar, Vilma Julieta Calderón Chávez, originaria de Quetzaltenango, con el poema: “La Voz del Universo”; segundo lugar, Norman V. Contreras López, originario de Quetzaltenango, con el poema: “Salmos”; y el tercer lugar, lo ganó Jorge Filiberto Pinto Marín, originario de Estanzuela-Zacapa, con el poema: “Arquitectura de la Nostalgia”.
“El beso de Ana Frank”, como se llama mi cuento, trata de una privación de libertad a una joven de 15 años. Durante el cautiverio escribe la historia de su secuestro y del horror que vive. La historia es narrada en primera persona. Cuando siente morir, para hacer menos doloroso el momento, piensa en el beso que recibió a los siete años de su compañerito de grado. Tanto Ana Frank como mi personaje sufren la pesadilla del encierro”, nos comparte detalles el autor de la obra.
Mario Noel estudió literatura, camino que lo llevó por diversos oficios; algo que nutrió su obra literaria y que hoy en día podemos apreciar en sus diversos escritos.
Nace a la vida literaria conformando el grupo literario “El papo, cosa poética”, cuyos miembros poseen una trayectoria literaria; desde sus comienzos, su obra se caracterizó por ser una búsqueda de la invención. Ejemplo fue su: “Este andar sobre las aguas”, cuyo diseño fue un referente entre los estudiantes universitarios de diseño de los años noventa.
Es un escritor y poeta que se considera heredero de la gran poesía latinoamericana de: Pablo Neruda, César Vallejo, Octavio Paz, Julio Cortázar entre otros, sin embargo cree que en el país hay escritores de gran valía, que por a o b motivos no se les ha considerado como tales. Resalta las figuras de Roque Dalton, Claudia Lars, Hugo Lindo, Raúl Contreras, Pedro Geoffroy Rivas, el mismo Francisco Gavidia, son un ejemplo de grandeza y de gran importancia en su obra.
En los últimos años ha incursionado en el performance poético. En 2008 montó un homenaje multimedia a Frida Kahlo con la artista visual Alexia Miranda.
Además ha sido un creador de múltiples proyectos, entre otros: Encargado de Café literario y Cine Club en Universidad Pedagógica de El Salvador; de Cine Club, en Palacio Tecleño de la Cultura y las Artes; fundador y actual presidente del Foro de Escritores de El Salvador.
Es fundador del grupo literario “Tareya”; fundador de la Casa de Juan Caminos; y fundador de la Cofradía de San Simón.
Entre las ediciones y publicaciones que ha realizado en su trayectoria están: el CD: “Jorge Galán, en otras voces”; Breve breve que la vida es breve, Agítese antes de leer, La costilla, Por aquí pasaba un río, Hambre de vivir, Epitalamio, Este andar sobre las aguas, Foto movida, Sonectud, Estado Vallejo, Irakundia, Rumor del rocío, Brasil poemas para cantar un país, Ruiseñoras del
Edén y un CD conteniendo su libro: Yo quiero ser frijol mágico (leído por niños), Cuento abejas para despertar (ilustrado por Salvador Llort).
Ha sido un hombre que ha tenido una gran trayectoria, y sus poemas han sido traducidos al portugués y al inglés; así mismo ha desempeñado un trabajo intenso en el país, con diversas generaciones, y en los últimos años ha estado trabajando de cerca con el Plan Nacional de Lectura, que impulsa la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la República.
A lo largo de su carrera literaria Mario Noel, ha dejado en claro que el centro de su obra no se limita a la poesía, ha incursionado en la narrativa, el ensayo y el periodismo cultural.
Producto de la incansable trayectoria ha cosechado reconocimientos locales e internacionales, entre estos a su libro “Nombre de Guerra” con el cual ganó el primer premio de ensayo en el concurso de homenaje a Roque Dalton, organizado por la Universidad de El Salvador en 1998; luego su poemario “Parábolas a la luz de la vida” (1989), y su libro de testimonio “Carta después de la crucifixión” obtuvieron galardones en el certamen literario Reforma, de la Iglesia Luterana, según registra el “Diccionario de Autoras y Autores de El Salvador”.
A nivel internacional ganó en el Certamen de la caja de Compensación “Javier Carrera”, Santiago de Chile, 1984, con su poemario: “Salarrué”; los premios poéticos de los Juegos Florales Hispanoamericanos de Mazatengango (Guatemala), conferidos a sus libros: “Hambre de vivir” (1992) y “La costilla” (1994), se recopila en la edición de autores salvadoreños.
También ganó en los juegos florales de Quetzaltenango (Guatemala), y dos premios de poesía, otorgados por el Club de Leones de Buenos Aíres, Argentina a sus obras “Alejanía” (2000) y “Roque Dalton” en 2001.

A %d blogueros les gusta esto: