web analytics
Jueves , 25 Mayo 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poesía de Salvador Marinero
Poesía de Salvador Marinero

Poesía de Salvador Marinero

ROMPER LA OLA 

O ROMPER LA MANO

No sé si romper la ola o romper la mano

Si buscarte entre horizontes de plata o encontrarme entre arrullos nocturnos

Si tratar de buscar en tu alma rota o coser la mía

Si verte partir por un sendero de perfume de naranjas o ponerme la maleta al hombro.

No sé si romper la ola o romper la mano

Si cargar con la cruz del recuerdo o con tu llanto silencioso

Si doblarme las mangas o desnudarte entre memorias

Si romper el silencio gritando tu nombre bajo el agua o ahogarte en la espuma.

Es mejor romper la ola que romper la mano

Que duela menos la agonía del tiempo que torpe te sigue entre agujas invisibles

Sí, es mejor, divisarte en mi horizonte mientras soy un ave, un pez o un zumbido de abeja

Sí, es mejor, que mientras la noche se acaba mi alma vuele extraviada buscando lo indivisible, lo que no tiene forma, así, como lo tuyo y lo mío.

 

QUE TE MATE UN POEMA

Que te mate un poema

Que te quemen sus formas

Que te envuelva entre palabras indescifrables

Que te hable de ti sin desnudarte

Pero que te avergüence.

Que te mate un poema

Que sus ritmos desencadenen mariposas de infortunio en tu yugular

Que vuelen tus tripas mortales entre sus sonidos

Que ahí donde estés sentada,

Te amarre las piernas y te toques el pecho queriendo devolverle honores al pasado

Ojalá y te mate un poema mi amor,

Ojalá que te cubra los ojos

Que haga derretir tu fe y la convierta en abismos de carne fría

Que te mate o que te salve,

Ya me da lo mismo

 

EL ELEFANTE

A veces juego a que soy soldado en plena guerra interplanetaria y salgo chulón disparando a todos los que me miran de reojo.

A veces juego a que soy princesa entre incendios provocados por un temible dragón de dos colas y vivo en la espera del quijote.

A veces, pero solo a veces, juego a que soy padre de tres hermosos elefantes pero luego me destrozan la casa y ya no los quiero ver.

Muy pocas veces me estorba esta mi camisa que me amarran por la espalda y que me impide simular mi trompa furiosa.

 

Oración a la noche

Clamor de victima camino a su ejecución

Negro noche, ejecución abatida

Soy sólo lo que queda…

Tres segundos de placer al cerrar los ojos

Una ráfaga de dolor al abrir la boca

Soy los últimos pasos que no vuelven atrás

Lo que hice

Lo que quité

El sueño que asfixié

Y la luz del sol que nunca volverán a ver

Negro noche,

Negro sangre. Sálvame de mí.

 

MARÍA

Ella es una hiena pero le dicen María

Rompe la noche con sus botas de almíbar y su cara de ángel

Cuando camina, sube sus medias de seda con uñas de alfiler que a su vez usa para desinflar voluntades ajenas.

Es una hiena dice el olor que va dejando su rastro mientras bate el cabello que más parece un frio manantial dorado de pequeñas miradas extraviadas.

De noche va, recorriendo los lugares donde la buena voluntad cambia de nombre.

Mientras ríe, la María busca como devorar su siguiente presa ajena, cómo perfumar sus huesos con pétalos de placer y desahucio,

Como ensartar sus dientes para terminar penetrando la mirada en el olvido de la noche sin luna.

Con piernas como de melocotón maduro, como de roble llovido, sigue caminando la hiena a la que a veces le dicen María.

 

TAN VACÍO

Entre versos escritos que no dicen nada

Como palabras que se las lleva el viento al voltear la hoja

Así vuelan mis recuerdos

Como cuando fui adulto teniendo doce

Suena el disparo

Tan hueco

Tan Vacío

 

Tan Mío

Ahora soy dinamita incrédula

Al no cederle opinión ni a mi sombra

Busco entre libros esos años extraviados que me van dejando tan vacío,

Tan obsceno, mentiroso e invisible.

Caminan junto a mí,

Quebrándose marchitos mis amores

Pero no me importa,

Ni yo

Ni eso

Ni todo ni nada.

 

SIEMPRE ELLA

Si cierro los ojos

Y recorro el pasado

Como a cualquier casa vieja

Vería a mi madre.

Saludándome de frente, en tacones y con sus manitas cheles

Corriendo al verme aparecer entre verdes veredas de asfalto.

La vería de nuevo

Ahora de rubio y midiéndose un vestido frente al espejo

Hermosa como siempre como con rosas entre las manos.

Ahora cierro los ojos,

Y el tiempo nos ha cambiado

La veo corriendo, ilusionada, alimentándose de futuro

Hablando otras lenguas entre trenes oscuros.

Sí, sigue siendo ella, libre, bella, siempre ella.

 

PARA CONQUISTARTE

Para conquistar el mundo…

Entre más afuera, más adentro

Metérselo al bolsillo y caminar en silencio como

/quien roba la luz,

Como quien va siempre sediento

Entre más afuera, más adentro

Camínalo, tuércele el brazo, mastícalo con una sola muela

Entre más afuera: Más libre, más incrédulo, más vacío

Entre más adentro: más calmo, más silencio, más anhelos que amaestrar

Entre más afuera, más adentro

Iluso el hombre de gran corazón que buscando la felicidad ajena no ha encontrado la suya,

Débil el hombre fuerte que buscando su felicidad no procura la de otros.

Entre más adentro, más afuera y así tocaras lo inconquistable

 

HABITAR ESTE ANTIGUO PLANETA

Entre manos a sombras en cuevas infinitas

Está escrita la línea temporal de mi existencia,

Habitar este antiguo planeta

Es ver nacer y morir a mi abuela más de un millón de veces

Es seguir sus infortunios y necedades hasta la eternidad

Es verla parir una y otra vez..

Habitar este antiguo planeta

Es escuchar su casando corazón en el galope de una gacela

En el llanto de un niño,

En el disparo de la media noche que nos deja sin alma.

Es callar, es ver, es rendirse.

Habitar este antiguo planeta

Es dejar al humano atrás y convertirse en súper hombre

Es llegar primero, es hacer la guerra

¡Vamos! ¡Habitemos nuevas galaxias!

Convirtamos sus aves en nuestras

Coloquemos la bandera del mundo sobre su columna vertebral

Hagamos la guerra, hagamos tributo a sus dioses con nuestros desperdicios

Esclavicemos a su pueblo y transmitámoslo en vivo

Enfermemos a su gente con sonrisas falsas y palabras sin valor,

Enseñemos nuestro idioma de señales y mostremos nuestras mejores mascaras.

Entre manos a sombras en cuevas infinitas

Está escrita la línea temporal de mi existencia.

Así, infinita, por los siglos de los siglos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: